¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Un segundo Tesla Model S, incenciado tras un accidente

Un Tesla Model S sufrió recientemente un aparatoso accidente en México. Después de volar sobre una rotonda y chocar contra un muro y un árbol, el coche quedó completamente destrozado. El Tesla Model S accidentado se incendió, lo que supone el segundo incendio conocido del modelo en un corto periodo de tiempo. ¿Se avecina una nueva crisis para Tesla?.

Un Tesla Model S tuvo un grave accidente hace apenas unos días. El suceso ocurrió en México, en la ciudad de Mérida, donde el conductor del Tesla perdió el control del vehículo, al parecer por un exceso de velocidad tras pasar por un paso de peatones sobreelevado. El coche salió volando, y terminó impactando contra una rotonda, un muro de hormigón y posteriormente contra un árbol.

El impacto múltiple debió de ser bastante grave, desde luego, y de hecho en la foto y en el vídeo se aprecia cómo el vehículo quedó destrozado, sobre todo en su parte delantera, aunque afortunadamente el habitáculo resistió perfectamente y no hubo que lamentar heridos graves, pudiendo salir el conductor por su propio pie.

Aunque el Tesla Model S es un modelo suficientemente "exótico", el accidente probablemente no sería noticia si no fuese por lo que sucedió justo después. Y es que, como se puede apreciar en el vídeo, el coche sufrió una impactante explosión, incendiándose, lo que pone una vez más en tela de juicio la seguridad de los coches eléctricos ante accidentes, con un riesgo potencial de explosiones.

En concreto, es la segunda vez que se tienen noticias de un incendio de un Tesla Model S. En la anterior ocasión, el incendio se produjo a causa de un gran objeto metálico que penetró en las baterías del coche, lo que provocó una gran crisis para Tesla, que vio como sus acciones en bolsa se desplomaban, con lo que la compañía especializada en coches eléctricos sufrió una pérdida multimillonaria de su valor en apenas unas horas.

En esta ocasión, el incendio en el Model S se produjo a consecuencia del propio accidente y los impactos sufridos, por lo que parece más justificable. De hecho, probablemente en las mismas circunstancias un coche de gasolina también terminaría incendiándose, así que no se puede afirmar que un eléctrico, y en particular el Model S, sea por su propia concepción más inseguro o propenso a incendios. Pero quién sabe si este incidente no supondrá un nuevo problema para Tesla...

Fuente: Progreso Hoy

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto