¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba Audi e-tron GT, la nave espacial definitiva

    Prueba Audi e-tron GT, la nave espacial definitiva
    18
    A prueba la joya de la corona tecnológica de Audi
    Alberto Pérez
    Alberto Pérez24 min. lectura

    Audi puso toda la carne en el asador con su eléctrico estrella, el e-tron GT. El modelo de la firma de los cuatro aros tiene mucho que ofrecer, tanto en rendimiento y prestaciones, como por supuesto en imagen, donde Audi no se ha quedado corto en presentar todo un espectáculo automovilístico.

    Audi se presenta de cara a los próximos años como una de las firmas premium con mayores aspiraciones a transformar toda su gama hacia la electrificación más pura. Si todos los planes salen según lo anunciado, en el año 2026 dejaremos de ver modelos la firma de los cuatro aros con motores térmicos. La llegada del Audi e-tron “a secas” supuso todo un revulsivo para el sector, donde el Mercedes EQC campaba prácticamente a sus anchas. Ahora la gama eléctrica de Audi avanza inexorablemente hacia una expansión completa, y buena muestra de lo que es capaz de hacer la compañía alemana se traduce en un solo nombre: e-tron GT.

    A lo largo del pasado año 2018, Audi ya indagó de forma concienzuda sobre la posible respuesta del mercado hacia un vehículo tipo berlina coupé con aspiraciones deportivas y totalmente eléctrico. Desde finales del mencionado año fueron muchas las veces que se dejó ver el modelo en eventos e incluso en conocidas películas de superhéroes. Pero no fue hasta el mes de febrero del pasado 2021 cuando la firma de Stuttgart se decidió a presentar por completo el modelo de producción del e-tron GT, dejando a todos, tal y como ya se esperaba, con la boca abierta.

    Estéticamente el eléctrico de Audi es todo un espectáculo

    ¿El Audi más bonito?

    Por supuesto, y como siempre decimos aquí, gustos hay tantos como colores, pero personalmente dudo mucho que haya quien opine que este no es uno de los modelos de Audi más bonito que han salido de la casa alemana. Ciertamente, y a mi modo particular de verlo, así me lo parece. Audi sorprendió a propios y extraños mostrando un vehículo comercial casi idéntico al modelo conceptual presentado algo más de dos años atrás. Líneas suavizadas, apéndices muy marcados y una imagen completamente arrolladora, eso es lo que Audi ha sabido hacer con este e-tron GT.

    En el frontal destaca el uso del negro brillante en muchas de sus molduras (al igual que en otras partes del coche). La hasta ahora conocida parrilla de los modelos de Audi se cierra por completo y presenta un inigualable carenado. Finalmente, concluye esta zona del eléctrico unos faros que pueden llegar a albergar la tecnología Láser, siempre y cuando hagamos frente a un sobre coste de 3.600 euros. Alternativamente, de serie ofrecen faros LED con intermitentes dinámicos, y como opción intermedia se encuentran los faros Matrix LED por 1.915 euros, la alternativa más recomendable para la mayoría de casos.

    En el perfil del modelo encontramos una línea muy deportiva y aerodinámica, con una altura total de 1.414 mm, lo cual se siente más bajo de lo que realmente es a causa de su generosa longitud de casi 5 metros y su anchura cercana a los 2 metros. Adicionalmente, el Audi e-tron GT presenta un gran repertorio de variedad de modelos de llantas que van desde las 19 hasta las 21 pulgadas. Los precios de estas variarán según el tamaño; las más pequeñas tiene un precio de hasta 375 euros; las intermedias de 20 pulgadas se sitúan entre los 1.245 y los 2.180 euros; mientras que las más generosas inician su andadura en los 3.425 euros y llegan hasta los 4.355 euros de la opción más llamativa decorada en color negro y plateado.

    Su vista lateral es muy deportiva, con una línea de diseño muy aerodinámica

    En ambas aletas delanteras del Audi e-tron GT se encuentran dos tomas de carga. En el lado izquierdo se ubica el puerto de carga a corriente alterna, mientras que en el derecho se ubica el de carga rápida. De esta forma, según el lado donde se encuentre la infraestructura de repostaje, será de elevada comodidad y practicidad. Por otra parte, sus cuatro discos de freno podrán ser de acero con revestimiento de carburo de wolframio, de acero con recubrimiento de carburo de tungstero o, por último, cerámicos. Según el modelo escogido los colores de sus pinzas podrán ser naranjas, rojas, grises o negras.

    Por último, la trasera presenta unos faros LED de nueva factura y que incorporan los famosos intermitentes dinámicos. Aquí la deportividad se hace mucho más presente al poder contemplarse el ancho de vías, la escasa altura al suelo de su trasera y su generoso difusor acabado en negro brillante y que pone la guinda a una trasera realmente espectacular. Como nueva alternativa, el techo de serie viene rematado con un enorme acristalamiento; por el contrario, puede estar acabado en fibra de carbono por un coste adicional de 4.670 euros.

    En términos generales, el Audi e-tron GT guarda cierto parecido con el Audi A7, e incluso, hay mucha gente que llega a confundir este modelo como una variante eléctrica del coupé térmico. Nada más lejos de la realidad, pues ambos vehículos apenas guardan parentesco más allá de la casa que les dio la vida.

    El Audi e-tron GT es todo un portento de lo estético

    El Habitáculo de la nave

    El habitáculo del Audi e-tron GT cuenta con un salpicadero de nueva factura pero que no renuncia en ninguno de sus aspectos al uso de botones físicos, algo que es de agradecer. No obstante, y como principal punto a mejorar, la mayor parte de los paneles posee el siempre tedioso negro piano, un material que difícilmente podremos mantener impoluto y que, adicionalmente, se araña con facilidad. Salvando este concreto detalle, el tacto de los botones, así como de otros elementos se notan de muy buena calidad al tacto.

    Como en la mayoría de modelos de Audi (especialmente los de gama más elevada) se presentan opciones como varios tipos de asientos, tapicerías o incluso volantes. Por supuesto, todo esto engorda de forma notable la factura final del modelo, pero si esto no es un problema, el Audi e-tron GT puede llegar a tomar una realmente espectacular imagen interior.

    Sobre el salpicadero se ubican dos pantallas bien integradas; una primera haciendo las funciones de panel de instrumentación (con 12,3 pulgadas), así como una segunda en forma de pantalla táctil de información y entretenimiento (10,1 pulgadas). Ambas presentan altos niveles de personalización y fluidez de navegación. El habitáculo del Audi e-tron GT está diseñado para albergar a un máximo de 5 ocupantes, aunque desde la propia marca ya especifican que este modelo en realidad es un 4+1, pues la plaza central apenas será utilizable, aunque para casos de necesidad, ahí está.

    Los pasajeros traseros no contarán con mucho espacio para la cabeza

    En las plazas delanteras encontramos una habitabilidad más que buena. Ambos ocupantes contarán con un espacio muy holgado en anchura, aunque también en longitud y altura. Sus asientos tienen un enorme margen de regulaciones eléctricas y en su posición más baja son muy bajos; esto nos deja con un generoso espacio para la cabeza para personas de elevada estatura. No obstante, en caso de querer alejarse de los pedales, perjudicará notablemente el espacio en la segunda fila, el cual no es excesivo en la mayoría de circunstancias.

    En los asientos traseros la anchura es buena, siempre y cuando viajen dos dos ocupantes en esta fila, a lo que ayudará a aumentar la comodidad del reposabrazos central. Sin embargo, la altura libre al techo no será tan acusada y personas de más de 1,75 metros podrían rozar con este, creando una sensación de mayor incomodidad. El hecho de poseer el techo acristalado de serie dota al habitáculo de una generosa luminosidad, así como de un espacio extra para la cabeza de sus ocupantes. Lo mismo sucede para las piernas, ya que si en las plazas delanteras se acomoda una persona alta, el hueco de atrás se quedará bastante escaso.

    En el habitáculo se encuentran un total de cuatro tomas USB-C con las que podremos recargar nuestros dispositivos electrónicos. Adicionalmente, sus asientos podrán tener la función de calefacción y ventilación (estos últimos solo delante y con la opción de los asientos deportivos Pro). También tendrá la posibilidad de una ventilación de cuatro zonas y un sistema de sonido (realmente recomendable) firmado por Bang & Olufsen.

    El espacio de carga no es excesivo, pues presenta una capacidad de 405 o 366 litros

    Por último, el Audi e-tron GT, como buen eléctrico que es, goza de un doble espacio de maletero. El primero y más destacable ubicado tras los asientos traseros, en una posición común y que posee un espacio muy profundo y ancho, aunque la boca de carga es algo limitada para momentos en los que se vayan a almacenar objetos de gran tamaño. Este tendrá una capacidad de 405 litros inicialmente, aunque instalar el sistema de sonido de Bang & Olufsen restará espacio aquí, dejándonos con un volumen de 366 litros. El maletero delantero presenta una capacidad de 85 litros; más que correcto para almacenar cables de recarga u objetos de no excesivo tamaño.

    Mecánica 100% eléctrica

    El Audi e-tron GT es un modelo que se comercializa bajo una estricta oferta mecánica eléctrica. No existen alternativas híbridas o con motores térmicos. Este espectacular vehículo cuenta con dos motores eléctricos síncronos, uno ubicado sobre cada eje, por lo que la tracción siempre será a las cuatro ruedas. Ambos bloques detonan en una potencia conjunta de hasta 530 CV y 640 Nm de par máximo. El reparto de dicha potencia de forma individualizada se realiza en 238 CV para el motor delantero y 435 CV para el trasero.

    El Audi e-tron GT puede presumir de tener una de las mejores dinámicas del mercado de coches eléctricos actual

    Sendos motores eléctricos se encuentran alimentados por una batería de iones de litio de 85 kWh de capacidad neta. La arquitectura eléctrica del Audi e-tron GT es la más elevada del panorama actual, ya que posee una tensión nominal de 800 voltios. Adicionalmente, es un modelo eléctrico que, a pesar de su concepción, posee una caja de cambios de dos marchas, una que generalmente se emplea para iniciar la circulación o para velocidades bajas, mientras que una segunda relación que se utiliza para altas velocidades o aceleraciones.

    La consola central prescinde de una palanca de cambios al uso y opta por un pequeño selector

    El generoso paquete de batería hará que el Audi e-tron GT alcance una autonomía máxima de alrededor de 450 kilómetros, de forma teórica, ya que este dato será realmente susceptible a cualquier mínimo cambio en una tendencia de conducción o cualquier otro elemento que pueda provocar un desgaste en su carga energética. La recarga de la misma se podrá hacer mediante corriente continua a una potencia máxima de 270 kW, o por corriente alterna con hasta 22 kW. Esto permite completar un 80% de la carga en apenas 25 minutos, algo que pudimos poner a prueba sobre la red de carga de IONITY y así fue.

    Gracias a estos datos, las especificaciones por supuesto se posicionan a la altura de lo esperado. El Audi e-tron GT ejecuta el 0 a 100 km/h en apenas 4,1 segundos, mientras que su velocidad máxima se sitúa en unos 245 km/h que pueden llegar antes de lo que te esperas.

    Prueba dinámica del Audi e-tron GT

    Pese a quien pese, el Audi e-tron GT se sitúa un escalón por encima de todo cuanto hayamos conocido hasta ahora, tanto en diseño como en tecnología. Sí, es un coche traído directamente de varias décadas más adelante. Audi ha diseñado concienzudamente este modelo para que todo en él sea espectacular; desde su diseño exterior, pasando por su habitáculo y culminando en su dinámica. Por que sí, los coches eléctricos pueden ser espectaculares.

    El Audi e-tron GT se sitúa varios pasos más allá en cuanto a tecnología se refiere

    El puesto de conducción del Audi e-tron GT es muy bajo, esto genera directamente una mayor sensación de deportividad, ya que sientes como tus humildes posaderas van rodando muy cerca del asfalto. El volante también queda algo bajo y de posición muy horizontal, lo que aumenta más aún la sensación anteriormente descrita. Todo cae muy a la mano del integrante del puesto de mandos; no hay necesidad de estirar el brazo en demasía para interactuar con los mandos, pantallas, etc…

    Arrancamos (o encendemos) el Audi e-tron GT y una pantalla de inicio en el cuadro de instrumentos te da la bienvenida con un sutil “Ready”. El coche guardará el modo de conducción con el que hayas realizado tu último recorrido, algo que a veces es interesante, pues modelos de otras compañías arrancan en modo ECO o Confort de forma predeterminada. El Audi e-tron GT es la joya de la corona eléctrica de la firma de los cuatro aros, y esto es algo que queda patente desde los primeros metros recorridos a bordo de esta nave espacial con ruedas.

    En términos generales, la conducción tras los mandos del Audi e-tron GT es muy suave, cómoda y apacible. El mundanal ruido exterior aquí desaparece prácticamente por completo. El silencio se apodera de la cabina, donde también se siente una enorme suavidad de marcha. La dirección también es suave pero transmite muy bien todo lo que sucede más allá del aro del volante.

    Cuenta con un doble puerto de recarga. Uno en cada aleta delantera

    Los diferentes modos de conducción ejercen su labor de forma notable. Existen cuatro modos bien diferenciados: Efficiency, Comfort, Dynamic e Individual. El primero hará que los atributos más sostenibles del Audi e-tron GT salgan a relucir provocando una diminución en la altura total del modelo gracias a la suspensión neumática; lo mismo sucede con el modo Dynamic aunque con otro tipo de puntualizaciones, como una dirección más rígida, un acelerador y freno más sensibles, así como la eliminación del límite de velocidad de 140 km/h que sí posee el modo más eficiente.

    Audi ha ejercido de forma magistral todo lo que rodea a la dinámica del e-tron GT. Realmente no llegas a ser consciente de que estás conduciendo un coche de nada más y nada menos que 2.300 kilos. No obstante, los ingenieros de la marca han llevado a cabo un excelente reparto de pesos entre ejes y aseguran que dicho reparto es perfecto: 50% delante y 50% detrás.

    Este es un modelo con el que viajarás realmente cómodo y no te pesarán los kilómetros. Sus asientos son realmente extraordinarios, los cuales, unidos a una posición de conducción más que buena y a una insonorización prácticamente completa, harán que los viajes de cientos de kilómetros sepan a poco. Sin embargo, aquí llega el gran “pero” del coche, y este es su consumo energético.

    Sus asientos delanteros acogen muy bien el cuerpo y proporcionan un confort elevado

    La firma alemana ha hecho muy bien la puesta a punto general del coche; de hecho, este es uno de los eléctricos mejor construidos del mercado actual, pero donde no ha puesto tanto énfasis ha sido en el apartado de consumo energético. Llevando a cabo una conducción totalmente normal, respetando límites de velocidad, con aire acondicionado conectado, sin aceleraciones extraordinarias y con una temperatura exterior de entre 25 y 30 grados, el Audi e-tron GT situó su consumo medio en 24,6 kWh/100km durante los más de 400 kilómetros que duró la prueba de largo recorrido. Esta cifra se extrae de un manejo por todo tipo de vías. Con este nivel de gasto, es muy lógico que la batería pida un poco de enchufe tras recorrer apenas 350 kilómetros, lejos de los 450 kilómetros que homologa el modelo.

    No me entendáis mal, se puede hacer un consumo bajo (o lógico) con el Audi e-tron GT, pero eliminando ciertas comodidades de las que no todo el mundo está dispuesto a renunciar; por ejemplo, apagando el sistema de sonido, desconectando la climatización o siendo muy suave con los pedales. Alternativamente también podrá ayudar (aunque en mucha menor medida) el apagar la pantalla central, no enchufar nuestro smartphone para que cargue o apagar las luces ambientales. En definitiva, todo puede ayudar a alcanzar una autonomía mayor pero yo, particularmente, no creo que sea lo más cómodo y conveniente para el confort o las sensaciones de sus ocupantes.

    El modelo es capaz de darnos consumos energéticos razonables siempre y cuando renunciemos a múltiples comodidades

    Volviendo a términos de conducción pura, el Audi e-tron es un modelo realmente cómodo de conducir, aunque el tacto del pedal de freno será algo a lo que tendrás que acostumbrarte pues es demasiado brusco si no tiene su punto de frenada bien localizado. En aceleraciones, el modelo emite un sonido interior a través de sus altavoces que tienen como única finalidad el estimular las sensaciones de sus pasajeros.

    El e-tron GT es uno de los mejores coches eléctricos del mercado actual

    El modelo cuenta con dos niveles de frenada regenerativa, pero no alcanza el nivel de poder conducir con pedal único. En el modo donde la retención es más acusada apenas notarás una disminución de la velocidad, aunque en el medidor de uso de la energía sí se verá reflejada tal recuperación eléctrica.

    Conclusión y precios

    Llega el momento de concluir esta prueba del Audi e-tron GT. En definitiva, el coche me ha parecido un auténtico paso adelante en lo que se refiere al futuro de la automoción. Ello aderezado con una calidad de acabados muy buena, así como una dosis tecnológica notable. Sin embargo, he dejado para el final el siempre poco agraciado tema económico. La joya de la corona de Audi tiene un precio de partida de 106.050 euros, no obstante este será un precio al que habrá que sumar importantes elementos que se encuentran como extras, lo que hará ascender el precio final hasta más allá de los 150.000 euros si se busca una unidad con gran parte del equipamiento existente.

    Las mejores ofertas para Audi e-tron GT de ocasión

    Audi e-tron GT de segunda mano / Audi e-tron GT de Km 0
    Prueba Audi e-tron GT, la nave espacial definitiva