Prueba BMW i3, introducción (I)

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(15 fotos)

Ante un mercado eléctrico que todavía tiene mucho camino por recorrer, hay marcas que sí están apostando fuerte por implantar este moderno concepto de movilidad. BMW es una de ellas y hoy nos subimos a bordo del nuevo BMW i3, uno de los eléctricos más vanguardistas diseñado para la ciudad.

A día de hoy, tener un coche eléctrico es una apuesta arriesgada. No existe una infraestructura pública que invite a invertir el dinero en un costoso coche, que a priori supone más un problema que una solución inteligente. Si no tienes un garaje donde puedas instalar un punto de recarga es casi imposible o muy poco recomendable tener un coche de estas características y encima tenemos un problema añadido: la autonomía. Los coches eléctricos de corte ciudadana que se venden actualmente en el mercado no te llevarán muy lejos. Sí que pueden hacer los trayectos diarios sin problema, pero no puedes plantear llevártelos más allá de tu ciudad o alrededores. Además, siempre es recomendable planificar la ruta primero en caso de que tu destino pueda suponer un riesgo para la autonomía.


Entonces, ¿qué beneficios se obtienen de la compra de un eléctrico? Un coche eléctrico no emite CO2, que es un gran paso. Además, imaginad una ciudad como Madrid sin la boina de contaminación… Otro beneficio es que en las zonas de estacionamiento regulado de la ciudad, podemos aparcar de forma gratuita. Para ello se usa un distintivo que sirve para que el agente sepa que no debe multarnos porque es un coche autorizado para aparcar sin pagar. Probablemente en un futuro las restricciones para los coches de combustión en las ciudades sean elevadas, así que no es mala idea ir habituándose a un coche eléctrico. Otro beneficio es la gasolina. En comparación, el gasto eléctrico ahorra notablemente frente al combustible. En nuestro caso, hoy probamos el BMW i3 y si queréis saber cuánto podéis ahorrar en gasolina con él, probad esta calculadora.


Tras esta introducción al panorama eléctrico, hay que comentar que el BMW i3 es, probablemente, uno de los eléctricos más vanguardistas de todo el mercado. Es un coche pensado para la ciudad y se identifica rápidamente con la marca. No tanto en la zona trasera, pero sí en el frontal donde han querido mantener señas de identidad claras como los riñones. Es el primer coche de la marca, construido desde cero pensando en la movilidad eléctrica y esto ha permitido optimizar al máximo el rendimiento del coche, aligerar peso y otorgarle un carácter único.


Le acompaña un motor eléctrico que se aloja bajo el maletero que desarrolla 170 CV. Es muy potente. Las baterías se encuentran bajo el piso del coche y ha sido inteligente elegir esta ubicación para bajar el centro de gravedad sin afectar al reparto de pesos. Incluso sabiendo que las baterías suelen tener un peso elevado, el BMW i3, sobre la báscula marca 1.270 kilos en vacío. Es muy ligero y para ello se ayuda de un chasis de fibra de carbono. Es un material usado en competición, muy ligero y muy resistente.


Por tanto, el BMW i3 sorprende con sus datos técnicos. Acelera de 0-100km/h en sólo 7,2 segundos, aunque lo más impresionante es la cifra de 0-60km/h que se realiza en 3,7 segundos. Incluso tiene una recuperación brutal; en sólo 4,9 segundos de 80km/h a 120km/h. La velocidad máxima está limitada a 150 km/h. El par máximo está disponible desde el primer momento y es de 250 Nm; es sensacional. En sus datos oficiales vemos que podríamos recorrer entre 130 y 190 kilómetros en una sola carga (dependiendo de los modos de conducción) y aunque es optimista, la cifra real os la mostraremos en los siguientes capítulos.


Por último, hablemos del precio. Existe una versión 100% eléctrica que parte de 35.500 euros y otra denominada REX que incorpora un pequeño motor de gasolina cuyo cometido es nutrir a la batería y nunca propulsar las ruedas directamente. Con este motor se podría recorrer en torno a 300 kilómetros. Está alojado en el maletero, junto al motor eléctrico, el depósito tiene 9 litros de capacidad y el coche es 4.500 euros más costoso. Nuestra unidad es 100% eléctrica, y si te interesa conocer cómo es, no te pierdas el siguiente capítulo.

Prueba BMW i3, índice de capítulos:

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

¿Buscas coches nuevos BMW?

    Más leídas
    Más comentadas

    ¿Qué te parece el nuevo diseño?

    Tú opinión nos importa.

    Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

    ×
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto