¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Primer contacto Alfa Romeo Tonale, sube el volumen

    Primer contacto Alfa Romeo Tonale, sube el volumen
    12
    Oscar Magro
    Oscar Magro14 min. lectura

    Acaba de llegar pero el Alfa Romeo Tonale ya es un modelo esencial para la marca italiana: con él entran en un nuevo segmento, abrazan la electrificación y esperan aumentar notablemente el volumen de ventas. Lo hemos conocido cara a cara para descubrir sus claves.

    El Alfa Romeo Tonale es uno de los modelos más esperados en la marca italiana porque casi todas las marcas contaban con un modelo en el importante segmento C-SUV y Alfa se había quedado rezagada. También supone un punto de inflexión en cuanto a electrificación, clave para el futuro. He tenido oportunidad de verlo en persona en su presentación estática en España.

    La primera unidad del Tonale en España luce el acabado Veloce y el color Misano Blue

    Con la llegada del Tonale, Alfa Romeo se adentra en una categoría muy popular y en crecimiento que le proporcionará un mayor volumen de ventas. Tendrá que hacer frente a rivales como el Audi Q3, el BMW X1, el Jaguar E-Pace, el Mercedes-Benz GLA, el Range Rover Evoque o el Volvo XC40, ya muy asentados en el mercado y que se sitúan entre los mejores SUV compactos, confiando en que se cumpla el dicho de que los últimos serán los primeros.

    El Tonale está asentado en la plataforma Small-Wide (también llamada SCCS), la misma que emplean los Jeep Compass y Commander. Quizá pueda parecer extraño porque otros modelos de Stellantis dentro de este segmento recurren a la arquitectura EMP2 pero la explicación es sencilla, el desarrollo del todocamino italiano comenzó antes de la fusión de FCA y PSA.

    Este nuevo SUV mide 4.530 mm de longitud, 1.840 mm de anchura y 1.600 mm de altura y en el catálogo de Alfa Romeo se sitúa por debajo del Stelvio, el cual es 157 mm más largo, 63 mm más ancho y 48 mm más alto. El modelo de producción se mantiene relativamente fiel al diseño original del prototipo que vi en su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019.

    Bonito desde cualquier ángulo

    El camino sencillo habría sido diseñar un Stelvio simplemente más pequeño pero Alfa ha tomado más riesgos para dotar a su C-SUV de un estilo propio. Con el Tonale la marca italiana habla de metamorfosis, una transformación de lo que se venía haciendo hasta ahora para encaminarse a la electrificación total del fabricante en 2027, pero no hay que asustarse porque no reniegan de sus orígenes. Ni mucho menos. Alfa Romeo nunca defrauda cuando se habla de diseño y este coche muestra un aspecto moderno y dinámico donde también tienen cabida algunos rasgos estilísticos que recuerdan a modelos del pasado.

    El Tonale es el primer PHEV de la marca italiana

    El frontal impacta con la mirada de los preciosos «faros 3+3 » de led con tecnología matricial, una configuración que rememora modelos históricos como el SZ Zagato de 1989. Tampoco puede faltar la integración del Scudetto, la clásica parrilla triangular que lleva nueve décadas luciendo en la parte delantera de los coches del fabricante italiano.

    Puede calzar llantas de aleación de hasta 20 pulgadas como las de la unidad que he podido ver en directo con el característico diseño con cinco orificios, otro guiño a la herencia de la marca que tiene su origen en el 33 Stradale de finales de los años 60. Asimismo, los retrovisores exteriores muestran discretamente los colores de la bandera italiana junto a los intermitentes integrados.

    El pilar C tiene una caída más natural que la del Stelvio sobre una línea de cintura abultada y dirigiéndose a una zaga de aspecto redondeado. Las luces traseras siguen el mismo rasgo sinuoso de las frontales y abarcan toda la anchura del portón trasero, solamente interrumpidas por la insignia de Alfa Romeo. Definitivamente es un SUV bonito que gana al natural y muestra el lenguaje de diseño que marcará a los próximos productos de la casa de Arese.

    Con 4,53 m de largo, el Tonale se mete de lleno es el segmento de los SUV compactos

    En el interior, el salpicadero está dominado por una configuración de pantalla doble. Por cierto, no hay apenas rastro del odioso plástico negro brillante que prolifera en otros modelos y la sensación de calidad percibida es notable gracias a los buenos ajustes y a la presencia del cuero y el aluminio.

    Una pantalla corresponde a la del cuadro de instrumentos totalmente digital de 12,3 pulgadas. Bautizado como Cannocchiale (telescopio) porque el formato de dos diales es protagonista, de nuevo como guiño a la historia de la marca, admite las configuraciones Evolved, Relax y Heritage para visualización de la información, la última con cierto toque retro al estar inspirada en algunos modelos icónicos de la marca.

    El sistema multimedia emplea una pantalla táctil de 10,25 pulgadas. Es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, tiene integración con Alexa y admite actualizaciones inalámbricas (OTA). Debajo de la pantalla hay unas salidas de aire y un módulo de climatización con botones físicos, se agradece que esas funciones no se hayan incluido únicamente en el sistema de infoentretenimiento.

    El interior mantiene algunos mandos físicos lo cual se agradece

    El volante tiene un diseño muy deportivo y un tacto magnífico. Presenta botones físicos, algo que considero un acierto respecto a otras fabricantes que se decantan por botones sensibles al tacto. El botón de arranque y parada del motor está integrado en el volante, una solución muy estética pero que no aporta ninguna ventaja práctica real. Detrás del aro sobresalen dos enormes levas de aluminio para realizar los cambios de marcha de manera secuencial.

    Con un diseño muy limpio, Alfa ha sabido mantener varios botones físicos. En la consola tiene un lugar destacado el mando DNA, un selector giratorio que permite elegir los modos de conducción Dynamic, Natural y Advanced Efficient. Al lado hay una base de carga inalámbrica de smartphones, una toma de 12 V, una toma USB-A y otra USB-C.

    También hay un mando para ajustar el volumen del sistema de audio sobre el túnel central. En la misma zona hay un par de botones que para el sistema de estacionamiento automatizado y la activación/desactivación de los sensores de aparcamiento, acompañados de la bandera de Italia. Todas las versiones cuentan con palanca de cambios automática y freno de estacionamiento eléctrico.

    La instrumentación Cannocchiale con la visualización Heritage es un guiño a algunos Alfa clásicos

    La gama se compone de cuatro niveles de equipamiento denominados Super, Sprint, Veloce y Ti y la serie de lanzamiento Edizione Speciale ¿Habrá un Tonale Quadrifoglio en el futuro? Entre el equipamiento disponible para el Tonale se observan asientos delanteros calefactados y ventilados, un sistema de sonido Harman Kardon con 14 altavoces y 465 W de potencia, un sistema de iluminación ambiental, el control de crucero adaptativo o un sistema de cámaras de 360 grados.

    Además, el Tonale es el primer coche del mercado con tecnología NFT (token no fungible). Cada unidad está vinculada a un certificado digital NFT el cual, con el consentimiento del cliente establece un registro confidencial y no modificable de la vida de ese vehículo concreto como el mantenimiento que se ha llevado a cabo o el kilometraje, algo que impactará positivamente en el valor residual.

    Las plazas traseras son correctas sin más, dando espacio a pasajeros de poco más de 1,80 m de estatura. Tienen salidas de aire pero no una zona climática propia, una toma USB, bolsillos tras los respaldos delanteros y un reposabrazos abatible. El maletero tiene una capacidad de 500 litros, situándose en la media del segmento, y cuenta con un doble fondo además de un portón con apertura eléctrica.

    Gama con gasolina, diésel y PHEV

    Al ser una presentación estática no he podido conducirlo pero conociendo el resto de productos de Alfa Romeo promete. La dirección es muy directa, monta un sistema de frenos Brembo y puede llevar una suspensión activa que permite regular la dureza de la amortiguación en modos Confort y Sport.

    La oferta mecánica se compone de opciones gasolina, diésel y PHEV y no habrá disponible ninguna versión con cambio manual. El Tonale Diésel es la propuesta italiana para ese SUV movida por un bloque de gasóleo 1.6 Multijet de 130 CV y una transmisión de doble embrague y seis velocidades.

    Alfa Romeo propone seis colores exteriores: blanco, negro, gris, rojo verde y azul

    Las versiones Tonale Hybrid son dos proposiciones de gasolina basadas en un propulsor de cuatro cilindros y 1,5 litros disponible con 130 CV (Tonale Hybrid) o 160 CV (Tonale Hybrid VGT). Llevan un sistema de hibridación ligera mediante un sistema eléctrico de 48 V y por lo tanto lucen la etiqueta Eco de la DGT. Tiene la particularidad de poder moverse en modo totalmente eléctrico en algunas situaciones muy concretas a baja velocidad, algo hasta ahora inédito en coches MHEV, gracias a su motor eléctrico de 15 kW integrado en la transmisión.

    El Tonale de gasolina siempre está vinculado a una caja de cambios automática TCT de doble embrague con siete velocidades, diferente al que lleva el propulsor de gasóleo. Los Tonale movidos exclusivamente con motor de combustión van siempre asociados a un sistema de tracción delantera que viene de serie con un diferencial autoblocante electrónico.

    La gran estrella de la gama mecánica es el Tonale híbrido enchufable. Es el primer PHEV de Alfa Romeo y combina un motor de gasolina 1.3 Multiair de cuatro cilindros con un motor eléctrico de 90 kW, caja automática de convertidor de par con seis marchas y una batería de 15,5 kWh. La potencia total es de 275 CV y tiene una autonomía eléctrica de unos 60 km. El SUV con etiqueta Cero siempre va asociado a una tracción total Q4 donde el motor de combustión mueve el eje delantero y el motor eléctrico se encarga de mover las ruedas traseras.

    El Tonale es el primer paso hacia la electrificación total de Alfa Romeo durante los próximos cinco años

    El SUV compacto de Alfa Romeo se fabrica en la renovada planta italiana de Pomigliano d'Arco y de momento sólo se comercializa el Tonale Hybrid 130 Edizione Speciale por un precio de 39.000 euros. Es un valor más alto que algunos de sus rivales si bien en parte se justifica porque se trata de la serie de lanzamiento que llega con un equipamiento muy completo.

    La marca entra en un nuevo segmento para subir su volumen de ventas y abraza la electrificación pero los alfisti no tienen nada que temer porque este SUV propone varios guiños al pasado, muestra detalles vestidos con la bandera italiana y se envuelve en un estilo sofisticado y deportivo. Solo queda comprobar si también cumple en el apartado dinámico, campo en el que Alfa siempre brilla, pero para echarse a la carretera habrá que esperar a nuestro siguiente encuentro.

    Primer contacto Alfa Romeo Tonale, sube el volumen