¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los futuros modelos más potentes de Volkswagen serán híbridos enchufables

    Volkswagen apostará por la tecnología híbrida enchufable para las altas prestaciones

    Volkswagen dará un nuevo protagonismo a la tecnología híbrida enchufable, una estrategia de futuro que está más próxima de lo que parece. El nuevo Volkswagen Touareg R es el primer representante de la nueva línea, un SUV deportivo que ofrecerá grandes prestaciones con unos niveles muy bajos de emisiones y consumos.

    Hasta ahora, la gasolina es el combustible que reina en los modelos de altas prestaciones de Volkswagen, pero la firma alemana ya busca nuevas formas de mantener un equilibrio con entre la máxima deportividad y la máxima eficiencia, una estrategia a la que se están agarrando como un clavo ardiendo la gran mayoría de los fabricantes, como Mercedes-AMG y Porsche.

    Quizás ésta última haya sido el acicate que ha logrado convencer a los de Wolfsburgo, que han decidido atajar el problema de las emisiones contaminantes con la tecnología de las versiones GTE, lo que significa que los futuros modelos más potentes de la marca serán híbridos enchufables, una estrategia que también se espera que sigan las demás marcas asociadas del grupo.

    En el futuro, la tecnología híbrida enchufable GTE estará en los modelos de Volkswagen R

    Esta nueva estrategia no está muy lejos en el tiempo, sino más cerca de lo que parece. El primero de estos modelos se comercializará en breve, el nuevo Touareg R. El SUV tope de la gama se convertirá en un híbrido enchufable con un motor de seis cilindros en V y 3.0 litros TSI más un motor eléctrico que, en conjunto, arrojarán una potencia máxima de 462 CV. Una solución que permite rebajar mucho más las emisiones que la tecnología de 48 Voltios.

    Una combinación mecánica que permite variar las cifras de potencia y par motor en función del modelo, teniendo mucho margen por encima de esta cifra, que ya es elevada. También, depende la densidad de la batería, y en lo que los germanos están trabajando para aumentar la capacidad sin que lo haga el tamaño del dispositivo también, lo cual se ha conseguido mantener a raya en los últimos años.

    Las intenciones de la marca alemana van más allá. Aunque es más de una ocasión han apuntado que los eléctricos son el verdadero futuro, la firma no tiene la más mínima intención de abandonar la combustión y dedicarse completamente a la movilidad sostenible. El gran enemigo de Volkswagen son las emisiones, por lo que, según ha manifestado Matthias Rabe, su equipo investiga en varios frentes que mantiene abiertos, abarcando también los combustibles sintéticos.

    Rabe ha señalado que se buscan combustibles sintéticos basados ​​en biomasa y otros materiales naturales para reducir las emisiones de CO2, tecnologías que permitirán que los motores de gasolina y diésel"permanezcan a la venta más tiempo de lo que la gente piensa". En el gigante alemán, Audi es líder de investigación en este campo y, Bentley también está buscando una solución en este campo que le permita no ceder a la electrificación.