¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba Hyundai Bayon 2021, planeado para la vida cotidiana (con vídeo)

    23

    El Hyundai Bayon no se conforma con ser solamente un i20 con otra suspensión sino que muestra un carácter propio para situarse como el modelo de entrada a la gama SUV del fabricante coreano. Mucha practicidad y un estilo llamativo para un coche que conquista por su precio.

    El nuevo Hyundai Bayon al detalle en vídeo

    Hyundai incrementa su apuesta SUV con un modelo completamente nuevo: el Hyundai Bayon. Es un modelo que milita en el segmento de los crossovers urbanos, el mismo en el que está el Hyundai Kona ¿Eso significa que se hacen la competencia entre ellos? Lo hemos conocido en primera persona para comprobar que tienen características diferentes.

    Como es habitual en los últimos lanzamientos de la marca coreana el diseño exterior es muy atrevido. Muestra una gran parrilla frontal, luces diurnas separadas del grupo óptico principal y protecciones inferiores. Lleva llantas de aleación de hasta 17 pulgadas, la carrocería puede ser bitono con el techo en color de contraste, el ancho pilar C le aporta robustez, y los pilotos traseros en forma de flecha están unidos visualmente por una línea roja.

    Diseño fresco y juvenil para atraer todas las miradas

    Un diseño con mucho carácter para el primer vehículo de Hyundai desarrollado específicamente para Europa. El nuevo Bayon se fabrica en Izmit (Turquía), en la factoría Hyundai Assan Otomotiv donde también se realizan el i10 y el i20. El nuevo SUV coreano tiene una longitud de 4.180 mm siendo ligeramente más corto, más bajo y más estrecho que el Kona.

    A pesar de su menor tamaño el Bayon consigue ofrecer un maletero de 411 litros de capacidad (361 litros para el Kona Hybrid), un volumen destacado. Además el espacio cuenta con detalles de practicidad como el hecho de que si se necesita transportar objetos altos la cubierta del maletero se puede colocar tras los asientos traseros para que apenas ocupe espacio. Abatiendo los respaldos traseros la capacidad se amplía hasta los 1.205 litros.

    ¿Y qué hay del interior? Por dentro el Bayon es prácticamente idéntico al Hyundai i20 y no es de extrañar. Quizá recordéis que la generación anterior del i20 tenía una versión crossover, el Hyundai i20 Active, y de alguna manera el Bayon es el sucesor de aquella versión pero tomando como base el nuevo i20.

    En la imagen el sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas de los acabados Maxx y Tecno. El Style recurre a un sistema superior con pantalla de 10,25 pulgadas

    En el salpicadero hay una abundante presencia de plásticos duros pero de tacto agradable. La gama de acabados está compuesta por las líneas Essence, Maxx, Tecno y Style y en cuanto equipamiento se proponen elementos como el cargador inalámbrico para el teléfono móvil, el sistema de asistencia a la frenada de emergencia con detección de vehículos, peatones y ciclistas y sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

    El nuevo crossover de Hyundai también puede mostrar un cuadro de instrumentos digital con una pantalla de 10,25 pulgadas y otra pantalla táctil del mismo tamaño para el sistema de infoentretenimiento que, por cierto, tiene conectividad con Bluelink y es compatible con Android Auto y Apple Carplay.

    Las plazas traseras el Bayon brindan un espacio adecuado para pasajeros de estatura media. Como es habitual en este segmento no hay salidas de ventilación o un reposabrazos pero sí encontramos una toma USB para recargar dispositivos y un bolsillo tras el respaldo delantero derecho. Lo suficiente para ser práctico.

    Plazas posteriores generosas para pasajeros de hasta 1,85 m de estatura

    Versátil y racional

    Hyundai propone tres motores diferentes en la gama del Bayon, todos ellos de gasolina y con tracción delantera. La opción de acceso es un motor atmosférico de cuatro cilindros y 82 CV siempre asociado a un cambio manual de cinco marchas y está enfocado para un uso eminentemente urbano (acelera de 0 a 100 km/h en 13,5 segundos).

    La versión que ofrece más versatilidad es el tricilíndrico 1.0 T-GDI de 100 CV que puede llevar cambio manual iMT de seis marchas o cambio automático de doble embrague 7DCT de siete relaciones y también se puede escoger con un sistema de hibridación ligera MHEV de 48 V para tener la etiqueta Eco. El tope de gama emplea ese mismo bloque 1.0 T-GDI pero con 120 CV, siempre va vinculado a una transmisión automática y semihibridación.

    La conducción del Bayon es más parecida a la de un i20 que a la de un Kona, aunque con la altura de conducción más elevada. Circula con suavidad y las prestaciones son normales y suficientes para un crossover pequeño. Un dato llamativo es que disfruta de una altura libre al suelo de 18 cm, una distancia muy grande en este segmento por lo que no hay miedo de dañar los bajos de la carrocería al meterse por caminos no asfaltados.

    Propone dos tipos de transmisiones, un cambio automático que va muy bien y una caja de cambios manual inteligente iMT muy interesante. Es inteligente porque la transmisión puede desacoplarse del motor y permitir al vehículo desplazarse por inercia, algo que beneficia el consumo y que sólo podían hacer algunas cajas automáticas.

    El Bayon es el SUV más pequeño de la gama de Hyundai

    Además, esta caja manual de Hyundai tiene otra peculiaridad. Hay tres modos de conducción seleccionables Eco, Normal o Sport y en el último de ellos se ofrece una función de ajuste de revoluciones (Rev Matching) para la caja de cambios manual, una característica curiosa porque sólo se suele encontrar en vehículos de corte deportivo.

    Una de las claves del Hyundai Bayon es su precio de venta y también sirve para diferenciar aún más los dos B-SUV de la marca coreana, entendiendo mejor la jugada de Hyundai de tener otro crossover alternativo al Kona. Tiene sentido ofrecer dos modelos dentro del mismo segmento si sus características son claramente diferentes porque van a llegar a clientes diferentes y por tanto la marca amplía su público objetivo. Es la misma estrategia que ya hemos visto en Volkswagen con el T-Cross y el T-Roc o en Opel con el Mokka y el Crossland.

    La base es la del i20 pero el Bayon impone su propio estilo, una posición de conducción elevada y más espacio y practicidad

    El Bayon se coloca como el modelo de acceso a la gama SUV de Hyundai y está a la venta en España desde 19.490 euros pero el fabricante propone descuentos de 3.000 euros como oferta de lanzamiento, otros 1.200 por acogerse a la financiación y otros 2.000 euros por entregar un vehículo usado en el momento de la compra.

    Es decir, todas las versiones pueden rebajar su tarifa en 5.200 euros y por tanto el Bayon se puede conseguir por 14.290 euros, un precio que no sólo es notablemente más bajo que el del Kona sino que se sitúa como uno de los crossovers urbanos de precio más accesible ¿Estamos ante un futuro superventas?

    Prueba Hyundai Bayon 2021, planeado para la vida cotidiana (con vídeo)