¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Jaguar F-Type 3.0 V6 S 380cv Convertible, impresiones

17

En estático, el F-Type ha demostrado que tiene argumentos para convertirse en uno de esos coches que se quedan en nuestra mente durante mucho tiempo. Por fuera parece un coche que corre y el interior también acompañan en esas pretensiones. ¿Disfrutaremos el volante del último modelo a Jaguar? ¿Cumple nuestras expectativas?.

Hasta la fecha, y parece que será así hasta el cese de su producción, el F-type equipa únicamente motores de gasolina. Algo completamente lógico si valoramos el cliente típico de Jaguar que se interesa por vehículos deportivos.

El F-type descapotable puede montar tres motores gasolina que van desde los 340 cv hasta los 495 cv, por lo que la potencia de cualquiera de sus modelos es realmente elevada. Nuestra versión se encuentra en un escalón intermedio ya que homologa 381 cv de potencia. Tanto esta como la versión de acceso a la gama llevan un motor V6 de 3,0 litros de cilindrada sobrealimentados mediante un compresor, dejando la motorización V8 de 5 Litros para la restante.

Motor 3.0 V6 de 380cv ¿Suficiente?

Jaguar siempre se ha planteado el proyecto F-type como un vehículo definitivamente deportivo, su chasis monocasco está construido en aluminio y su masa es de 261kg. Nuestra versión V6 S dispone de una suspensión pilotada fabricada en aluminio además de un diferencial autoblocante, elementos que se incluyen de serie, elementos de gran valor si pensamos en su dinámica que no tiene coste alguno para el cliente.

La versión de 340 equipa un diferencial abierto, la nuestra un autoblocante mecánico y la versión de 495 cv uno controlado electrónicamente.

Consumos y cifras homologadas

Nuestra unidad de prueba tiene unas cifras más que decentes. Con 380 cv, Jaguar anuncia que nuestro F-type tarda en hacer el 0 a 100km/h en tan solo 4`9 segundos, el 80 a 120kmh/ en 3’8 segundos, cifras reservadas para modelos deportivos hace tan solo unos años. su velocidad máxima es de 275 km/h, su peso de 1614 kg y su consumo medio homologado 9`1 Litros cada 100km.

Nuestro consumo ha diferido un poco respecto a las cifras oficiales, en carretera hemos conseguido 7`5L circulando a una media de 120km/h, y si lo hacíamos con la capota abierta la cifra ascendía a 7`8L, es decir, hemos obtenido un consumo de 0`5-0`8L mayor respecto a la cifra homologada equivalente.

En ciudad hemos obtenido curiosamente menos, 0`5 Litros de diferencia respecto al dato oficial para recorrido urbano: 12’3 L. Las medidas se han hecho con un solo pasajero y la diferencia entre las dos marcas y los datos oficiales se deben al tráfico que había en la ciudad el día que decidimos atravesarla y al temporal que hizo el día que fuimos por carretera para medir su consumo en movimiento.

En estos casos hemos usado de referencia la media del navegador de abordo, aún así los consumos que obtenemos son orientativos y no definitivos (para daros datos más fiables deberiamos probar el coche mucho más tiempo).

En movimiento

No es especialmente cómodo para entrar y salir ya que hay que sobrepasar una distancia notable desde la puerta hasta el asiento, que está en una posición más bien baja. Es hora de arrancar y de ver como se comporta el F-type. Presiono el botón de arranque, las salidas de aire emergen del salpicadero y comienzo la marcha.

El bramido el arrancar y el gruñido que tiene el motor a ralentí son deliciosos. Las dimensiones, especialmente el alargado morro, nos transmiten mucha inseguridad a la hora de callejear por las estrechas calles de la ciudad, no tengo un gran campo de visión por el grosor de los montantes, pero enseguida dejamos atrás los semáforos que nos cortan la diversión pero que permiten que muchísimo viandante nos hagan fotos con sus teléfonos móviles. Te sientes alguien importante.

El reparto de pesos del F-type es, sobre el papel, del 52% al eje posterior y 48% sobre el eje anterior, por lo que el peso del conductor debe afinar aún más la adecuada distribución de pesos acercándonos al perfecto 50/50.

Las primeras curvas uno las va cogiendo a un ritmo más bien bajo, aunque este va aumentando poco a poco, recuerdo que llevo un vehículo de propulsión y pese a sus características técnicas no quiero ignorar que el coche pueda cruzarse en las salidas de algunas curvas. Lo cierto es que el coche es realmente estable y, sin ir especialmente pasado, permite cierto deslizamiento -mínimo- del vehículo. Quiere recordarte que la potencia está ahí y que estas conduciendo un felino pura raza.

La experiencia de conducción es sublime para cualquier tipo de conductor.

Activando el modo dinámico y consecuentemente el “sistema de escape activo” la experiencia de conducción y las sensaciones al volante se multiplican. Los 460 Nm pasen al asfalto sin problemas alguno de motricidad y el sistema escape nos regala un alarido cada vez que cambia de marcha.

El tren delantero parece ser muy ligero y reacciona ágilmente a mis indicaciones al volante, la dirección hidráulica también me parece precisa, es un coche agradable de conducir e, insisto, gratificante en cuanto a sensaciones.

Aunque suena a típico, el F-type tiene una suspensión firme y cómoda, vamos pegados al suelo, vamos duritos y también estamos muy cómodos. Se agradece cuando hacemos tramos de larga distancia.

Si nos lo proponemos El F-type permite que deslizemos el tren trasero con facilidad, transmite esa osadía que todos tenemos en mente cuando vemos un vehículo deportivo. El diferencial de deslizamiento nos ayuda a equilibrar el exceso de aceleración al salir demasiado fuertes de una curva, dando motricidad a la rueda exterior para devolver al coche a la trayectoria que indicabamos desde los mandos.

Más abajo puedes escuchar como suena y petardea nuestro querido felino.

Circular descapotado es un gran experiencia, además puedes mantener conversaciones a un volumen moderado con el acompañante. Hasta 120km/h no hay corrientes de aire molestas en el habitáculo, siempre que circulemos con los ventanillas subidas y el cortaviento puesto.

No es un vehículo complicado de conducir y es divertido aunque conduzcas a una velocidad moderada. La caja de cambios automáticas no es de doble embrague como cabría esperar, si no de convertidor de par, sin embargo funciona asombrosamente bien y cuando estamos enlazando curvas este detalles se olvida, se complementa adecuadamente con el resto del vehículo.

Lo que más llama la atención de nuestra unidad de pruebas es sin lugar a dudas el sonido que genera el motor ayudado del sistema de escape. Es sencillamente brutal. Todo el mundo que lo prueba habla de su sonido, por lo tanto cuando me cedieron el vehículo estaba preparado para ello, sin embargo quedé igualmente sorprendido y seducido.

El F-type V6 S no es especialmente rápido para las cifras que maneja (las recuperaciones a bajas vueltas desmerecen un poco) sin embargo lo parece. El sonido llama mucho la atención y será un problema para propietarios tímidos y una característica especialmente seductora para quien valore un sonido deportivo que recuerda al mundo de la competición.

Noticias relacionadas

Jaguar F-Type 3.0 V6 S 380cv Convertible, impresiones
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto