¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba BMW i8: ¡Bienvenidos al futuro de la deportividad! (I)

19

El BMW i8 tiene una naturaleza única. Es deportivo pero es progresivo y busca llegar a los clientes que no sólo quieren ser rápidos, sino eficientes y tecnológicos. Usa dos motores, uno eléctrico y uno de gasolina y roza los 140.000 euros de base.

Tras comparar el BMW i8 y el Porsche 911 Carrera 4 GTS, es hora de centrarnos individualmente en cada uno de los modelos, y hoy nos subimos en el tecnológico, en el innovador y en el que abre las puertas al futuro: el BMW i8. Hablar de este coche debe hacerse con responsabilidad, pues hay tanto trabajo detrás de cada una de sus líneas que es difícil no dejarse nada por el camino y abarcarlo de forma correcta. Parte de esta misión consiste en explicar por qué da igual que no tenga un motor V10 o que no sea tan rápido como sus rivales con motores de altas prestaciones.

Cada ángulo es tan complejo como el anterior, y su presencia es perfecta

El BMW i8 es otra cosa. Puede ser una pieza de coleccionista o parte de un museo del automóvil tanto en esta época como en el futuro. Ha roto los esquemas de la deportividad para enseñarnos que hay algo más. Algo que está por encima de destrozar los pasos por curva y los cronómetros. Hay innovación. Esta es parte de la filosofía de BMW i y por ello BMW se divide en varias ramas: la de los coches convencionales, la de los coches deportivos, conocidos como BMW M y la variante de innovación donde tienen protagonismo el BMW i3 y el BMW i8.

Pero lejos de pensar que este coche es eléctrico, hay que matizar ciertas características: es híbrido enchufable y dispone de un motor de combustión de 1.5 litros y tres cilindros que desarrolla 231 CV en la parte trasera. En la parte delantera, un motor eléctrico de 131 CV termina de redondear la potencia de conjunto de 362 CV. Por supuesto, la tracción es 4X4 siempre que ambos motores actúen, ya que el eléctrico mueve las ruedas delanteras y el de gasolina, las traseras.

Es bajo y su perfil nos adelanta que la aerodinámica es uno de sus puntos fuertes

Si sobre el papel no es suficiente, debes saber que acelera en el mismo tiempo que un BMW M6 de 560 CV de 0-100km/h (4,4 segundos) y es capaz de gastar menos combustible en ciclo combinado que un BMW 116d EfficientDynamics (sólo 2,5l/100km). Acompañando a este consumo que da risa solo con leerlo y del que hablaremos más adelante, las emisiones quedan en 59g/km de CO2. Esto significa que es muy rápido y es muy eficiente y que nos servimos de un motor eléctrico que hace del empuje del coche, una sensación de inmediatez y progresividad que pocos coches pueden ofrecer.

El mundo interior está muy orientado hacia el conductor

El motor eléctrico entrega el par de forma constante y desde el primer momento y es de 250 Nm, pero acompañado del motor de combustión, aumenta a 570 Nm. Aquí nos movemos en cifras similares al BMW M4 cuyas sensaciones también son únicas. Parte del atractivo del BMW i8 es que podemos circular 37 kilómetros sin encender el motor de gasolina, lo cual es práctico para muchos trayectos en la ciudad, y además podemos circular hasta a 120km/h sin usar gasolina.

El coche dispone de un depósito de combustible de 42 litros, lo que facilitará nuestros viajes a cualquier lugar sin importar la autonomía y aunque la batería se agote, el coche siempre reserva un pequeño ‘chute’ para catapultarse con la máxima potencia, por ejemplo si necesitásemos adelantar y apretamos el pedal a fondo. La caja de cambios es de seis marchas por convertidor de par y el motor eléctrico se gestiona de forma automática con una caja automática con dos niveles.

Parece un prototipo, pero su matrícula te indica que puede circular

El precio actual del coche sin ayudas del Plan MOVELE hasta nuevo aviso y con una dotación de serie superior, es de 139.200 euros. Nuestra unidad venía equipada con el color Kristallweiss efecto perlado con acentuación BMW i blau con un sobrecoste de 2.130 euros y llantas de 20 pulgadas que aumentan el precio del conjunto otros 2.192 euros.

Noticias relacionadas

Prueba BMW i8: ¡Bienvenidos al futuro de la deportividad! (I)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto