Motor.es

Presentación BMW iX1, el superventas eléctrico que BMW necesitaba

El eléctrico más vendido de BMW (a priori) llega a España. El BMW iX1 apuesta por lo tradicional mientras que su esquema eléctrico se destaca como uno de los mejores del mercado. Estas son mis primeras impresiones sobre él.

Presentación BMW iX1, el superventas eléctrico que BMW necesitaba

16 min. lectura

Publicado: 18/04/2023 19:00

Nos guste o no nos guste, los SUV han hecho de BMW la marca que es hoy en día. Aunque todos asociamos a la marca bávara con los más altos estándares de deportividad, los conductores corrientes no compran deportividad, sino practicidad, polivalencia y, en la medida de lo posible, calidad y equipamiento. La gama X de la Bayersiche Motoren Werke lleva años triunfando, pero por encima de todos los miembros de la familia el X1 es la verdadera estrella. Un líder de ventas que ahora, en su nueva generación, ofrece una versión 100% eléctrica, el BMW iX1, que acaba de llegar al territorio nacional.

La parrilla del iX1 va completamente carenada. Tiene un Cx de 0,26

Mientras que muchos otros fabricantes están dando sus primeros pasos en el mercado de la electrificación, BMW lleva años corriendo. Considerados como pioneros, el BMW i3 fue su primera creación. Una especie de monovolumen urbano que si bien tenía sus carencias, demostró que la electrificación de la flota era cuestión de tiempo. Hoy, más de una década después, la oferta de modelos i ha crecido rápidamente. Con casi un modelo por categoría encontramos productos tan dispares como el excepcional BMW i7 o este popular y ‘conservador’ BMW iX1.

Digo conservador porque los alemanes no dan puntada sin hilo. Si bien modelos como el i7 o el iX son extravagantes, tienen que serlo porque su cliente objetivo es bien diferente al de los i4, iX3 o iX1. En ese caso los conductores buscan normalidad para el día a día, pero con un formato eléctrico. La nueva generación del X1 ha traído consigo un diseño muy continuista que se ha exportado al modelo eléctrico. Apenas hay grandes diferencias entre ellos y eso es algo que debemos valorar positivamente. No a todo el mundo le gusta el diseño del iX, pero seguro que pocos pueden poner quejas sobre el aspecto del iX1.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
Las medidas exteriores son ideales para todo tipo de entornos y usos

Hablamos de un estilo muy atractivo a simple vista. Visto desde todos los ángulos no hay zona que no destaque o llame la atención. No es el coche más llamativo del mercado, pero he ahí el secreto de su potencial éxito. Todo ello comprimido en un formato ideal para múltiples usos; desde un práctico coche de diario con etiqueta CERO hasta un funcional SUV familiar para viajes largos. 4,5 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,62 metros de alto para una distancia entre ejes de 2,69 metros. Bajo todo ese metal exterior se esconde la plataforma UKL de BMW-MINI, lo que supone ciertos argumentos positivos y otros no tanto.

Lo bueno es que se trata de la arquitectura más usada por BMW. Los alemanes la emplean en una amplia variedad de modelos, desde el iX1 al BMW X1, pasando por el Serie 1, y toda la gama del Serie 2, además del MINI Countryman. Eso da mucha confianza en cuanto a fiabilidad y calidad. Todos los coches que se apoyan sobre ella destacan en comportamiento y generoso equipamiento. De puertas para dentro el iX1 mantiene esa filosofía de no cambiar nada. Se presenta el sistema de doble panel que ya es habitual en la casa con un sistema operativo que, contrario a lo que se podría pensar de Alemania, ha empeorado con respeto a su versión anterior.

La presentación interior incluye de serie el sistema de doble panel digital

BMW se ha vuelto excesivamente creativa con sus pantallas y han pasado de contar con uno de los mejores sistemas multimedia del mercado a uno de los menos intuitivos y complicados. Todo se realiza de forma táctil. El programa es fluido, los botones digitales son grandes, pero hay excesivos menús deslizantes, opciones e iconos. Cuesta manejarlo en parado así que no hace falta que te diga lo tremendamente complicado que se vuelve todo cuando vamos en marcha. Los alemanes tienen que darle una vuelta y mejorarlo porque rivales directos como Mercedes o Audi ofrecen equipos mejores.

Eso sí, no hay queja alguna en cuanto a oferta tecnológica. El iX1 ofrece una amplia variedad de tecnologías y sistemas. Faros Full LED de serie, techo panorámico, instrumentación digital, conectividad inalámbrica para teléfonos móviles, Head-Up Display, asientos delanteros eléctricos y calefactados, techo solar practicable y asistentes con un nivel 2 de conducción autónoma. Tampoco faltan los elementos de calidad que hacen de él el C-SUV eléctrico mejor acabado del mercado. Al igual que el X1 no tiene rival, su versión a baterías tampoco los tiene. BMW hace a día de hoy los mejores acabados del segmento premium. Es así.

El sistema multimedia ya no es tan intuitivo. Sobran muchas cosas que no se necesitan

Como ya he dicho un poco más arriba, los compradores de un SUV compacto buscan aunar en una misma carrocería varias cualidades diferentes. El iX1 es un coche familiar con una buena modularidad. La fila trasera ofrece mucha amplitud incluso para pasajeros adultos. No hay problemas de espacio ni para las piernas ni para la cabeza. La cota de anchura es la más limitada, pero tres adultos pueden viajar con cierta comodidad durante largos recorridos. Eso sí, como la plataforma deriva de modelos térmicos, existe un túnel de transmisión que obliga a abrir las piernas al ocupante central. No es excesivamente molesto.

La fila trasera se ajusta vertical y longitudinalmente, lo que permite flexibilizar el espacio de carga. El maletero ofrece un volumen mínimo de 490 litros, 50 litros menos que las unidades térmicas básicas y el mismo cubicaje de los híbridos enchufables. Con una fila posterior tan flexible podemos sumar o restar litros a costa de reducir el mucho espacio para las piernas de los pasajeros centrales. A máxima capacidad se llega a un volumen máximo de 1.495 litros. La boca de carga es muy ancha, lo que permite poder meter objetos voluminosos y el doble fondo permite guardar los cables de carga sin que estos molesten en el compartimento general.

En el doble fondo del maletero hay espacio suficiente para guardar los cables

Al volante del BMW iX1

Dada la juventud y la reciente llegada al mercado, BMW sólo ofrece una versión del iX1, denominada oficialmente como xDrive30. Cuenta con dos motores eléctricos siameses, uno sobre cada eje. Con 190 caballos y 247 Nm de par cada uno, el conjunto desarrolla un máximo de 313 caballos y 494 Nm de par motor. La fuente de alimentación es una batería de iones de litio en posición central y refrigerada por líquido con una capacidad útil de 64,7 kWh. Se recarga mediante sistemas de alta potencia, hasta 130 kW en corriente continua y hasta 22 kW en corriente alterna. Los datos oficiales anuncian que es capaz de pasar del 0 al 80% de la carga en apenas 29 minutos.

Sin embargo, el dato que verdaderamente nos interesa es el de la autonomía. Los datos homologados dicen que el BMW iX1 xDrive30 es capaz de rodar durante 439 kilómetros sin parar a recargar, algunos kilómetros más si el uso es principalmente urbano o interurbano a baja velocidad. Todo ello con un consumo medio de 16,8 kWh/100 kilómetros. Aunque durante la primera toma de contacto apenas ha habido ocasión a comprobar la veracidad de dichas cifras, las primeras impresiones han sido positivas. Si a eso le sumamos la experiencia ya vivida en el pasado (Prueba del BMW i4 M50), todo apunta a que el dato homologado es posible en el mundo real.

En marcha ofrece muy buen comportamiento y altas dosis de confort

Al fin y al cabo, BMW tiene mucha experiencia en el campo eléctrico y eso se nota. Tesla vende más, pero si realmente quieres dar el salto a la movilidad 100% eléctrica sin tener que desprenderte de nada que conozcas, BMW es tu marca. Al igual que me pasó en el i4, es montarte en un iX1 y percibir un aroma de normalidad. No quiere venderte nada, no trata de ser diferente. Simplemente es un SUV eléctrico diseñado para cumplir igual que cualquier versión térmica. Me atrevería a decir que incluso mejor porque la mayoría de los conductores en Europa apenas recorren 50 kilómetros al día.

Obviamente, si eres comercial o dependes del coche para numerosos e improvisados trayectos, el iX1 no está hecho para ti, ni ningún coche eléctrico, pero, si por el contrario, haces 2 o 3 viajes largos por año y muchos recorridos de corta o media distancia, empieza a plantearte la posibilidad de instalar un enchufe en casa (el otro gran problema de los eléctricos). Si puedes permitirte todo el pack de la electrificación, el iX1 es una compra de lo más razonable. Puede que no tenga el potencial comercial del Tesla Model Y, que sea más caro o que tenga algo menos de autonomía, pero como coche está varios niveles por encima. Es un coche normal y eso es mucho decir en los tiempos actuales.

Al seleccionar el modo B en el joystick central activamos la función One Pedal

Una vez más vuelvo saco a relucir la sensación de normalidad a la hora de circular. Dejando a un lado la comodidad y la baja rumorosidad habitual de un eléctrico, el tacto de todos los elementos es corriente. Desde el freno a la dirección, pasando por un acelerador que cambia de comportamiento en función del modo de conducción seleccionado: Eco, Normal y Sport son los principales programas disponibles. Cada uno, como su nombre bien expone, modifica el tacto general del coche. Lo más lógico es circular casi todo el tiempo que puedas en el modo más económico porque hay respuesta de sobra.

Como todo buen eléctrico que se precie, el iX1 cuenta con un sistema de pedal único que se activa al seleccionar el modo B en la palanca de cambios del flotante túnel central. Al hacerlo nos podemos olvidar por completo del pedal del freno, aunque en un principio el sistema es agresivo y cuesta cogerle el truco. La otra opción es confiar en el sistema autónomo de BMW basado en el radar de proximidad. En ruta, en condiciones ideales, el comportamiento es excelente ya que el coche decelera sólo sin necesidad de pisar el freno, aunque en otras ocasiones resulta excesivamente agresivo. Pierde demasiada velocidad que luego hay que recuperar y ahí volvemos a gastar nuestra preciada energía.

El espacio interior es muy generoso. Ideal para familias de hasta 4 miembros

Ahora bien. En plena guerra comercial implantada por Tesla. Los modelos americanos resultan excesivamente tentadores para aquellos que buscan un eléctrico. El Model Y, rival directo del alemán, más básico con 455 kilómetros de autonomía se anuncia ahora mismo desde los 46.000 euros. El iX1 más barato está disponible por 10.000 euros más con una tarifa básica de 56.400 euros sin ofertas o promociones. De hecho, el alemán no puede acogerse al Plan MOVES III del Gobierno. También podemos sumar otros rivales como el EQA, el XC40 Recharge o el Q4 e-tron.

Conclusiones

Cada uno con su dinero es justo custodio y señor de gastarlo donde quiera. Obviamente los C-SUV eléctricos son ya una opción muy real por capacidades y autonomía. El precio dista mucho de ser popular, pero hay mercado para ellos. El BMW iX1 llega para postularse como el superventas de la familia eléctrica alemana y también para liderar la categoría premium (no considero a Tesla una marca premium). Tiene todo lo bueno de un X1 y todo lo bueno de un eléctrico. Una combinación exitosa de hace de él el mejor SUV eléctrico que hay en el mercado.

Aunque su precio no es el más popular, el iX1 es el eléctrico más barato de BMW
Opiniones del Experto
Pixel