¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Opel Corsa 1.0 SIDI Turbo, prueba: equipamiento, seguridad y conclusiones

    10

    La actualización del Corsa se remata con novedades en equipamiento tecnológico y de seguridad que le colocan, en ciertos aspectos, a la cabeza su categoría. Cada vez incorpora más elementos que antes solo se veían en segmentos superiores, y a un precio convincente.

    Uno de los puntos fuertes del "nuevo" Corsa -no puedo evitar las comillas- es el nivel de seguridad activa que incorpora gracias a la cámara frontal. Se trata del sistema Opel Eye de segunda generación, que trae más funciones que nunca al subcompacto de la marca. Esta cámara viene dentro de un paquete opcional de 600 euros, el Driver Assist.

    No solo reconoce señales de tráfico (TSA) o nos avisa de cuándo vamos a abandonar el carril de forma involuntaria (LDW), también mide la distancia de seguridad que mantenemos frente a otros vehículos que van por delante (FDI). Podemos ver la distancia en segundos en la pantalla, por debajo de 2 segundos lo estamos haciendo muy mal.

    El sistema de aviso de vehículos en el ángulo muerto (SBSA), funciona la mayoría de las veces, pero no hay que fiarse de él a ciegas. Según el fabricante, avisa de "colisiones inminentes". Puede detectar hasta motocicletas, pero no siempre avisa de que hay algo en el ángulo muerto. Menos mal que la curvatura del espejo avisa con antelación suficiente, y sin electrónica alguna. Este extra va al margen de la cámara frontal.

    Si tenemos un vehículo a menos de tres metros de la parte trasera, el retrovisor nos advierte para evitar una colisión

    Los sensores de ultrasonidos en la parte le sirven también para la función de aparcamiento totalmente automático, que no me dio por probar, mea culpa. En teoría solo hay que manipular el cambio de marchas y los pedales, él gira el volante, tanto para aparcar en paralelo como en línea. Ambos sistemas se adquieren a la vez, cuestan 450 euros.

    La cámara trasera de aparcamiento es opcional, cuesta 340 euros. La imagen se proyecta en la pantalla del Intellilink y complementa a los sensores de aparcamiento delanteros y traseros. Solo hay que tener en cuenta un detalle, la cámara está encima de la matrícula, y estaremos más cerca de otro vehículo de lo que pensamos, no hay que apurar más allá de la línea roja.

    Circulando de noche con las luces largas, alterna con las cortas cuando detecta que va a deslumbrar, es el asistente de luz larga (HBA). Los faros son de xenón, con luz diurna de ledes, muy apañados en condiciones de baja luminosidad. Por primera vez en el Corsa las luces son adaptativas en curva, muestran lo que normalmente no se podría ver.

    Los faros de xenón con luces diurnas de LED son adaptativos y mejoran mucho la seguridad conduciendo de noche

    Seguimos con el Driver Assist. Si la cámara detecta que nos acercamos peligrosamente a otro vehículo que va más despacio o ha aminorado la marcha, recibiremos una advertencia visual y acústica (FCA). Tiene una especie de HUD que ilumina unas luces rojas en la parte superior del salpicadero, solo advierte de eso, y ojo, no frena solo.

    El sistema a veces emite alerta de colisión cuando circulamos por una carretera con curvas en forma de "S" y viene un vehículo de frente. No es capaz de determinar que el otro vehículo no está en la misma trayectoria que nosotros, y puede dar un pequeño susto. Se puede variar la sensibilidad del sistema, tiene tres posiciones.

    El sistema estaría totalmente al día si fuese capaz de frenar solo, aunque solo fuese a baja velocidad. Varios coches del segmento A y B ya incorporan esta función. Al carecer de radar, el control de velocidad va ciego, no tiene en cuenta el tráfico, mantiene la velocidad sin pensar. En cuanto al limitador, funciona a partir de 30 km/h.

    Radio CD 3.0 BT, de serie en todos los Corsa

    Intellilink, siempre es opcional, cuesta 250 euros

    Dos sistemas de sonido e infoentretenimiento

    El equipo de música "básico" se llama CD 3.0 BT, y consta de radio AM/FM, lector de discos CD/MP3/WMA, Bluetooth, conector USB y auxiliar. Estéticamente está muy bien integrado en el salpicadero y no tiene un aspecto claramente anticuado. En segundo lugar tenemos el Intellilink, que prescinde del lector de discos.

    Si tenemos conectado un "pincho" USB con fotos o vídeos, podemos verlas en la pantalla de 7 pulgadas, aunque con el coche en marcha hay limitaciones de uso. También podemos gobernar al teléfono móvil por Bluetooth, el sistema de sonido y la configuración del coche. Solo hay tres aplicaciones, y seguramente nunca tenga más.

    El funcionamiento en general es satisfactorio y la pantalla táctil responde rápidamente. Como mejor funciona es con un teléfono de Apple, pues es compatible con la función SIRI EYES FREE, es decir, reconocimiento de voz. No he podido probarlo, pero Opel dice que permite dictar mensajes de texto SMS y correo electrónico sin tener que tocar ningún botón adicional. Con mi teléfono Android el reconocimiento de voz no funcionó.

    Cámara trasera de aparcamiento en acción. Es muy recomendable no exceder la franja que marcan las líneas rojas, pues la imagen está muy deformada y la cámara cuelga del portamatrículas

    En resumen...

    La "nueva" generación del Opel Corsa sigue teniendo argumentos para venderse bien en el mercado europeo, independientemente de que a nivel de ingeniería tenga partes diseñadas hace una década. A la mayoría de la gente eso le importa bastante poco, y la continuidad del diseño es un atributo que los alemanes saben vender mucho mejor que los demás

    El reposacabezas central sigue siendo extra ¡en 2015!

    En cuanto a comportamiento juraría que el modelo anterior iba mejor, por lo demás gana el nuevo. Los motores consumen menos y se percibe menos ruido en el interior. En general uno se lleva una impresión muy positiva del coche, dentro de su segmento es de los mejor rematados y que menos nos harán extrañar un compacto del segmento superior.

    Lo más interesante del Corsa E, además de los motores optimizados y la calidad de rodadora, son los mencionados sistemas de seguridad. Hablamos de inversiones modestas que pueden evitar más de un susto a lo largo de su vida útil, solo con eso, quedan inmediatamente amortizadas. Siempre soy partidario de invertir más en seguridad que en estética, y la oferta del Corsa, a día de hoy, no es igualada por la competencia.

    Opel Corsa 1.0 SIDI Turbo, prueba: equipamiento, seguridad y conclusiones
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto