¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Vuelve a caer la recaudación del impuesto de matriculación en febrero, aunque las ventas han subido

    Vuelve a caer la recaudación del impuesto de matriculación en febrero, aunque las ventas han subido
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    Después de quedar el impuesto de matriculación tal y como estaba el año pasado, ha bajado la recaudación aunque se han vendido más coches, y son coches más caros. ¿La causa? Más matriculaciones de vehículos de cero o de bajas emisiones.

    Los datos que nos pasa Hacienda en relación a la recaudación del impuesto de matriculación (IM o IMDMT) nos revelan tendencias de compra de los españoles en cuanto a coches nuevos. Primero de todo, enero y febrero de 2022 han tenido la misma carga fiscal que en enero y febrero de 2021.

    En otras palabras, se tienen en cuenta las emisiones homologadas según ciclo WLTP, que son superiores a las del ciclo NEDC empleado anteriormente por ser las primeras más realistas. Por debajo de 120 g/km de CO2 se pagan 0 euros, valga el coche lo que valga. Todos los eléctricos e híbridos enchufables entran en este tramo.

    Luego tenemos tres tramos impositivos, de 121 a 160 g/km, de 161 a 200 g/km, y de 201 g/km hacia arriba: 4,75%, 9,75% y 14,75%, respectivamente. Como es un tributo transferido a las CCAA en algunas se paga hasta el 16,75%. La rebaja transitoria del IM fue en el segundo semestre del año pasado, se hizo por razones políticas para amortiguar la subida debida a WLTP.

    La mayoría de los coches económicos están exentos de pagar este impuesto

    Veamos ahora lo que nos dicen los datos. Entre enero y febrero de este año se recaudaron 82,68 millones de euros a cuenta del IM, que es un 1,29% menos que en 2021. Este año se vendieron más coches que el año pasado en el mismo periodo.

    Si analizamos el mes de febrero por separado, fueron 49,3 millones de euros recaudados, con una caída muy leve respecto a febrero de 2021, un 0,57% menos. Sin embargo, el valor de los vehículos ha aumentado un 27,69% de un año a otro en febrero.

    La conclusión que sacamos es muy simple: se venden muchos más modelos de bajas emisiones, principalmente híbridos enchufables, 100% eléctricos y multitud de modelos híbridos no enchufables. También hay muchos modelos gasolina y diésel que no llegan a 120 g/km de CO2, aunque no tengan hibridación de ningún tipo.

    En el acumulado anual de 2022 también se observa un engorde del precio de los coches nuevos, como podemos ver en la tabla superior. Sin tener en cuenta el impuesto de matriculación, los precios han subido un 7,68% en lo que va de año y un 8,4% solo en el mes de febrero.

    En cambio, si consideramos los coches ya con el impuesto de matriculación, en lo que va de año los precios han subido un 6,74%, en menor medida, y solo en febrero el incremento ha sido del 7,39%. Respecto a otros años, el precio medio que pagan los españoles por un coche nuevo se ha incrementado.

    Esto se puede explicar por varios factores. Asistimos a un incremento de precios en los coches nuevos por la menor competencia entre marcas a nivel de descuentos, porque reciben menos coches de las fábricas y no tienen la necesidad de hacer descuentos. También se ha reducido la oferta por parones en las fábricas.

    Esta es la prioridad de los fabricantes: eléctrico o híbrido enchufable, SUV y caro, les dan más beneficios y aleja el fantasma de las multas por CO2

    A principios de 2021 ya se empezaba a notar la falta de microchips por el despertar económico después del primer año de pandemia de COVID. Actualmente ese problema no solo no desaparece, sino que se ha agravado por otros componentes y por la presión inflacionaria de las materias primas.

    De esta forma, los fabricantes intentan priorizar la producción de los coches eléctricos e híbridos enchufables, porque su precio es superior de media, porque les ayudan a rebajar las emisiones de CO2 de flota, y porque los compradores de mayor poder adquisitivo están comprando más que los que menos tienen.

    Y esto se ha trasladado al mercado de ocasión y VO, los precios bajan más despacio de lo normal por la falta de oferta de coches nuevos. Los que tienen un presupuesto bajo siguen teniendo que acudir a modelos con más años y más kilómetros. La tormenta perfecta sigue sin amainar. En este momento resulta complicado que se vuelva a hablar de bajar el IM. Incluso podría reformarse para que suba, pero esa es otra historia.

    Fuente: Agencia Tributaria