¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen ya trabaja en el Polo R WRC de 2017

    Volkswagen no sólo es el más rápido en competición, sino también a nivel de evolución. La marca alemana será la primera en comenzar las pruebas de su World Rally Car de 2017. El nuevo Polo R WRC será probado por Marcus Grönholm.

    Volkswagen Motorsport está muy cerca de certificar su tercer título consecutivo de pilotos, copilotos y equipos. La ventaja competitiva del Polo R WRC sobre el resto de World Rally Car da a la marca un gran margen, también lejos de la propia competición. Muestra de ello es que Volkswagen probará su World Rally Car de 2017 en agosto. El fabricante alemán será así el primer equipo en hacer un test con un vehículo acorde a la nueva normativa técnica del campeonato, que incluye motores más potentes, una aerodinámica más radical, mayor medidas y un peso reducido.

    Entendemos que esta prueba se hará sobre la base de un Polo R WRC actual pero con un kit aerodinámico específico acorde a este nuevo reglamento. De hecho, Volkswagen tiene previsto que el Polo R WRC de 2017 esté listo para el segundo trimestre del próximo año. Será entonces cuando comience un intenso programa de test aprovechando las bondades climatológicas propias de la época. Volkswagen será uno de los fabricantes con más kilómetros de test acumulados antes de la homologación de su nuevo World Rally Car.

    Este primer test con la aerodinámica de 2017 será con Marcus Grönholm. El doble campeón del WRC en los años 2000 y 2002 colabora habitualmente con Volkswagen y no es la primera vez que se sube en un Polo R WRC. Será el encargado de transmitir así las primeras sensaciones del kit aerodinámico específico preparado por Volkswagen, puesto que los pilotos titulares deben centrar su trabajo en la temporada actual. Tanto es así que mientras que Grönholm prueba esta nueva especificación es probable que Sébastien Ogier, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen aprovechen para seguir trabajando sobre sus actuales máquinas.

    En lo que respecta al resto de fabricantes, sus primeros test sobre la normativa de 2017 tendrán que esperar. Hyundai Motorsport no probará su World Rally Car de 2017 hasta el segundo trimestre del próximo año, toda vez que el fabricante coreano no ha tomado la decisión sobre si la base del nuevo modelo será de una vez por todas el Hyundai i20 coupé. De momento, antes de eso tienen que desarrollar su nuevo Hyundai i20 WRC para la próxima temporada y la versión R5 que pretenden utilizar para sustentar económicamente el proyecto. Citroën y M-Sport manejan fechas similares.

    ¿Y Toyota? El proyecto dirigido por Tommi Mäkinen y que ya cuenta oficialmente con Michael Zotos (ex Subaru) no tiene un plazo cerrado. La intención es que una vez se resuelva el nivel de implicación de Toyota Motorsport GmbH (TMG) y el papel de Tommi Mäkinen Racing (TMR), así como la sede final del proyecto, se intenten acortar las fechas para poner el nuevo Yaris WRC en funcionamiento. La intención es hacer el primer test en marzo, pero hay muchas incógnitas a resolver puesto que el papel de TMG puede ser testimonial o realmente importante. Mucho tendrá que decir Tommi Makinen al respecto.