¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La Policía de Heligoland se equipa con un Volkswagen Passat GTE

    Javier Gómara
    Javier Gómara

    Recientemente la Policía de la isla de Heligoland, Alemania, ha adquirido un Volkswagen Passat Variant GTE para patrullar por los dos kilómetros de largo de la isla. El Ayuntamiento de Heligoland prohíbe tajantemente el uso de cualquier vehículo contaminante, salvo ciertos vehículos de emergencias, de ahí la practicidad de este Volkswagen híbrido.

    El Volkswagen Passat GTE de Policía de Heligoland no va a recorrer muchos kilómetros

    Este mismo año Volkswagen ha presentado del tirón sus tres nuevos modelos híbridos y eléctricos, los e-up! y e-Golf, y la rama GTE. Uno de esos modelos es el nuevo Passat, que igualmente ha recibido una severa actualización este año. Ahora, la Policía de Heligoland, isla alemana, ha optado por uno de estos vehículos ecológicos para realizar las patrullas.

    La decisión ha sido lógica, ya que desde hace unos años el Gobierno de la isla prohíbe terminantemente el uso de cualquier vehículo contaminante. Sólo están disponibles una ambulancia y un pequeño coche de bomberos eléctricos. Ahora se sumará, a medias, este Passat Variant GTE, que realizará las labores habituales de un coche de Policía, solo que a una escala más pequeña.

    Mucho más pequeña en realidad, ya que la isla apenas cuenta con un par de kilómetros de longitud, de los cuales solo un kilómetro cuadrado está habitado, así que imaginamos que mucho trabajo no tendrán. Los apenas 1.150 habitantes de la isla están encantados con la decisión y esperan que el Volkswagen sea capaz de realizar las labores pertinentes tal y como se le exige.

    Para impulsarse el Passat GTE emplea una combinación de motor de gasolina y bloque eléctrico. 156 CV provienen del propulsor térmico, mientras que el eléctrico es capaz de desarrollar una potencia de 115 CV. Sí sumamos ambos surge una potencia acumulada de 218 CV. Sin embargo el verdadero secreto de este coche es el consumo, ya que oficialmente promete consumir menos de 2 litros a los 100 kilómetros.

    Un coche de Policía para los 1.150 habitantes de la isla de Heligoland, Alemania

    Fuente: Focus