¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé 2020, un toque de estilo en formato compacto

16

BMW replica la apuesta por el coupé de cuatro puertas de sus gamas superiores en el nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé. Una democratización de este tipo de carrocerías que llega de la mano de la plataforma de tracción delantera compartida con el Serie 1.

Tras el éxito de las carrocerías coupé de cuatro puertas en los segmentos superiores, BMW busca replicar la fórmula en un formato más compacto. Llega el BMW Serie 2 Gran Coupé y ya ha pasado por mis manos durante su presentación. Con el código interno F44 y fabricado en Leipzig (Alemania) este modelo pretende situarse como una alternativa con imagen deportiva de la berlina clásica y tendrá como principal rival al Mercedes CLA Coupé.

El Serie 2 Gran Coupé está desarrollado sobre la base del BMW Serie 1 y comparte con éste la plataforma FAAR de tracción delantera, numerosos elementos de diseño exterior e interior y opciones mecánicas. Por lo tanto no tiene relación directa con el Serie 2 Coupé de propulsión a pesar del parecido de su denominación.

El frontal del Serie 2 Gran Coupé, con faros led de serie, mantiene los rasgos principales del Serie 1 hatchback pero a medida que la vista se traslada hacia atrás se van apreciando las claras diferencias: las cuatro puertas sin marco y una línea del techo ligeramente inclinada que cae suavemente sobre la zaga proporcionan una imagen muy deportiva. La parte posterior luce unas finas ópticas led con un diseño que evoca a los pilotos del espectacular BMW Serie 8 Gran Coupé.

El 218i tiene una salida de escape, el 220d tiene dos salidas de escape y el M235i muestra dos salidas trapezoidales

El maletero ofrece 430 litros de capacidad, lo que suponen 50 litros más que el Serie 1. Además de por su forma, esto es posible debido a que esta berlina deportiva es 21 cm más larga que el compacto. Las dimensiones del Serie 2 Gran Coupé se fijan en 4,53 m de longitud, 1,80 m de anchura y 1,42 m de altura.

La portezuela del maletero puede contar en opción con un sistema de apertura eléctrica con una función manos libres. Deja una boca de carga de tamaño generoso y con la base a una altura baja. La capacidad se puede ampliar abatiendo el respaldo de los asientos traseros, operación que se realiza en tres partes en una proporción 40:20:40.

La entrada y arranque del vehículo se puede realizar desde un smartphone Samsung Galaxy con NFC a través del sistema BMW Digital Key. Una vez dentro la tecnología sigue desbordando con un puesto de conducción totalmente digitalizado gracias al concepto BMW Live Cockpit que presenta dos pantallas de 10,25 pulgadas cada una: por un lado la de la instrumentación digital y por otro la del sistema multimedia.

Buen acceso al espacio de carga para ser un modelo de cuatro puertas

Este sistema de infoentretenimiento ofrece unas posibilidades casi infinitas y se puede manejar por gestos (reconoce siete gestos diferentes, dos de los cuales pueden ser personalizados), de forma táctil directamente en la pantalla o a través del mando iDrive Controller o por voz mediante el sistema el BMW Intelligent Personal Assistant, un sofisticado sistema de reconocimiento vocal que en cierto modo es equivalente al MBUX de Mercedes.

BMW dice que próximamente el sistema multimedia también será compatible con Android Auto pero de momento no se incorpora esta posibilidad. Eso da como resultado una paradoja y es que el avanzado sistema multimedia sólo es compatible con Apple CarPlay pero la apertura de vehículo vía móvil sólo puede hacerse desde un smartphone Android de Samsung. No tiene mucho sentido.

El diseño general está orientado hacia el conductor y presume de materiales de muy buena calidad y muchas opciones de personalización. En opción hay embellecedores retroiluminados con seis colores diferentes, una base de carga inalámbrica para smartphones, un sistema de sonido envolvente Harman Kardon con 16 altavoces y, a pesar de la curvatura del techo, puede equiparse un techo solar panorámico practicable.

Interior con buena calidad de realización y muchos opciones de individualización

La habitabilidad no es uno de sus puntos fuertes. En las plazas delanteras conductores que midan más de 1,80 m de estatura rozarán con el techo si se equipa el techo solar, aunque se coloque la base del asiento en su posición más baja. En los asientos traseros el espacio es exiguo y con más 1,70 m se roza en el techo. Además la entrada y salida a estas plazas posteriores tampoco es cómoda por la forma de la puerta.

En el momento de lanzamiento la gama de motores está compuesta por un total de tres variantes de gasolina y diésel BMW TwinPower Turbo. El 220d Gran Coupé es la única variante diésel y es de tracción delantera. Tiene cuatro cilindros, 2,0 litros y se vincula a una caja automática Steptronic de ocho marchas.

Por su parte el 218i Gran Coupé es la versión de acceso y lleva un motor de gasolina con 140 CV y tres cilindros. Es la única versión que puede estar enlazada a una caja manual de seis marchas y también se puede emplear una automática Steptronic de siete por un coste adicional de 1.000 euros más. Siempre con tracción a las ruedas delanteras.

Las plazas traseras del Serie 2 Gran Coupé son más espaciosas que las del Serie 2 Coupé pero siguen siendo algo justas

Por último, el M235i xDrive Gran Coupé es la variante más prestacional con un motor de 2,0 litros y cuatro cilindros que desarrolla 306 CV. Está asociado a una transmisión automática deportiva Steptronic Sport de doble embrague con ocho relaciones y al sistema de tracción total xDrive con diferencial autoblocante mecánico de tipo Torsen. También disfruta de una función Launch Control.

Más adelante se sumará a la oferta una motorización diésel de entrada, el 216d Gran Coupé de 116 CV. Se asocia siempre a un cambio automático de siete relaciones y a un sistema de tracción delantera. Toda la gama de motores lleva la etiqueta medioambiental C de la DGT, no hay ninguna variante con semihibridación o tecnologías similares.

La suspensión de serie ofrece un buen compromiso entre rigidez y confort. En opción se puede equipar una suspensión deportiva M Sport con un tarado más firme y una altura libre al suelo rebajada en 10 mm o bien una suspensión adaptativa con amortiguadores de dureza variable en dos niveles (Confort y Sport). Además el M235i lleva una suspensión específica con un ajuste más deportivo que la suspensión M Sport.

El M235i xDrive Gran Coupé es el tope de gama

El habitáculo es bastante silencioso aunque el ruido aerodinámico penetra en el interior con claridad a ritmos de autopista. Se muestra fácil de conducir incluso a velocidades altas y tiene un comportamiento dócil. Incluso con los motores menos potentes la berlina compacta alemana se mueve con soltura y presume de unas buenas prestaciones pero, eso sí, no entrega la potencia con excesivo brío: quizá se deba a que se nota algo pesado. No en vano el M235i y el 220d rondan las 1,6 toneladas mientras que la versión que da una menor cifra en báscula (218i) parte desde unos generosos 1.450 kg.

La fórmula de la tracción delantera en lugar de la propulsión será repudiada por los fans más acérrimos. BMW ha trabajado para que no se pierda el comportamiento deportivo que caracteriza a la marca alemana y ha luchado contra el subviraje habitual de los coches que envían su fuerza al eje anterior incorporando de serie dos nuevas tecnologías.

La tecnología ARB procedente del BMW i3s es un actuador de limitación del deslizamiento junto a la rueda que mejora la tracción del Serie 2 Gran Coupé. Del mismo modo también se incorpora el sistema de distribución de la guiñada BMW Performance Control que en los giros frena ligeramente las ruedas interiores para conseguir una mayor agilidad y precisión en la trayectoria.

Además del acabado base hay tres líneas de equipamiento posibles: Sport, Luxury y M Sport

No faltan innumerables asistentes a la conducción como el control de crucero activo con Speed Limit Assist (si el límite de velocidad de la vía cambia el vehículo ajusta la velocidad automáticamente), aviso de tráfico trasero, advertencia de cambio de carril o el asistente de aparcamiento con asistente de marcha atrás.

El lanzamiento del BMW Serie 2 Gran Coupé se producirá el 14 de marzo y está a la venta desde 31.100 euros pero hay que tener en cuenta que, como es habitual entre los modelos premium, la lista de opciones es larga y costosa así que el precio final puede incrementarse rápidamente. Viendo los buenos resultados comerciales del resto de productos “Gran Coupé” de BMW, con más de 400.000 unidades vendidas en el resto de series, no cabe duda de que este compacto de cuatro puertas encajará bien en el mercado.

Noticias relacionadas

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé 2020, un toque de estilo en formato compacto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto