¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La Unión Europea estudia una petición para imponer una fecha límite a la combustión

    Los fabricantes de coches ya han dejado claro que su objetivo son los coches eléctricos, pero no renunciarán a la combustión tradicional de inmediato. Una gran mayoría ha comenzado una transición con el horizonte marcado en 2030, mientras que otros abogan por una década más. La Unión Europea estudia la petición de países miembros para apuntar una fecha tope.

    En cierto modo, ningún país puede obligar a los fabricantes a cambiar su modelo de negocio de la combustión a los coches eléctricos, y menos de inmediato. No es posible, porque implica una transición a nivel industrial y también se necesita una enorme inversión para el desarrollo de una gama de modelos de cero emisiones que ofrezcan las prestaciones de la combustión.

    Unas prestaciones que se centran en la autonomía máxima con una carga y los tiempos de carga, además de una infraestructura de cargadores a la misma escala que las estaciones de servicio que, en determinados países de Europa es posible, pero no en muchos otros. Las marcas saben que dominar las emisiones pasa obligatoriamente por los coches eléctricos, aunque transformar una marcano es fácil. Implica muchos factores, y como el precio de las baterías es todavía muy elevado, hacer que los clientes compren coches con esta propulsión es casi imposible.

    Detalle Prueba Ford Mustang Mach-E 2021
    Los coches eléctricos se impondrán en 2030, estimando que supongan el 70% de las ventas anuales

    2030 es el máximo que una gran mayoría de marcas se ha propuesto para terminar con los coches de combustión

    Jaguar en 2025, Ford, Audi, MINI y Volvo en 2030, y otros como Volkswagen han anunciado que seguirán con los motores de gasolina y los híbridos enchufables hasta 2040. Disparidad de plazos que la Unión Europea, a petición de 9 países miembros, quiere acotar. Países Bajos y Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo, Austria, Irlanda, Grecia, Lituania y Malta son los solicitantes de la medida.

    La propuesta la lidera Dinamarca, cuyo ministro de Clima, Energía y Recursos, Dan Jörgensen, ha señalado en declaraciones a Reuters que «Necesitamos acelerar la transición verde en el transporte por carretera y, como legisladores, enviar un mensaje claro tanto a los productores como a los consumidores». La Comisión Europea de Transportes tiene preparada una nueva propuesta para rebajar las emisiones en un 55% en 2030 comparado con los valores de 2030, que presentará en junio.

    Reino Unido ya ha anunciado la prohibición de vender coches y furgonetas con motores de combustión en su territorio, a partir de 2030. Pero la petición de estos nueve países tiene un trasfondo mayor. Y es que también se busca una normativa estándar para todos los países de la Unión, ya que uno de los grandes problemas es el veto a la libre circulación de personas en el espacio europeo si éste se desplaza con un coche de gasolina o diésel y su destino es un país que solo admite coches eléctricos. Este es el gran problema que la Unión Europea tiene que solventar.

    Fuente: Reuters