¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi A3 1.6 TDI 99 gr. Mucha calidad, poco consumo

    51

    La actual generación del Audi A3 apura sus últimos plazos antes de ser completamente actualizada. Se trata de un modelo que destaca por sus amplias opciones mecánicas, de trasmisión y de tracción. Hemos probado el veterano Audi A3 1.6 TDI de 105 CV, una versión afinada para ser la opción más eficiente de la gama.

    Audi A3 1.6 TDI

    Para conseguir ser tan frugal con los consumos y respetuoso con el medio ambiente, este A3 cuenta con el motor turbodiésel 1.6 TDI que se asocia a un sistema Start&Stop de parada y arranque automáticos y un sistema de frenada regenerativa. También ofrece neumáticos con un bajo coeficiente de resistencia a la rodadura, una cuidada aerodinámica y un indicador de cambio de marcha eficiente.

    Por fuera

    Audi A3

    Fiel a su estilo, el A3 se presenta como un Audi por los cuatro costados. Desde cualquier ángulo es fácil identificas a este modelo como un producto procedente de Ingolstadt, algo que quizá le reste originalidad pero que sin duda forma parte del éxito de este coche. Las líneas rectas y los bordes redondeados están presentes en todo momento.

    En el frontal toma protagonismo la gran parrilla delantera singleframe característica de Audi. Los faros bixenon opcionales garantizan una buena visibilidad cuando cae la noche y tienen luz diurna de tecnología led mientras que las dos entradas laterales del paragolpes integran las luces antiniebla.

    Audi A3

    Su carrocería de tres puertas le otorga un aspecto más dinámico que la de cinco. Las llantas de aleación multirradio de 15 pulgadas no son las más bonitas que se pueden encontrar en el catálogo de Audi y van calzadas con neumáticos de baja resistencia a la rodadura Michelin Energy Saver. Los retrovisores laterales contienen las luces de intermitencia por leds. La altura de la carrocería está rebajada respecto a potras versiones del compacto alemán para ofrecer una mejor aerodinámica que redunda en unos mejores consumos.

    La trasera es sobria, con unos pilotos cuadrados de óptica oscurecida y una salida de escape simple en la parte inferior del paragolpes. Los sensores de aparcamiento que veis en las imágenes forman parte del equipamiento opcional de esta versión.

    Por dentro

    Audi A3

    Subidos en el A3 vemos que el salpicadero ofrece una buena calidad visual aunque al tacto resulta duro. Los acabados y los ajustes son excelentes aunque, como ya estamos acostumbrados en los modelos de la marca de los cuatro aros, el diseño es sobrio y sin florituras salvo algunos detalles de aluminio.

    El equipamiento de serie es justo para un coche de categoría premium ya que sólo se ofrece de serie el climatizador bizona, ordenador de viaje, radio CD, elevalunas y espejos eléctricos y volante y pomo de cuero como principales elementos.

    El volante multifunción es opcional, al igual que el control de velocidad de crucero. El cuadro de instrumentos tiene un diseño clásico y muestra una pantalla multifunción con dos relojes principales -cuentarrevoluciones y velocímetro- y dos más pequeños -combustible restante en el depósito y temperatura del motor-. Me ha gustado mucho porque muestra la información de forma muy clara y sencilla.

    Audi A3

    Los asientos delanteros son cómodos aunque se agradecería una mayor sujeción lateral. No hay problemas de espacio en la parte delantera pero no sucede lo mismo en la trasera, ya que es justo en altura para personas altas. Tampoco es muy destacable en anchura y ofrece sitio para dos pero no para tres. Pueden valer para un uso ocasional pero si las plazas traseras van a ser utilizadas con cierta frecuencia es mejor plantearse la compra de una versión con carrocería Sportback, mucho más práctica.

    El maletero ofrece un volumen de carga correcto, 350 litros, aunque debajo del piso hay un kit de reparación de pinchazos en lugar de una rueda de repuesto. La capacidad puede aumentar hasta los 1.080 litros con el respaldo de las plazas traseras abatido -se abate en secciones de 1/3 y 2/3-, aunque la superficie no queda completamente plana.

    En marcha

    Audi A3

    Esta versión del A3 se presenta como la más eficiente de todas la que componen la gama. Conseguir unos consumos por debajo de los 5 l/100km es sorprendentemente fácil. Son unos registros excelentes que ponen de manifiesto el buen trabajo realizado por Audi en este aspecto.

    El sistema de parada y arranque automáticos Start&Stop funciona bastante rápido y bien, aunque es desconectable. Para ayudarnos a obtener unos buenos consumos, el compacto de Audi también tiene un indicador de cambio de marcha en el panel de instrumentos que aconseja al conductor cuándo pasar a una marcha superior o inferior para conseguir una conducción más eficiente.

    Audi A3

    Este A3 1.6 TDI declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos. Desde luego no es cifra muy buena pero lo cierto es que la sensación es que anda más de lo que parece. El motor responde bien a las exigencias con el acelerador y en condiciones normales no me ha parecido que se quede corto de potencia. Es silencioso a bajas vueltas pero no tanto a regímenes altos.

    La palanca de cambio es de manejo muy agradable, engrana las marchas con mucha precisión y suavidad. Tiene sólo cinco velocidades, con una quinta marcha de relación alargada para permitir que el motor vaya bajo de vueltas cuando rodamos a buen ritmo. Esta versión del A3 cuenta con frenada regenerativa aunque se puede dosificar muy bien la fuerza de frenado, ofreciendo un buen tacto.

    El sistema de amortiguación no me ha terminado de convencer. Da la sensación de que es demasiado rígido en la parte frontal pero blando en el tren trasero así que el resultado es que no resulta muy cómodo ni evita los balanceos de la carrocería. Más satisfactoria resulta la dirección, con un buen guiado y una asistencia adecuada.

    En resumen

    Audi A3

    Audi ya está jubilando el veterano A3 de 3 puertas y actualmente sólo puede adquirirse esta versión con la carrocería Sportback por un precio de 25.430 euros. En cualquier caso, ofrece un equipamiento justo, sin lujos, que hacen difícil justificar el precio final del coche.

    Dejando el coste a un lado, este A3 resulta una buena opción ecológica dentro de las mecánicas térmicas y destaca por el rendimiento de su mecánica 1.6 TDI y por su calidad interior gracias a unos acabados y ajustes de gran calidad.

    A favor:

    - Consumo
    - Buena respuesta del motor
    - Acabados y ajustes

    En contra:

    - Precio
    - Plazas traseras justas
    - Equipamiento de serie escaso

    Datos técnicos

    Audi A3

    - MOTOR
    Tipo: diesel de 4 cilindros con inyección directa common-rail y turboalimentación
    Cilindrada: 1.598 cc
    Potencia: 105 CV a 4.400 rpm
    Par máximo: 250 Nm a 1.500-2.500 rpm

    - TRANMISIÓN
    Tracción: Delantera
    Tipo de cambio: Manual de 5 velocidades

    - PESO
    Peso en vacío: 1.350 kg
    Peso máximo admisible: 1.835 kg

    - PRESTACIONES
    Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,4 segundos
    Velocidad máxima: 194 km/h

    - CONSUMOS/EMISONES
    Consumo urbano: 4,7 l/100 km
    Consumo extraurbano: 3,3 l/100 km
    Consumo mixto: 3,8 l/100 km
    Emisiones de CO2 urbano: 123 g/km
    Emisiones de CO2 extraurbano: 86 g/km
    Emisiones de CO2 mixto: 99 g/km
    Capacidad del depósito: 55 litros

    - DIMENSIONES
    Longitud: 4.238 mm
    Anchura: 1.765 mm
    Altura: 1.421 mm
    Distancia entre ejes: 2.578 mm
    Volumen del maletero: 350 litros (1.080 litros con asientos traseros abatidos)

    Audi A3 1.6 TDI 99 gr. Mucha calidad, poco consumo