¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Y al final París restringió el tráfico en función de la matrícula

Y al final París restringió el tráfico en función de la matrícula

La capital francesa se ha despertado sobresaltada ante la noticia de su alcaldesa, la gaditana Anne Hidalgo. Esta ha implantado la restricción del tráfico en función del número de la matrícula. En el día de hoy todos aquellos vehículos que tengan un número par no podrán circular por la ciudad.

La medida, cuanto menos controvertida, ha sido tomada esta misma mañana ante la gran cantidad de polución y contaminación acumulada en la capital francesa. La alcaldesa Anne Hidalgo ha activado el protocolo anti contaminación. Durante el día de hoy el tráfico urbano estará restringido a todos aquellos vehículos que posean números de matrículas pares.

París se ha convertido en el paladín de la lucha anticontaminación

La primavera del año pasado ya se aprobó un decreto por el cuál, y solo salvo situaciones alarmantes, el tráfico podría ser restringido parcialmente. La medida no afectará a los vehículos limpios, eléctricos e híbridos, ni a aquellos que transporten a más de tres personas. Tampoco afectará a los trabajadores de servicios primarios, repartidores, correo, prensa, ni a los que lleven matrícula extranjera, que podrán circular a sus anchas.

Para facilitar la movilidad de todos aquellos afectados el transporte público será gratuito en el día de hoy. Para todos aquellos que no cumplan con la restricción la multa a pagar será de entre 22 y 75 euros, e irá en función de lo contaminante que sea el vehículo en cuestión. La medida ha sido duramente criticada tanto por los afectados como por la oposición.

Estos últimos alegan que el consistorio local ha dejado de ingresar entre 4 y 10 millones de euros entre el fin de semana y este lunes, debido principalmente a que el transporte público ha sido gratuito. Por su parte los afectados alegan que ellos están en el derecho de circular con sus vehículos, puesto que pagan impuestos y cumplen con todas las exigencias gubernamentales.

¿El principio de una tendencia?

La duda principal que surge de la medida parisina es si dentro de poco, o en algún momento, la veremos instaurada en más ayuntamientos y localidades. Es muy habitual ver como los políticos se copian los unos a los otros ante medidas semejantes. Seguro que la mitad de los alcaldes de las grandes ciudades europeas tienen un ojo en la actualidad francesa para ver si la restricción resulta efectiva o no.

A buen seguro que si la medida resulta exitosa pronto veremos como muchos gobiernos locales se atreven a implantarla. Estamos de acuerdo que lo primero de todo es la salud de los ciudadanos, pero la solución definitiva no debe pasar por ningún tipo de restricción, ni total ni parcial. El problema de la contaminación nos atañe a todos, no solo a los habitantes de las grandes urbes, por lo que se debe buscar una solución global, no local.

El problema de la contaminación debe ser corregido desde un punto de vista global

La restricción deja otras cuestiones: ¿Cuanto se podría haber investigado con los entre 4 y 10 millones de euros que el Ayuntamiento de París ha dejado de ingresar? ¿No sería mejor invertir más dinero público en investigar y desarrollar tecnologías alternativas? ¿No estaría mejor destinado ese dinero en fomentar la venta de vehículos limpios y ecológicos?

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto