¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El impuesto de matriculación quedará "congelado" hasta fin de año tras el voto del Senado

    El impuesto de matriculación quedará "congelado" hasta fin de año tras el voto del Senado
    Pleno del Senado del 22 y 23 de junioSenado.es
    Javier Costas
    Javier Costas5 min. lectura

    Solo queda un trámite en el Congreso para que quede «congelado» el impuesto de matriculación en 2021, previsiblemente con efectos a partir de la semana que viene o desde julio. Mediante una corrección de los escalones, en la práctica se pagará lo mismo que en 2020.

    El PSOE ha dado su brazo a torcer en el Senado, después de haberse opuesto inicialmente a la «congelación» del impuesto de matriculación este año. La cámara alta ha votado cambiar los trámitos de este tributo con 161 votos a favor, uno en contra y 100 abstenciones.

    El Congreso de los Diputados ya había votado a favor también de esta medida. Concretamente hablamos de una enmienda del PDeCAT al proyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. Esta enmienda solicitaba dejar el impuesto «como estaba» el año pasado.

    Recapitulemos. Desde enero de 2008 en España los turismos se matriculan para particulares pagando un impuesto en función de las emisiones de CO2 por kilómetro según homologación NEDC. Por debajo de 120 g/km no se paga, y por encima de 200 g/km se paga el máximo (14,75% o 16,75%, según CCAA).

    Luego llegó la homologación WLTP, más realista, que aumenta los gramos por kilómetro y se acerca más a las cifras que emiten los coches. Durante un periodo de transición, los modelos que no tenían homologación WLTP tenían que hacer un apaño, el NEDC correlado, que suponía «inflar» un poco el dato de NEDC (100% en laboratorio y sujeto a fraude de los fabricantes).

    Pero desde el 1 de enero de 2021 solo se pueden matricular coches con homologación WLTP completa, ya con datos realistas, por lo que las emisiones de CO2 oficiales son más altas que la de modelos NEDC correlado (porque son más realistas, esto es importante).

    En la práctica, muchos modelos han salido del tramo de 0 a 120 g/km y han tenido que pasarse al 4,75%, otros han pasado del 4,75% al 9,75%, y así en adelante. En algunos casos no ha cambiado nada porque su homologación ya era muy realista con NEDC correlado o la diferencia en gramos no fue suficiente para subir de tramo.

    Diferencias entre el IM de 2008 y el propuesto por el PDeCAT

    Lo que el Senado ha aprobado, mayoritariamente, es realizar una corrección numérica para compensar el aumento de emisiones de CO2 que han experimentado los turismos con la implantación total de la norma WLTP. Las gallinas que entran por las que salen.

    Así, a efectos prácticos, lo más seguro es que el mismo modelo matriculado en 2020 y 2021 acabe pagando lo mismo en lo relativo a este impuesto, compensando una cosa con la otra. Este cambio perjudicará la recaudación del IM, ya que bajará la cantidad media por coche, pero se espera que anime las ventas en un año aún complicado.

    Se han opuesto a la «subida» (mejor dicho, corrección) del IM empresas del sector del automóvil, sindicatos, partidos políticos, consumidores, etc. Esta vez hay que agradecerle al PDeCAT haber hecho algo constructivo. El PP había presentado antes su propuesta a este respecto, pero no fue respaldada en el Congreso.

    El partido político catalán se alegra del cambio de parecer del PSOE, aunque habrían preferido que la medida durase un año natural, hasta julio de 2022, o en un caso más favorable, lo que queda de este año y la totalidad de 2022.

    En resumen, solo hay que esperar a que la ley quede publicada en el BOE para que tenga efectos. Hay que estar pendiente de los precios tal y como están ahora, y tal y como van a quedar después. No hay que descartar que algún que otro modelo aumente su precio antes de impuestos y, aunque baje el tributo, se pierda parte de la diferencia.

    Es una práctica comercial deleznable, aunque legal, y que ya sucedió antes. Algunos modelos se beneficiaron en el pasado del nuevo sistema, y se aumentaron los precios antes de impuestos, así que parte de la diferencia se la embolsaba el fabricante. Hay que estar atentos para que no nos den gato por liebre.