¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Presentación Honda HR-V 2015: Diseño, interior y habitabilidad

12

El HR-V vuelve tras nueve años de ausencia y cumpliendo 16 desde que viera la luz por primera vez. Lo hace marcado por las exigencias del mercado, donde el segmento de los SUV está explotando en importancia. Vamos a conocer al Honda HR-V 2015.

Honda ha diseñado el HR-V por y para el mercado europeo, el más exigente sin lugar a dudas. El principal factor de compra suele ser el diseño. Aunque es cuestión de gustos, es innegable que los diseñadores han hecho un gran trabajo con el Honda HR-V 2015. No puedo sino acordarme de aquel primitivo SUV que llegó al mercado en 1999. Madre mía, que cambio. Estamos ante un coche completamente diferente, a pesar del nombre.

Mirada poderosa, aunque mucho mejor con los faros de LED como los de la imágen

Podríamos denominarlo fácilmente como asiático o japonés, pero no estaríamos haciendo la justicia suficiente al trabajo de diseño. El segmento de los SUV destaca por sus unidades con aspecto robusto. La mayor altura de la carrocería y el mayor ancho de vía generan esta sensación, pero si no la refinamos puede llegar a resultar demasiado basta. Para evitar esto se han introducido detalles estéticos que suavizan las líneas y crean perspectivas que generan una mayor sensación de robustez y empaque.

En el frontal encontramos elementos como los faros, que juegan un papel vital en el diseño del coche. Yo soy de los que me gusta el diseño del HR-V, pero tengo que reconocer que los faros halógenos no le hacen ninguna justicia al coche. No es que lo afeen, pero sí que son más sosos, más anodinos. En mi opinión deberíamos tirarnos de cabeza a los faros Full LED, no solo por ser mejores en temas de iluminación, que también, sino porque también son más bonitos.

Sin embargo los faros no son el único elemento destacable en el frontal. También está toda la zona de la parrilla. Esta presenta una combinación de colores diferente, generalmente negra, sino que está diseñada a modo de ala para aportar una mayor sensación de dinamismo incluso en parado. Si a esto le sumamos un capó con nervios muy marcados estamos ante un gran trabajo de diseño.

Tamaño medio pero con un estilo contundente, un gran trabajo de diseño

Lo mismo ocurre en el lateral donde vemos el esfuerzo para que el HR-V muestre un estilo juvenil pero con un aspecto robusto y marcado. Para lograrlo vemos como se han insertado dos nervaduras, una en los bajos de las puertas, y otra con una línea ascendente que da sensación de dinamismo. Para lograr un consumo más bajo se han eliminado elementos fijos, como los tiradores de las puertas traseras que van insertadas en el marco, algo que ya habíamos visto en el Honda Civic.

Si llegamos a la zaga una vez más el diseño japonés vuelve a la palestra. El uso de la plataforma global de Honda ha permitido que estemos ante un diseño robusto pero a la vez práctico. El depósito de combustible se sitúa justo debajo de los asientos delanteros, en toda la zona central del coche. Esto ha permitido a los diseñadores jugar con las cotas de habitabilidad. Un ejemplo es lo bajo que encontramos el suelo del maletero. Lo habitual en este tipo de coches es tener una gran altura que no ayuda a la hora de cargar y descargar, pero en este caso es mucho más fácil ya que es muy bajo y con un portón exageradamente grande.

Si saltamos del exterior al interior nos damos cuenta que el trabajo de diseño no se ha esforzado únicamente en la carrocería sino que también en el habitáculo. Ante nosotros se presenta un espacio que juega con las formas y el espacio para crear un ambiente vanguardista, minimalista e intuitivo. Todo está donde debe estar y es muy sencillo hacerse con los controles y mandos. Honda lo llama Expansive cockpit, lo que quiere decir que todo está diseñado para que el conductor tenga el control de los mandos.

El interior se nos presenta ordenado y bien dispuesto

Me gusta mucho el cuadro con la esfera en verde, me gusta mucho la zona de la climatización y me gusta mucho el túnel central. En realidad todo el interior me gusta. Me parece estar muy bien resuelto y te da la sensación de estar en un espacio mucho mayor de lo que realmente es. Los materiales han sido dispuestos para que todas las zonas habituales tengan un tacto agradable. La presencia de plásticos es muy baja, aunque creo que la parte superior del salpicadero podría estar mejor rematada. Es completamente de plástico y no sé cómo acabará si dejamos el coche al sol constantemente.

El resto del interior está tan bien rematado como toda la zona del cockpit. Es un espacio agradable la verdad. La tecnología implementada en el coche es igual de buena. El Honda Connect presenta un manejo muy intuitivo, el control táctil es bastante preciso y aunque no es el equipo más rápido que he visto, su comportamiento no tiene tacha. De hecho el MirrorLink permite que podamos manejar nuestro móvil a través de la pantalla, evitando así la necesidad de cogerlo.

En términos de habitabilidad diría que el Honda HR-V destaca por encima del resto del segmento. Repito que emplea la plataforma global de Honda por lo que gracias a ella se logran cifras de espacio y practicidad realmente sobresalientes. Por ejemplo toda la segunda de asientos puede abatirse, plegarse, regularse longitudinalmente… Permite jugar mucho con el espacio y el orden del interior.

Uno de los mejores aspectos del Hoda HR-V es su habitabilidad y espacio interior

Lo mismo ocurre con el maletero, que cuenta con dos alturas, aunque la inferior está diseñada para albergar la rueda de repuesto tipo galleta que se incluye entre el equipamiento opcional. Como mínimo el maletero dispone de 470 litros (contando ese espacio para la rueda, con ella se restan 70 litros), ampliables a unos excelentes 1.533 litros si abatimos la segunda fila de asientos y aprovechamos todo el espacio hasta el techo. Por último decir que gracias a que el asiento del copiloto es abatible se pueden cargar objetos de hasta 2,4 metros. Una barbaridad.

Así que resumiendo. El Honda HR-V 2015 no solo muestra un buen diseño (a mí me gusta) sino que también es capaz de combinar tecnología, estilo y espacio. Este último sea posiblemente su aspecto más contundente puesto que realmente sorprende. Si a esto le sumamos elementos como el Honda Connect y el vanguardismo de su diseño interior estamos ante uno de los mejores coches del segmento. Un soplo de aire fresco que seguramente sea bien vendido por parte de Honda.

Habiendo hablado ya de todo el tema del diseño y de la habitabilidad, e incluso habiendo dado ya los datos de precios y equipamientos del Honda HR-V, en la próxima parte de la presentación os hablaré detenidamente de la conducción de las dos unidades que se van a vender en España, el 1.5 i-VTEC de 130 CV y el 1.6 i-DTEC de 120 CV. No os lo perdáis. Un saludo.

Honda debería vender cómodamente el HR-V. Una gran apuesta

Noticias relacionadas

Presentación Honda HR-V 2015: Diseño, interior y habitabilidad
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto