¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaPorsche 911 Turbo (II): Diseño, habitabilidad y maletero

12

Por el Porsche 911 Turbo no pasan los años, generación tras generación ofrece un perfil sin apenas variación pero con una personalidad que lo hace inconfundible. El habitáculo, repleto de botones, es un derroche de calidad. Con 520 CV, el 911 Turbo es todo un misil que sorprende por su versatilidad.

Han pasado 50 años y siete generaciones del Porsche 911 pero la silueta sigue siendo inconfundible. La actual, con designación interna 991, estrenó nueva plataforma más rígida y ligera pero con la misma filosofía y concepto: un coupé 2+2 con motor bóxer trasero capaz de dibujar una sonrisa en el rostro del conductor cada minuto que está tras el volante.

Puedes disfrutar del Porsche 911 Turbo al detalle en nuestra galería de fotos

El splitter frontal es retráctil, cuando está desplegado aporta una carga aerodinámica extra en el eje delantero

Diseño exterior

El Porsche 911 Turbo mantiene un tamaño compacto para un deportivo, con una longitud de 4.506 mm. Como mandan los cánones, es ancho y bajo para favorecer las condiciones dinámicas. Las caderas han crecido 28 mm respecto a un 911 Carrera S para llevar la cifra de anchura total hasta los 1.880 mm mientras que la altura se queda en apenas 1.296 mm.

Para mantener el peso a raya, varios elementos de la carrocería están fabricados en aluminio. Es el caso de los alerones delanteros, las puertas, el techo, el portón del maletero y el portón trasero. El resultado son 1.595 kg en la báscula. En cuanto al diseño no rompe moldes ni lo pretende. Es reconocible como un nueveonce por los cuatro costados.

Tecnología bi-xenón de serie y leds en opción para las ópticas delanteras

El motor bóxer de 6 cilindros entrega 520 CV

Los faros delanteros bi-xenón -opcionalmente pueden ser de led- mantienen la tradicional forma redondeada e incluyen el sistema de luces dinámicas de curva Porsche Dynamic Light System (PDLS). Debajo, ya en las entradas de aire del paragolpes, se sitúan las luces diurnas led e intermitentes. Los pilotos traseros cuentan con tecnología led.

Dentro de las soluciones de aerodinámica activa del sistema Porsche Active Aerodynamics (PAA) destaca el labio del spoiler frontal con el logo ‘Turbo’, que se despliega mediante un sistema neumático. Lo mismo sucede con el alerón posterior, cuyo perfil superior asciende para dotar de mayor carga aerodinámica la parte trasera del vehículo en conducción deportiva.

El alerón trasero es el elemento más visible de la aerodinámica activa del 911 Turbo

Hablando de aerodinámica conviene mencionar bellos retrovisores exteriores SportDesign de esta unidad, que son opcionales -611 euros-. Al igual que los que vienen de serie son eléctricos, térmicos y antideslumbrantes pero cambian su diseño.

Un elemento visual que hace rápidamente a la versión Turbo del 911 son las dos aperturas delante del musculoso paso de rueda trasero, unas entradas de aire que tienen la misión de refrigerar los intercoolers. El flujo de aire sale por las aberturas del paragolpes trasero, justo a los lados de las dos salidas de escape doble en acero inoxidable cromado con acabado brillante.

Los retrovisores SportDesign son opcionales

Las llantas de aleación forjada le vienen como anillo al dedo al modelo de Stuttgart. Se trata de unas llantas de 20 pulgadas con un diseño de 10 radios dobles que combinan el color titanio con el acabado pulido brillante. El cubrebujes con el escudo Porsche monocromo -que sea en color es opcional por 183 euros-.

Los zapatos son acordes a las prestaciones del modelo alemán, con grandes neumáticos Pirelli PZero 245/35 ZR 20 delante y 305/30 ZR 20 detrás. A través de las llantas lucen los enormes discos de freno perforados de 380 mm de diámetro delante y detrás mordidos por pinzas de color rojo. Opcionalmente se pueden equipar el sistema de frenos cerámicos reforzados con fibra de carbono PCCB.

Llantas de 20 pulgadas para alojar los discos de freno de 380 mm de diámetro

Diseño interior

En el habitáculo gozamos básicamente del mismo diseño que el resto de versiones de la familia 911. La diferencia sólo son los logos “turbo” dispuestos en algunos elementos como el cuentarrevoluciones, la base de la palanca de cambios o los umbrales de puerta. Los ajustes y acabados son excelentes.

El recubrimiento del techo y pilares está realizado en Alcántara y las molduras en salpicadero, consola central y paneles de puerta tienen un acabado en plata galvanizada. En el interior en cuero negro de esta unidad le da un aspecto sobrio, aunque también es posible recurrir a tapicerías en colores como el gris, el azul el beige o el rojo.

La habitabilidad en las plazas delanteras es muy buena

Además del Coupé también se ofrece una versión Cabriolet

La configuración tradicional de 2+2 plazas favorece la habitabilidad delante. Las plazas delanteras son espaciosas y, aunque vamos sentados en una posición muy baja, es fácil encontrar acomodo en los asientos deportivos con reposacabezas integrado y ajuste eléctrico en 14 posiciones.

Las dos plazas traseras son aptas para niños -de hecho cuentan con anclajes Isofix- ya que dos adultos dispondrán de poco espacio para las piernas y, sobre todo, para la cabeza. Los dos asientos están pensados también como una extensión del espacio de carga puesto que el respaldo se puede abatir para distribuir los bultos -mochila, maleta, bolso, etc- de manera más óptima.

Los asientos traseros no están pensados para que viajen adultos

Al maletero se accede desde el capó de la parte delantera y no es más que un exiguo hueco de 115 litros de capacidad. No es mucho pero resulta suficiente para transporta el equipaje de una pareja para un fin de semana. En el interior hay pocos lugares donde dejar objetos siendo el más grande el compartimento bajo el reposabrazos central.

Tras el volante SportDesign, con ajuste eléctrico en altura y profundidad, se muestran los cinco tradicionales instrumentos circulares con un gran cuentarrevoluciones en la zona central. El cuadro incluye indicadores analógicos de velocidad, presión y temperatura del aceite y del agua de refrigeración además del nivel de combustible, y displays digitales que señalan la velocidad y la marcha seleccionada.

El volante SportDesign de serie es perfecto por grosor y tacto

A la derecha del cuentarrevoluciones aparece una pantalla TFT de 4,6 pulgadas que muestra las indicaciones del navegador y la radio además de otros datos como la presión de soplado del turbo, la distribución del par entre el eje delantero y trasero, o las fuerzas G de aceleración longitudinal y lateral.

El interior está repleto de teclas. En total suman medio centenar de botones, lo que puede resulta abrumador la primera vez que nos subimos. En poco tiempo es fácil hacerse a ellos, aunque el tacto de algunos de ellos es demasiado plasticoso.

La pantalla de 7 pulgadas es táctil

En el salpicadero destaca la pantalla táctil de 7 pulgadas del sistema multimedia Porsche Communication Management (PCM), que incluye módulo de navegación y el sistema de sonido Bose -opcionalmente hay un equipo de audio Burmester para sibaritas-. También aquí se muestra las imágenes de la cámara trasera de ayuda al estacionamiento, que tiene una calidad de imagen simplemente correcta.

El sistema de climatización bizona funciona a la perfección, puedo dar fe de ello tras utilizarlo en días veraniegos que rondaban los 40 grados de temperatura exterior. Los asientos, calefactados de serie, también pueden contar con ventilación -opcional por 1.208 euros- que resulta muy efectiva y ajustable en tres niveles.

La palanca del cambio PDK tiene un diseño atractivo

El selector del cambio PDK está situado en una posición alta, cerca del volante. Las posiciones se seleccionan con un agradable tacto mecánico. Desde la palanca se puede realizar los cambios secuencialmente de manera manual, o bien se pueden utilizar las levas de generoso tamaño situadas tras el aro del volante y que se mueven solidarias con éste.

En la tercera y última parte de la prueba nos pondremos en marcha ¿nos acompañas?

Noticias relacionadas

Porsche 911 Turbo (II): Diseño, habitabilidad y maletero
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto