Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

ComparativaBMW i8 vs Porsche 911 GTS (I): cara a cara

Enfrentamos dos deportivos con filosofías muy diferentes. Por un lado el BMW i8, un escaparate tecnológico con su sistema híbrido enchufable que marca la senda del futuro. Por otro, el Porsche 911 Carrera 4 GTS, un coupé con 50 años de tradición a sus espaldas creado para obtener las prestaciones más exigentes.

Sobre el papel, el BMW i8 hace muchas promesas aparentemente difíciles de cumplir. El fabricante bávaro se ha tomado muy en serio la movilidad sostenible y bajo la apariencia de un exótico concept car el i8 aloja un sistema de propulsión híbrido enchufable de 362 CV que promete las elevadas prestaciones de un deportivo con un escueto consumo de apenas 2,1 l /100 km.

Por fin tenemos ante nosotros el que elegimos como Coche del Año 2014 en MOTOR.ES, con la intención de comprobar de primera mano cuánto hay de cierto en estas cifras. Y para poder comparar hemos decidido buscar un gran rival que nos acompañe en esta prueba tas especial. Algo que no es tan fácil como parece porque el i8 es un concepto tan novedoso que no tiene competidores directos. No hay ningún otro coupé de su categoría con un sistema de propulsión híbrido recargable en la red eléctrica.

Hablando de coupés deportivos es imposible no pensar en el Porsche 911, toda una referencia. Al fin y al cabo el nueveonce ha ido forjando su leyenda a lo largo de siete generaciones y 50 años de vida. 911 e i8 son dos coches que desde su nacimiento son verdaderos iconos del automóvil, presumen de carrocería coupé, ofrecen 2+2 plazas y están destinados a ser el sueño dorado de cualquier aficionado al mundo del motor.

La gama del 911 es muy amplia y para encontrar la versión más adecuada tuvimos que mirar al i8. Una transmisión automática y el sistema de tracción total eran selecciones obligadas para igualar las condiciones lo máximo posible. Además, también había que tener en cuenta que el modelo más impresionante de BMW i desarrolla 362 CV y cuesta 139.200 euros. La opción más próxima ofrecida en Stuttgart era el 911 Carrera 4S PDK que ya probamos, el cual ofrece 400 CV y vale 133.337 euros.

El BMW i8 ofrece hasta 37 km de autonomía 100% eléctrica

Pero en nuestro escrutinio quisimos ir un puntito más allá. Al fin y al cabo el BMW i8 es uno de los deportivos más exóticos que podemos encontrar en nuestro mercado, un modelo que está al alcance de unos pocos privilegiados. Por este motivo quisimos tratar de equiparar ese grado de excepcionalidad y nos decantamos por un 911 con las siglas Gran Turismo Sport.

El Porsche 911 Carrera 4 GTS PDK eleva su potencia hasta los 430 CV y el precio también sube en consonancia hasta los 148.208 euros. La exclusividad se paga. Así que manos a la obra, el BMW i8 ya tiene rival y es nada más y nada menos que el que es para muchos el mejor deportivo de la historia.

Diseño exterior

Aparcados uno frente al otro es difícil escoger, son dos auténticos seductores. La silueta del Porsche 911 es inconfundible pero no por conocida deja de ser cautivadora. Más aún con el aspecto de nuestro GTS, vestido con colores oscuros que le dan un toque más agresivo e imponente. Si el 911 sigue la tradición en cuanto a diseño, el i8 rompe los esquemas y no recuerda a ningún otro modelo de la marca bávara.

El BMW i8 va más allá de la atracción, es puro espectáculo. Es 18 cm más largo y 9 más ancho que el Porsche y sus líneas afiladas proceden del prototipo BMW Vision EfficientDynamics, es un prototipo del futuro hecho realidad y con puertas que se abren hacia el cielo. Y es que con las alas desplegadas no hay quien se resista al deportivo híbrido.

El cambio PDK del GTS cuesta 4.724 euros pero merece la pena

Durante nuestra convivencia con ambos coches hay que reconocer que el 911 atrajo muchas miradas, pero el i8 las atrajo todas sin excepción. Perdimos la cuenta de las personas que nos miraban al pasar, que hacían fotos de los detalles, que preguntaban admirados por sus características, que se hacían selfies desde todos los ángulos. Toda una atracción que se mantenía en todo momento y lugar, hasta el punto de ser incluso agobiante.

Aún así, el nueveonce también tiene sus adeptos. El apellido Gran Turismo Sport implica que esta versión cuenta con una potencia adicional -30 CV más que el 911 Carrera 4S-, paragolpes y spoiler delantero con diseño específico, retrovisores exteriores SportDesign, una trasera 44 mm más ancha que la del 911 Carrera S y suspensión PASM con reglaje activo de los amortiguadores de serie.

El color negro impregna diferentes elementos como es el caso de las rejillas de la toma de aire del motor o los logos de designación del modelo. Las llantas de aleación de 20 pulgadas tienen un acabado en negro satinado, los faros LED disfrutan de un interior en negro y las salidas de escape dobles están bañadas en cromo oscurecido.

Los pilotos traseros del 911 están unidos por una franja con tecnología LED que recorre la zaga son un signo de identidad que delata a las versiones con tracción total. También cuenta con unos pasos de rueda traseros más voluminosos, que hacen aún más musculosa la imagen del deportivo de Stuttgart, y un alerón trasero retráctil.

Curiosamente el miembro más radical de la familia BMW i no cuenta con ningún alerón. Al menos a simple vista porque si nos fijamos en las formas caprichosas de la trasera veremos que sobre los pilotos traseros de LED hay unos apéndices que aumentan la carga aerodinámica a gran velocidad. Y es que el diseño plano y en forma de cuña del i8 está pensado para favorecer la aerodinámica, que logra un coeficiente Cx de 0,26 excepcionalmente bajo.

Innumerables detalles delatan tal fin como la parrilla frontal de perfil azul con el característico doble riñón casi cerrada y los neumáticos inusualmente estrechos. En el capó hay una enorme salida de aire que optimiza el flujo de aire y sirve como punto de partida para una banda en forma de V con acabado Schwarz de brillo intenso que BMW denomina Black Band.

No hay que olvidar mencionar que el BMW i8 es el primer modelo de producción en contar con faros láser en su equipamiento. Nuestra unidad, sin embargo, equipa los faros LED de serie con una firma lumínica en forma de U. El 911 GTS también recurre a ópticas LED con un sistema de luz dinámica que evita deslumbramientos.

Seductores, fascinantes, sugerentes. Es hora se subirse a bordo de cada uno de ellos y ver lo que son capaces de hacer.

Noticias relacionadas

  • Comentario de Gapi
    21/03/2015 (11:11)

    Gapi

    "Póngame un GTS para llevar, gracias jeje"

  • Comentario de Pepinacos
    16/03/2015 (10:53)

    Pepinacos

    "Sinceramente... me quedo con cualquiera de los dos"

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto