¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Toyota revisa al alza sus objetivos de venta europeos, un 25% más en 2025

    Crisis es sinónimo de oportunidad, dicen. Toyota y Lexus están aumentando su cuota europea mientras sus rivales retroceden en ventas. Y aunque los híbridos tienen fecha de caducidad para 2035, ahora mismo se venden bastante bien, especialmente en el corazón de gama.

    Matthew Harrison, responsable de Toyota Europe, ha declarado en una entrevista a Automotive News que los vientos soplan a favor del grupo japonés. Por ello, incluso en mitad de una crisis galopante originada por la pandemia de COVID-19, los números están sonriendo, por lo cual los objetivos se están quedando cortos.

    El primer trimestre fue muy favorable para Toyota y Lexus en la zona, que incluye a la Unión Europea, Israel, Rusia, Turquía y algunos países centroasiáticos. Se vendieron 287.678 unidades, pero cerrado el segundo trimestre, se han acumulado unas 600.000 unidades. En otras palabras, el segundo trimestre fue un poco mejor que el primero.

    Por lo tanto, es razonable pensar que se pueda mantener el ritmo y vender 1,2 millones de unidades en la zona, por encima de los 1,1 millones proyectados para el 2021. Es más, se eleva la apuesta para la primera mitad de la década, un 25% adicional.

    Toyota Europe logró más de 1.000.000 ventas en 2019, algo que no lograba desde hace 10 años antes

    Toyota Corolla TS GR Sport

    El objetivo de ventas de 2025 se anunció en enero de 2020, antes de que la pandemia representase un problema más allá de la zona de Wuhan (China). Se habían previsto 1,4 millones de unidades, y eso considerando que los futuros lanzamientos iban a funcionar bien y sin tantas complicaciones añadidas.

    La apuesta de Toyota ha sido muy fuerte en los segmentos de mayor venta, B y C. Respecto al primero, 2020 ya tenía al Yaris renovado en el horizonte, y los planes para lanzar su versión B SUV -Yaris Cross- estaban ahí. Este modelo llega al mercado este año. Y todavía falta el sucesor del urbano Aygo.

    En cuanto al segmento C, el C-HR funciona como un tiro desde que apareció en el mercado, ya por encima de las previsiones del fabricante, y el reemplazo generacional de Auris por Corolla en compactos fue buena idea. De los pocos modelos que subieron en ventas en 2020, uno de ellos fue la familia Corolla (+2,9%), con tres carrocerías y presentado a principios de 2019.

    

    Toyota Yaris Cross, novedad para 2021

    Hay que entender el contexto, ¿qué hace la competencia?

    Bien, hay que entender que se están dando varios fenómenos concurrentes. Uno de ellos es la crisis de los microchips, que afecta a las cadenas logísticas de todos los fabricantes, pero también es cierto que a unos más que a otros. Hace 10 años Toyota reorganizó su cadena logística por el desastre del tsunami y terremoto, haciéndola más robusta.

    Por otro lado, varios fabricantes están concentrándose en estrategias menos ambiciosas de venta, potenciando el margen por unidad, reduciendo la competencia. Eso permite a Toyota pescar más clientes. Por ejemplo, el Aygo lleva varios años en el mercado y tiene ya una cuota del 10% por la retirada de diversos modelos del segmento A. No se desinfla.

    Solamente los derivados de la plataforma GA-B (Yaris, Yaris Cross y sucesor del Aygo) van a suponer un volumen de 500.000 unidades al año, o más. A lo largo de la década la cuota de Toyota y Lexus se espera que crezca del 6,6% (primer trimestre de 2021) al 7 o 7,5% para el 2030 en Europa, excluyendo países que Toyota considera «Europa».

    El éxito comercial de los híbridos (con bajas emisiones de CO2) permite a Toyota vender todos los coches de «altas» emisiones que puede, incluyendo al GR Yaris, un utilitario vitaminado de 261 CV sin hibridación alguna

    No obstante, este salto representa un desafío, porque los productos que reemplacen a Corolla, C-HR, familia Yaris, etc. tendrán que estar más electrificados según nos vayamos acercando a 2035. Ídem respecto a Lexus, que también está en proceso de transición de los híbridos a eléctricos y pila de combustible de hidrógeno.

    Toyota y Lexus serán más eléctricos, pero no a corto plazo, la transición es más lenta al tener híbridos

    Actualmente Toyota tiene un papel mínimo en ventas de eléctricos, unos 10.000 coches a nivel mundial en 2020, cantidad que pretende multiplicar por 50 en solo un lustro, hasta el medio millón anual. Para 2021 la previsión es llegar a 30.000. La carta de los híbridos se jugará todo el tiempo que se pueda, aunque eso implica no tener plataformas optimizadas para vehículos a baterías del todo.

    Por tanto, los datos nos arrojan esta evidencia: los híbridos no enchufables se consolidan como una opción valorada por los consumidores europeos, pese a su anunciada caducidad, como solución de transición. A diferencia de híbridos enchufables y eléctricos puros, son más asequibles, sin gran diferencia entre lo que costaba un diésel en el mismo segmento previamente. Toyota abandonó el diésel en turismos europeos de forma anticipada, durante 2019.

    Fuente: Automotive News