• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Prueba Audi Q8, comodidad de yate, conducción SUV

Primera toma de contacto con el Audi Q8 50 TDI de 286 CV. Viajamos a Italia para conocer de primera mano este SUV Coupé, que trata de aumentar aún más el halo de exclusividad de los modelos premium de Audi.

La gama Q, exitosa a nivel de ventas que luce el logotipo quattro, se enriquece con un nuevo modelo, que se ubica en la parte superior de la gama. Este es el nuevo Audi Q8 un SUV deportivo pariente del Lamborghini Urus y que en un futuro servirá de base para el futuro Porsche Cayenne Coupé.

Un aspecto deportivo y elegante son sus claves para lograr un equilibrio sutil entre estos dos elementos que acercan la gama de SUV de Audi a nuevos horizontes que cada vez es más atractiva en todos los mercados, no solo en el europeo.

Hemos visitado los inigualables paisajes del Lago de Como, Italia, para descubrir cómo es y cómo va la última propuesta premium de la marca de los cuatro aros. Aquí está nuestra primera prueba.

Audi Q8 en Lago Di Como

Exterior: una mirada al futuro de la gama Q

El nuevo Audi Q8 mide 4,98 m de largo, 1,99 m de ancho y 1,70 m de alto, resultando ligeramente más bajo que su hermano Q7 por 3,8 cm, además de ser 6,6 cm más corto es 2,7 cm más ancho. La larga distancia entre ejes y sus formas de SUV Coupé, con voladizos bajos y una línea de techo inclinada, contribuyen a su apariencia deportiva, pero las innovaciones continúan en el diseño.

Este modelo comparte la plataforma modular empleada para construir la berlina de lujo A8. El frontal tiene un espacio destacado para su parrilla delantera octogonal que configura la nueva cara de la familia Q. Esta se combina con los grupos ópticos tridimensionales de nuevo diseño y con una vista lateral que muestra todos los músculos del modelo con una caída de techo inspirada en el legendario Audi quattro.

A pesar de que el nuevo Audi Q8 tiene una altura bastante baja para ser un SUV, la distancia de la carrocería al suelo resulta generosa, en principio 20 cm, que puede aumentar hasta 254 mm gracias a la suspensión neumática adaptativa (1.250 euros). En el mercado español las llantas de aleación están disponible desde un tamaño de 19 pulgadas y llegan a un máximo de 22 pulgadas, como la que equipa nuestra unidad de pruebas.

La banda negra incorpora una línea de LED que une los pilotos posteriores

El Q8 tiene una zaga muy característica, los pilotos posteriores LED, también tridimensionales, se unen por una banda delgada que integra un hilo de LED. El portón trasero es eléctrico de serie, y el difusor del paragolpes incorpora dos salidas de escape reales, una a cada lado.

El Audi Q8 está disponible en doce colores para la carrocería, de los cuales dos son colores sólidos (445 euros) y nueve metalizados (desde 1.335 euros), entre los que destacan los nuevos tonos de Naranja Dragón (color de la unidad que estamos probando) y Azul Galaxia. También se ofrece el color Gris Daytona efecto perla por 4.445 euros.

Interior: tres pantallas, comodidad y mucho espacio

El interior del Audi Q8 es un verdadero salón futurista en el que la digitalización ha llegado a casi todos los rincones. El elemento que más llama nuestra atención es la pantalla multimedia del sistema multimedia MMI (de serie) insertada en un gran panel negro y desde el que parten todos los elementos que caracterizan el puesto de mandos, como la disposición horizontal de las salidas de ventilación del aire acondicionado automático de doble zona (de serie), rematado con laminillas de cromo.

Digitalización a través de las dos pantallas de 10,1 y 8,6 pulgadas, además del Audi Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas

El sistema multimedia y el modulo del climatizador del Audi Q8 está prácticamente desprovisto de botones de ajuste. Además de la pantalla superior de 10,1 pulgadas, dedicada a la información del vehículo y datos de navegación, hay una pantalla inferior de 8,6 pulgadas que nos permite manejar el climatizador, las funciones de confort y la entrada de texto para insertar direcciones, por ejemplo. El nuevo sistema multimedia MMI permite que los comandos se activen a través de una confirmación táctil, tocando la superficie de la pantalla y también con órdenes de voz.

Detrás del volante multifunción, opcionalmente con calefacción o con un diseño deportivo achatado en su parte inferior, luce el conocido Audi Virtual Cockpit , instrumentación 100% digital, con un tamaño de 12,3 pulgadas que proporciona información sobre todo lo relacionado con el nuevo Audi Q8, navegador incluido, por supuesto.

Los asientos delanteros del Audi Q8 están disponibles en cuatro variantes: además de los asientos estándar, con calefacción o ventilación de tres etapas y la función de masaje, se puede optar por los asientos deportivos y los asientos deportivos S con reposacabezas integrados.

El Q8 integra la última generación del sistema multimedia de Audi

Completa el equipamiento tecnológico los comandos de voz "inteligentes" y Audi connect, un sistema que integra navegación en línea, diálogo entre automóviles Car-to-X y otros servicios como transmisión de medios, noticias en línea y navegación con Google Earth, así como acceso a Twitter, al buzón de correo electrónico y a la función de radio híbrida, analógica y digital. Opcionalmente podemos optar por el sistema de altavoces Bang & Olufsen, trayendo una gestión de sonido tridimensional similar a una sala de conciertos.

Gracias a la distancia entre ejes de 2.995 mm, el Audi Q8 ofrece un habitáculo con capacidad para cinco personas, con mucho espacio para los hombros y la cabeza, a pesar de la caída inclinada del techo, con espacio para las piernas de los pasajeros traseros. 

Para ellos hay una fila de asientos de 3 plazas regulable en 10 cm de longitud. Los compartimentos de almacenamiento en los paneles de las puertas cuentan con un volumen total de más de 14 litros. El maletero ofrece una capacidad de 605 litros, que puede aumentarse a 1.755 litros si abatimos los asientos.

Plazas traseras del Audi Q8

Audi Q8, gama de motores

El Audi Q8 debuta con el motor diésel 3.0 turbo, nombrado con la nomenclatura reciente como Q8 50 TDI. El V6 Diésel ofrece 286 CV y 600 Nm de par, acelerando de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 245 km/h.

Todos los motores adoptan la tecnología mild-hybrid (MHEV) , que permite reducir el consumo hasta en 0,7 l/100 km. El sistema incorpora una batería de ion litio y un motor de arranque, que también funciona como alternador, accionado por correa (RSG) en una red principal a bordo de 48 voltios, lo que permite hasta 40 segundos de marcha en inercia entre 55 y 160 km/h, además de permita que el sistema start-stop comience a trabajar a 22 km/h.

En los primeros meses de 2019 también debutará una versión de 231 CV Diésel de tres litros, el 45 TDI, y un 3.0 TFSI de gasolina de 340 CV, el 55 TFSI.

Prueba Audi Q8 50 TDI: comodidad de yate, conducción SUV

El único motor disponible en la actualidad, el 50 TDI ofrece 286 CV y 600 Nm de par motor, que tiene la tarea de mover los más de 2.100 kg de peso del vehículo . El motor TDI se combina con la caja de cambios tiptronic de ocho velocidades y ofrece un modo automático y otro manual secuencial.

El Audi Q8 50 TDI está equipado con el 3.0 Diésel de 286 CV y 600 Nm de par máximo

Una combinación inseparable: Audi y la tracción Quattro. En el modelo más lujoso de la gama Q no iba a ser menos, equipa obligatoriamente el sistema de tracción integral. En condiciones normales, el diferencial central mecánico distribuye el par entre los ejes delantero y trasero en una relación 40:60, favoreciendo así el impulso desde la parte trasera.

Gracias a un pequeño tramo de offroad pudimos probar brevemente las cualidades del Q8 en tramos sin asfaltar, aunque a juzgar por su aspecto la misión de este automóvil ciertamente no es ésta. La altura desde el suelo hasta la carrocería, la tracción a las cuatro ruedas y la suspensión neumática adaptativa trabajan en armonía permitiendo enfrentar obstáculos bastante difíciles. El único límite es el tamaño de las llantas (mientras más grandes peor tracción) y la ausencia de parachoques o placas protectoras en las partes más expuestas.

Si variar la altura del Q8 es muy útil en carreteras de tierra, sobre el asfalto la carrocería del automóvil baja en pro de la aerodinámica, ofreciendo cuatro configuraciones y hasta 90 mm de recorrido. En carretera el modelo es estable en las curvas y en los cambios de dirección, incluso si subes de velocidad y aumentas el ritmo.

Pudimos probar brevemente una pista sin asfaltar

Usando el Audi drive select, podemos elegir entre siete perfiles de conducción: confort, auto, dinámico, individual, eficiente, allroad y offroad. El sistema de selección de conducción de Audi configura y condiciona la entrega de la fuerza del motor, la transmisión, la calibración de la dirección, el funcionamiento del aire acondicionado automático y la dirección integral.

Esto último es uno de los puntos fuertes del Audi Q8 y consiste en la presencia del eje trasero direccional girando las ruedas traseras hasta un máximo de 5 grados y hasta 60 km/h en dirección contraria a las delanteras para obtener una mejor agilidad, y por encima del 60 km/h gira en la misma dirección, para realizar los cambios de trayectoria en la menor distancia y tiempo posible.

Buen trabajo el realizado con la dirección asistida progresiva que se vuelve más y más directa con el aumento del ángulo de dirección, aunque hay que reconocer que tiene un defecto habitual en los coches de Audi: demasiada ligereza. El motor, sin embargo, sorprende en todos los aspectos, ya que los regímenes bajos empujan bien y sube de vueltas ofreciendo fuerza sin interrupción, en total silencio, gracias a la insonorización óptima del habitáculo.

La dirección integral hace que el Q8 sea ágil tanto en rectas como en curvas rápidas

Audi Q8, parte trasera

Por último comentar que el Audi Q8 equipa un módulo de alta tecnología que la marca denomina como "controlador central zFAS", que crea una imagen continua del entorno circundante del coche. Este controlador recibe datos de cinco sensores de radar, seis cámaras, doce sensores ultrasónicos y un escáner láser.

A parte de 2019, gracias a este sistema podremos usar el asistente "remote garage pilot" para meter o sacar nuestro SUV en el garaje de forma autónoma, solo usando nuestro teléfono móvil pero por el momento disfrutaremos de control de crucero adaptativo, el asistente de eficiencia, el asistente de cruce, el sistema de alerta por cambio involuntario de carril y el asistente de bordillos.

Hasta la fecha el Audi Q8 está disponible en España desde 84.480 euros, aquí tienes un artículo con todos los precios del Q8. Pronto ampliaremos información con una prueba más extensa.

Lee la prueba original en italianoAudi Q8 | Prova su strada in anteprima

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto