¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lexus IS 250 F Sport. Excelente puesta a punto

    121

    El Lexus IS es la berlina más pequeña del fabricante seguida del GS y del superbarco LS. De estos tres modelos el IS es el único que no cuenta con una motorización híbrida, estandarte principal de esta marca. Sin embargo Lexus también ha puesto su toque de calidad y cierto glamur en su berlina más popular. Este modelo dispone de cuatro puertas y 5 plazas. Sus medidas son: 4’58m de longitud, 1`8m de anchura y 1’42m de altura.

    El Lexus IS también está disponible con una carrocería descapotable y cuenta a su vez con una versión deportiva llamada “IS F” de 423CV puesta a punto para encantar al más reservado.

    Este modelo llegó a nuestro mercado en 2006, tres años después recibió algunos cambios y con el comienzo del nuevo año Lexus ha actualizado de nuevo este modelo. Nuestra unidad es la versión IS 250 F Sport con un propulsor V6 de 208cv gasolina equipada con un paquete deportivo que le da un aspecto más atractivo, por ello lo del "F Sport".

    También puede interesarte nuestra prueba del Lexus IS C, la versión descapotable del modelo que estás viendo.

    Exterior

    Hay que destacar como le sienta el Blanco Perla a nuestra unidad pruebas, marca aún más las líneas resaltadas por el paquete F Sport, que le da un aspecto más agresivo.

    El Paquete F Sport que modifica también el interior, consta de un paragolpes delantero modificado con pequeñas extensiones resultando más abultado dotando al vehículo de una mayor presencia, además su parrilla de panel de abeja le da un toque más racing.

    También incluye un paragolpes trasero con salida doble de escape y un alerón en la tapa del maletero. Además el logotipo "F" está visible junto a los pasos de rueda del mismo modo que lo están en los Audis que equipan el paquete S Line, en los Mercedes con paquete AMG o en los BMW con el paquete "M".

    Uno de los últimos cambios estéticos que recibió el IS fue la inclusión de luz diurna en los pilotos delanteros gracias a

    unos diodos luminosos que se extiende por los grupos ópticos, le da un toque más actual acorde al lugar que ocupa entre berlinas premium.

    Sus llantas, incluidas en el paquete deportivo, son de 18 pulgadas con diez radios y están tintadas en negro, las medidas de sus neumáticos son 225/40R18 delante y 255/40R18 detrás.

    En su parte trasera tanto el alerón de tipo labio que le de da un toque elegante, así como la salida doble de escape (que cuando aceleramos con decisión emana un sonido deportivo) captan la mayoría de las miradas. Tiene una imagen exclusiva a la par que deportiva sin perder la discreción.

    Video

    Interior

    El paquete F Sport añade a nuestra unidad de pruebas unos excelentes asientos envolventes tapizados en alcántara y piel. Esta combinación se agradece especialmente en días calurosos donde unos asientos completamente de cuero obtendrían una sudoración mayor.

    La envoltura de los asientos es adecuada, sin llegar a ser un estorbo, para sujetar el cuerpo en movimientos transversales bruscos que puede ocurrir cuando el coche patina "sin querer queriendo".

    Los acabados están bien realizados y transmiten calidad, tacharía de mediocre algunos plásticos en el salpicadero aunque la calidad general que transmite el interior es buena. Le pasa como a BMW, usa materiales sobrios pero de alta calidad, de eso no hay duda. Me gusta especialmente la iluminación blanca de la instrumentación.

    El volante de tres radios con logo F Sport y botones integrados para interactuar con el equipo multimedia, me parece que tiene un diámetro adecuado para el tamaño del vehículo y su maniobrabilidad que me ha parecido superior a la de un A4. Detalle pespunte del volante.

    El ambiente interior es oscuro e ideal para sólo cuatro ocupantes ya que el espacio interior es más bien escaso, algo normal en una berlina de corte deportivo como es este modelo. Detrás el túnel de transmisión penaliza espacio de piernas para el posible tercer ocupante aunque si esa plaza no está cubierta los dos pasajeros podrán disfrutar de un apoya brazos abatible con soporte para bebidas que además comunica el habitáculo con el maletero. Nuestra unidad incluye techo eléctrico, asientos calefactados, navegador táctil con disco duro y cámara de marcha atrás.

    Desde el plafón central podemos inclinar y desplazar el techo eléctrico completamente permitiendo entrar una gran bocanada de aire al interior del vehículo. Los asientos calefactados regulables en distintos niveles (el más alto hasta casi quemar) funcionan realmente rápido, se activan mediante dos ruletas independientes situadas junto al cenicero.

    La consola central me ha causados sensaciones muy contrastadas, por un lado tiene un aspecto "retro" con ese color grisáceo y ese reloj analógico, aunque todo lo que puede hacer (navegación, reproducción sonido fuentes externas) lo hace bien. Los colores de los materiales que se han empleado para esta parte del interior pueden que no ayuden a transmitir toda la "calidad tecnológica" que tiene el modelo ni tampoco el ambiente de "lujo" que debería respirarse en su interior. La calidad del equipo de sonido es envidiable

    Cambiaría la interfaz de todo el sistema y aunque la cámara de visión trasera funciona perfectamente tiene un resolución menor en comparación con la que he podido probar en la Nueva Serie 5 de BMW. También hay que decir que ni el BMW Serie 3 ni el A4 tienen cámara de visión trasera ni en opción. Punto a favor de Lexus.

    Tecnológicamente tiene una oferta en la que no echaremos en falta nada. La calidad de los materiales interiores que se palpan en las puertas, asientos o en el túnel de transmisión han sido estudiados con detenimiento, dan una buena impresión a los ocupantes tanto como por el materiales empleados y sus texturas como por el acabado final.

    Continuando por el túnel de transmisión nos encontramos la palanca de cambios que permite configurar la caja automática de 6 relaciones en modo secuencial o en modo sport. Seguidamente un reposa vasos y un reposabrazo deslizable que en su interior permite conectar un USB para reproducir pistas de audio o para guardar algún objeto medianamente voluminoso. Detalle interior.

    El freno de mano que como veréis aparentemente ha sido suprimido se encuentra junto a los pedales de freno y acelerador que tienen un acabado metalizado. El freno de mano está ubicado "encima" del reposa pies. Puede resultar extraño usarlo

    pero en seguida te acostumbras, el proceso de adaptación es mínimo y aunque parezca mentira accionarlo por accidente es complicado (Hay que levantar el pie bastante y arrastrar con fuerza el pedal hasta abajo).

    El maletero tiene disponible 398 litros penalizados únicamente por la boca de carga ya que la superficie interior es muy aprovechable por ser completamente plana. A criticar el asidero del maletero para tirar de el; no "casa" con el tipo de coche que tenemos delante.

    En movimiento

    El motor V6 de 208cv tiene asociado un cambio automático de 6 relaciones . La gestión de las marchas es muy satisfactoria y “polifacética” ya que podemos circular con total tranquilidad y suavidad o por el contrario obtener toda la rabia del motor gasolina que esconde bajo el capo.

    Cómo es común en vehículos de este nivel incluye levas tras el volante con las que pueden realizarse los cambios de marcha, detalle que se agradece en un berlina con esta orientación deportiva. Sin este instrumento el Is 250 perdería muchos enteros.

    El paquete F Sport, que como hemos visto afecta a diversos aspectos del vehículo, incorpora también modificaciones importantes en el sistema de suspensión dándole un carácter más deportivo. Podemos adoptar una postura de conducción acertada para practicar una conducción deportiva, como hemos hecho durante los días de prueba. Me parece que Lexus ha hecho un buen trabajo en la puesta a punto de esta versión, su suspensión permite llevar nuestros límites algo más allá gracias a la confianza que transmite el vehículo.

    Los balanceos de la carrocería se sienten sin problemas de manera muy directa así como las insinuaciones de la trayectoria que tomará el vehículo cuando hacemos que una curva sobrevire creando un derrape de película, ayudado claro está por la tracción trasera, punto clave de su carácter deportivo. El truco esta en el pedal.

    Por la manera que tiene el IS 250 de entregar su potencia el momento óptimo para usar toda la fuerza del Is es cuando la aguja se encuentra sobre 5000rpm es en ese momento cuando el vehículo se siente más vivo y transmite más reacciones.

    Lanzarse deslizando (en un lugar seguro) y mantener la trayectoria de manera limpia requiere que el motor se mantenga a ese nivel de vueltas y que no decaiga; siempre podremos hacer cruzadas con aceleraciones bruscas pero para exprimir el mayor jugo hay que llevarlo alto de vueltas..y al IS parece que le gusta.

    El v6 tiene un sonido muy elegante que cobra vida propia en parte alta del tacómetro, proceso que se vuelve adictivo. A bajas rpm el motor pasa desapercibido pero en pisotones contudentes y a partir de 5000rpm el sonido "huye" por el tubo de escape inundando el exterior.

    Impresiona más su bajo consumo en conducción sosegada en autovía, hablamos de unos increíbles 6L a los 100, con su capacidad de aceleración que corresponde a lo esperado. En ciudad el consumo sube al menos 2 litros más.

    Sobre papel dice que 8.5 seg es lo que tarda en acelerar desde parado hasta 100km/h pero lo hace de una manera exquisita lo que hace que nos olvidemos del cronómetro. Es muy agradable de conducir en cualquier tipo de condiciones y diría que muy suave y predecible.

    Para la versión 2011, que es esta que hemos probado, su motor ha sido retocado para cumplir con la normativa Euro5 reduciendo las emisiones en casi un 8% (194 g/km de CO2) y por lo tanto reduciendo el impuesto de matriculación a 9’75%.

    En resumen

    Nos ha sorprendido por tratarse de un vehículo realmente bueno con cierta orientación deportiva acentuada además con este paquete deportivo. Sin embargo encontramos pequeños detalles que de ser actualizados solucionarian pequeñas pegas que hemos encontrado.

    Ha sido todo un descubrimiento y es una buena opción dentro de las berlinas premium. Lexus, de gran prestigio internacional, puede que no sea tan conocida (en nuestro país) como lo son Audi, BMW o Mercedes, pero tiene una gama de vehículos a la misma altura de las marcas anteriormente citadas.

    Resumen:

    Lexus ha actualizado un modelo que está a la altura de los Premium alemanes de quien es directo competidor. El paquete F Sport dota a la berlina IS de un carácter más deportivo que era completamente necesario para los clientes más exigentes. El IS siempre ha sido una buena opción dentro de las berlinas Premium, ahora con este paquete aumenta la competencia en su segmento. Ha sido retocada en casi todos sus aspectos y es una opción que no deberíamos pasar por alto.

    Lexus IS 250 F Sport Desde 46.980€

    Datos y Equipamiento

    Detalles F Sport del IS 250 V6 MY 2011

    Suspensiones especiales, nuevas llantas de 18" y paquete aerodinámico F Sport
    Mejora de consumos y emisiones cumpliendo con Euro V

    Exterior:

    Paragolpes delantero deportivo con una parrilla tipo panal
    Spoiler Trasero
    Nuevas llantas de 18" y 10 radios en aluminio oscurecido
    Suspensión mejorada deportiva

    Interior:

    Parrilla superior e inferior F Sport
    Embellecedores de los umbrales de las puertas delanteras en aluminio
    Asientos delanteros de corte deportivo con refuerzos laterales e inserciones de micro-fibra
    Volante con logo F Sport
    Nuevas inserciones metálicas en el interior

    Pedales y reposapies de competición en aluminio perforado
    Levas del cambio incorporadas en el volante
    Asientos tapizados en alcántara y refuerzos laterales de cuero

    Equipamiento opcional:

    Navegador con Disco Duro (HDD)
    Techo solar eléctrico

    Lexus IS 250 F Sport. Excelente puesta a punto