¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen admite que los eléctricos no serán tan populares como se había planificado

Hace mucho tiempo que Volkswagen dejó de ser "la marca del pueblo". Pero la inminente llegada de los primeros eléctricos a la gama de la firma alemana trata de dejar a las claras que estos no estarán disponibles al alcance de todos los clientes, lo cual tampoco garantiza la supervivencia de modelos de combustión pequeños como el Up! o el Polo.

Gama de Volkswagen ID., los cuatro primeros eléctricos de la marca alemana que llegarán desde 2019 a 2022

Adiós al "coche del pueblo". Eso es lo que significa Volkswagen, y aunque en realidad dijimos adiós hace mucho tiempo, la marca alemana continúa considerando este lema en su gama de modelos. Pero en los nuevos eléctricos que se estrenarán este año con el primero de Volkswagen ID., el fabricante ya admite que no estarán a disposición de todos los clientes.

Los elevados costes de investigación, desarrollo y fabricación comparado con los modelos de combustión no permiten hacerlos más asequibles, al alcance de todos los tipos de clientes. Así, la marca alemana trata de hacer ver que estarán dirigidos a un público de nivel socio-económico medio-alto, a pesar de explicar también que se ha intentado por todos los medios abaratar los costes.

En este sentido se ha manifestado Hans Dieter Pötsch, presidente de la Junta de Supervisión de Volkswagen. El máximo mandatario ha apuntado que "Cambiar a los coches eléctricos hará que éstos sean mucho más caros. Para las personas de bajos ingresos, pueden ser inaccesibles en el futuro, a pesar de que tenemos el objetivo claro de hacer que estén disponibles para un amplio círculo de personas. Sin embargo, va a ser difícil mantener precios bajos en muchos de ellos. El actual nivel de precios no puede seguir siendo el mismo si estos vehículos están equipados con motores eléctricos, lo que inevitablemente conducirá a un aumento significativo en el precio de los modelos más pequeños".

Modelos como el Volkswagen Up! o el Polo no tienen su supervivencia garantizada en el mercado si han de ser equipados con tecnologías costosas para superar las futuras normas de emisiones

Lo cierto es que ya te hemos anunciado algunos detalles del nuevo ID.3 y está claro que su precio -en la variante más económica y menos potente- no va a estar en la horquilla de los 27.000 euros como se venía apuntando. Pero esta es una ecuación en la que hay más factores a tener en cuenta: uno de ellos, el principal, es la progresiva reducción de emisiones de CO2 hasta 2030 -en 2025, los modelos de pasajeros verán reducidas las emisiones en un 15 por ciento y en un 37,5 por ciento en 2030- y las elevadas sanciones en el incumplimiento.

Volkswagen no quiere plantearse incurrir en un nuevo escándalo como el de las emisiones de 2015, y sí cumplir con los exigentes objetivos de emisiones en Europa, lo cual pasa por vender miles de coches eléctricos. La avanzada y cara tecnología aplicada en coches pequeños que ya presentan un margen extremadamente bajo, hará que se conviertan en prohibitivos y no se venderán.

Partiendo de la base de que Volkswagen vendió casi 100.000 unidades de vehículos electrificados en 2018 y que representa el uno por ciento del volumen total de ventas, Pötsch explica que "Si tenemos que reducir nuestras emisiones de CO2 en un 30 por ciento para 2030, solo un tercio de eléctricos puros pueden hacerlo", añadiendo que "Para nuestra compañía, el coste de poner coches eléctricos en el mercado será más alto de lo esperado siendo, al menos inicialmente, menos rentables de lo esperado inicialmente".

De hecho, analistas de la industria apuntan que modelos como el Up! o el Polo tienen una difícil supervivencia en el mercado si tienen que ser equipados con tecnologías complejas y costosas como sistemas de limpieza de gases de escape o unidades híbridas para cumplir con las nuevas normas después de 2020, lo cual elevará la presión sobre los márgenes y haciendo que algunos determinados modelos, no ya de la firma alemana en concreto sino de todos los fabricantes puedan desaparecer por completo de la oferta.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto