Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Conozcamos oficialmente al nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio

12
Nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio

Volkswagen se deshace del techo del T-Roc, dejándonos con un modelo SUV con el que poder pasear a cielo abierto. Único en su segmento, el Volkswagen T-Roc Cabrio viene a proponernos una alternativa al modelo SUV con el que disfrutar del paisaje con la máxima comodidad y habitabilidad.

El frontal del nuevo T-Roc Cabrio se presenta prácticamente inalterado si lo comparamos con el modelo SUV

Por fin conocemos oficialmente al nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio. Después de muchas filtraciones y fotos espías por medio mundo, hoy la marca alemana nos da todos los detalles acerca de este coche con el que su baza principal será el disfrutar a de la conducción a cielo abierto y con la máxima habitabilidad.

El T-Roc Cabrio conserva la práctica totalidad del conjunto del que procede, añadiendo ahora un practicable techo de lona que tarda exactamente 9 segundos en recogerse a una velocidad máxima de 30 Km/h, y con el que dejar a sus 4 ocupantes disfrutar del paisaje y el frescor en durante una cálida tarde veraniega.

Su diseño emocional y extrovertido (según la descripción de la propia marca) nos presenta una alternativa al pretérito Range Rover Evoque Cabrio, del cual ya no disponemos de oferta para su compra, por lo que el T-Roc podríamos decir que es el último mohicano dentro de esta nueva ofensiva de SUV Cabrio.

El T-Roc Cabrio está diseñado para el disfrute y la comodidad de sus ocupantes

En el frontal del vehículo las variaciones con respecto al modelo SUV, son prácticamente inexistentes, teniendo que poner nuestros ojos en el perfil o en su zaga para encontrar verdaderos signos de cambio. La vista lateral, como hemos comentado más arriba, presenta la ausencia total de techo, y de un par de puertas, quedando únicamente las dos puertas delanteras para acceder al vehículo y a sus 4 plazas.

Si miramos la trasera, encontramos que esta ha variado poderosamente, perdiendo todo el conjunto que ejercía como luna trasera y los pilares. Dejándonos únicamente con una suerte de cubierta para el espacio del maletero. Con la capota de este coche cerrada, la lona del techo aprovecha el espacio hasta el final de la trasera del vehículo, dando más espacio para la cabeza de sus ocupantes de las plazas posteriores.

Sus cotas permanecen prácticamente inalteradas con respecto al modelo SUV. Con una longitud total de 4.368 mm y una distancia entre ejes de 2.630 mm, ha ganado 3 centímetros en este aspecto para seguir proporcionando la mayor comodidad y habitabilidad para sus ocupantes traseros. La anchura de 1.811 mm sigue inalterada, y la altura de 1.522 mm rebaja 5 centímetros la altura al prescindir de un techo duro tradicional.

El techo de lona practicable puede plegarse en apenas 9 segundos

En su interior pocos cambios observamos más que la inserción del mero botón de apertura y cierre de la capota, situado en la consola central, entre los dos asientos delanteros. Continuará pudiendo montar opcionalmente la pantalla del cuadro de instrumentos digital y el sistema multimedia que ya hemos conocido en el T-Roc estándar.

La capacidad del maletero se ve perjudicada por el espacio que ocupa la capota al plegarse, dejándonos con unos aceptables 284 litros, aunque podremos plegar sus asientos traseros para ganar un extra de capacidad de carga en caso de necesitar transportar grandes objetos.

Las motorizaciones que portará este vehículo serán únicamente movidas por gasolina, unas viejas conocidas que ya hemos podido poner a prueba con el modelo SUV. Por un lado dispondremos del motor 1.0 litros de 115 CV y caja de cambios manual de 6 velocidades, como acceso a la gama de este modelo, y como segunda y más potente opción dispondremos también del 1.5 TSI de 150 CV con cambio manual de 6 relaciones de serie, y cambio automático de doble embrague de manera opcional.

Te hará disfrutar de la conducción a cielo abierto

Podemos suponer que la marca irá incluyendo nuevos motores hasta completar la gama del T-Roc Cabrio, sobre todo en el apartado de gasóleo. Es probable que Volkswagen también nos deje con una versión a cielo abierto de su potente T-Roc R, pero esto es algo que aún tardaremos en ver ya que ni el modelo SUV con esta motorización está disponible para su compra.

Al igual que ocurre con el modelo de techo cerrado, sus niveles de equipamiento serán los ya conocidos Style y Sport, primando su nivel de personalización, tanto interior como exterior, y dotando a este coche de la posibilidad de escoger entre pinturas exteriores con un único color o en contraste de doble tono.

Estará disponible para sus clientes a partir de la primavera de próximo año 2020, y lo podremos conocer oficialmente y en directo durante su puesta de largo en la celebración del próximo Salón del Automóvil de Frankfurt, a principios del mes de Septiembre

Su interior se conserva inalterado, con la excepción del botón de accionamiento de la capota

Noticias relacionadas

Conozcamos oficialmente al nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto