¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    PruebaBMW Serie 4 Coupé, presentación (I): introducción, gama y diseño exterior

    44

    En MOTOR.ES probamos el BMW Serie 4 Coupé, la nueva serie del fabricante alemán que albergará las carrocerías cupé y cabrio de la Serie 3. La marca bávara quiere que su cupé tenga una personalidad diferenciada respecto a la berlina, sin perder la elegancia, deportividad y placer de conducción que le caracteriza ¿Lo habrán conseguido?.

    Después de tres generaciones que se han hecho un hueco en el corazón de los aficionados de BMW, la carrocería cupé del Serie 3 recibe una nueva denominación: nace la nueva Serie 4, que albergará las carrocerías cupé y cabrio. El primero en llegar y que hemos podido conocer de primera mano ha sido el BMW Serie 4 Coupé.

    La nueva numeración tiene mucho sentido, ya que mantiene sigue la tradición de sus hermanos mayores, las Series 6 y 8. El nuevo cupé quiere marcar unas diferencias más claras frente al BMW Serie 3, pero aunque cambia de nombre no varía el espíritu que ha estado presente siempre en los cupés bávaros: elegancia, deportividad y placer de conducir deben seguir marcando su personalidad.

    El lanzamiento de este modelo en España está previsto para el 5 de octubre.

    GAMA EN ESPAÑA

    La gama inicial del BMW serie 4 está compuesta por tres motores: El 428i y 435i de gasolina y el 420d de gasóleo, todos asociados a un cambio manual de seis velocidades o automático de ocho. Los motores de gasolina, además, dispondrán de una variante xDrive con sistema de tracción total.

    A partir de noviembre, se añadirán las versiones 420i, 420i xDrive, 420d xDrive, 430d y 435d xDrive. Ya en 2014 seguirán aumentando las motorizaciones hasta que salga a la luz el ansiado BMW M4 Coupé.

    Además del equipamiento de serie común en todas las versiones, adicionalmente pueden añadirse las líneas de equipamiento Sport, Modern y Luxury que varían la forma y color de la parrilla y de las entradas de aire, las carcasas de los espejos retrovisores exteriores, los listones embellecedores en los faldones delantero y trasero, los listones embellecedores en los umbrales de las puertas y el diseño y tamaño de las llantas de aleación.

    Como es habitual, también está disponible un kit deportivo M, que se ofrece de serie en el 435i tanto de propulsión trasera como el de tracción total. El toque de exclusividad llega con el programa de accesorios BMW M Performance.

    DISEÑO EXTERIOR

    Indudablemente, el Serie 4 guarda un gran parentesco con el Serie 3 y su diseño lo deja claro. Como éste, el cupé alemán sigue contando con unos voladizos cortos, un capó muy largo y el habitáculo desplazado hacia atrás. La diferencia fundamental se encuentra en la línea del techo, que fluye en sentido descendente hasta la parte trasera.

    En general, todas sus líneas son armoniosas y muy elegantes, y se mostraron por primera vez en el prototipo BMW Concept 4 Coupé presentado en el Salón de Detroit 2013.

    Respecto a su predecesor, el Serie 4 Coupé luce una silueta más alargada y deportiva. Con una longitud de 4.638 mm y una distancia entre ejes de 2.810 mm, ha crecido en 26 mm y 50 mm respectivamente respecto. Además, con 1.545 mm de altura y 1.825 mm de anchura, también es 16 mm más bajo y 43 mm más ancho. La mayor deportividad de la carrocería del Serie 4 también se parecía en la anchura de vías, que ha crecido frente a su predecesor en 45 mm delante y 80 mm detrás.

    En el frontal no falta la parrilla con el doble riñón característico de la firma de la hélice, ligeramente inclinada hacia adelante. Los faros con ópticas dobles en su interior desprenden un aire de familia y el faldón delantero presenta unas entradas de aire características que aumentan de tamaño hacia los laterales, en un diseño que no ha todo el mundo termina de convencer.

    Lateralmente destaca la salida de aire tras la aleta delantera, llamada air breather, que tiene la función de disipar el aire que se acumula en el paso de rueda. Según BMW, este detalle mejora la aerodinámica y permite optimizar la canalización del flujo de aire que discurre alrededor de la carrocería. De hecho, el coeficiente aerodinámico del Serie 4 es 0,28, un excelente registro en su segmento.

    La parte posterior presenta una apariencia muy musculosa. BMW ha buscado dar protagonismo a las líneas horizontales para dar sensación de anchura y fuerza, acentuando los pasos de rueda. Los pilotos posteriores en forma de L característicos de los últimos lanzamientos de BMW refuerzan esta imagen.

    Presentación y prueba del BMW Serie 4 Coupé, índice de capítulos:

    BMW Serie 4 Coupé, presentación (I): introducción, gama y diseño exterior
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto