¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Prueba MG ZS 1.5 VTi-Tech, el indiscutible chollo entre los SUV (con vídeo)

Prueba MG ZS 1.5 VTi-Tech, el indiscutible chollo entre los SUV (con vídeo)
15
Oscar Magro
Oscar Magro16 min. lectura

El MG ZS está conquistando el mercado por su precio de derribo ¿Merece la pena comprar este versátil SUV a precio de utilitario? Examinamos su versión más accesible ¡No te pierdas nuestro análisis en vídeo!

Prueba del MG ZS 1.5, un crossover barato pero interesante

Es el chollo del momento. El MG ZS está dando mucho que hablar porque es un crossover interesante que se ofrece por un precio muy bajo: menos de 14.000 euros. Mientras el mercado español lleva tiempo con sus matriculaciones en caída y las tarifas de los coches nuevos no paran de subir, este modelo va a contracorriente y sus cifras de ventas se han disparado. He tenido oportunidad de probarlo para examinar sus cualidades.

La opción claramente más económica en la gama mecánica del ZS es el motor de gasolina 1.5 atmosférico. Es la variante que más se está vendiendo y la que protagoniza esta prueba, después entraré en detalle de cómo va este motor, prestaciones, consumos, etc. El fabricante también propone motor de gasolina 1.0 turbo con tres cilindros y una versión 100% eléctrica.

El bonito color Como Blue tiene un sobrecoste de 750 euros

Además del precio, uno de los grandes alicientes de este modelo es su diseño. Puede ser un coche de corte económico pero no se ve básico, presenta una estética moderna y atractiva. Este modelo presenta dos niveles de equipamiento, Confort y Luxury. Cabría pensar que la versión de acceso se verá mucho más simple y no tendrá un aspecto tan sugerente pero no es así. En el acabado más bajo el ZS prescinde de los faros antiniebla y lleva llantas de aleación de distinto diseño -pero del mismo tamaño, 17 pulgadas- pero en todo lo demás es prácticamente igual. Hay que reconocer el buen hacer de MG en ese sentido.

A medio camino entre los segmentos B-SUV y C-SUV, el crossover de MG presenta unas dimensiones exteriores de 4,32 m de largo, 1,81 m de ancho y 1,65 m de alto. Un cuerpo muy contenido que le permite moverse sin problemas en ciudad y mostrando un tamaño comparable al Dacia Duster que sería su principal rival.

Equipamiento y habitabilidad del MG ZS de gasolina

¿Y cómo es por dentro? En el habitáculo el diseño es sencillo pero también se ve muy actual. Los materiales son notablemente buenos a la vista, con muchas zonas mullidas y una presencia casi nula del odioso plástico negro brillante. Hay pocos botones y en general es un coche que se ve bien hecho causando una buena primera impresión.

El interior del crossover de MG sorprende por la abundante presencia de materiales mullidos y suaves

La siguiente sorpresa es que se trata de un coche que puede tener un equipamiento bastante amplio teniendo en cuenta su precio. De serie viene con faros de led, cuatro elevalunas eléctricos, retrovisores eléctricos y calefactables, volante de cuero, aire acondicionado, sensores de aparcamiento traseros y varias tomas USB para cargar dispositivos electrónicos, por ejemplo. Hay algunas cosas que solo las puede tener la versión 1.0 turbo como la entrada sin llave y arranque por botón, el freno de estacionamiento eléctrico o el techo panorámico.

En cuanto a los dos niveles de equipamiento Confort y Luxury, la diferencia principal es que en el tope de gama el asiento del conductor tiene ajustes eléctricos, que los asientos delanteros están calefactados y también cambia la tapicería. El Luxury lleva una tapicería de símil cuero con el logo de la marca bordado en el reposacabezas.

Otro elemento reservado para el acabado Luxury es el cuadro de instrumentos completamente digital. Se ve bien y los gráficos son estéticamente atractivos aunque no ofrece demasiadas opciones diferentes de visualización. Lo que no puede tener el ZS en ninguna de sus versiones es que la dirección sea regulable en profundidad y es algo que he echado en falta. El volante solo se puede ajustar en altura y eso puede condicionar la postura de conducción. Tampoco lleva un sensor de temperatura exterior o un indicador del consumo instantáneo.

El sistema de cámaras de 360º es muy completo aunque la calidad de imagen es mejorable

Por supuesto no me olvido del sistema multimedia que viene de serie en las dos versiones con una gran pantalla táctil de 10,1 pulgadas. Hubiera sido preferible tenerla en una posición más alta para desviar menos la vista durante la conducción pero lo que sí es un acierto es que debajo de ella haya una hilera de botones físicos para las funciones más comunes.

La calidad de imagen es simplemente correcta y cuando le da la luz directamente produce algunos reflejos. El interfaz no es muy moderno pero resulta muy fácil de utilizar, lleva radio digital y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. La versión más alta, el acabado Luxury, añade una función de navegación, está asociada a un sistema de sonido de mayor calidad y cuenta con una llamativa cámara de estacionamiento de 360º con una vista del entorno del coche e incluso una vista exterior en 3D, algo que solo suele verse en vehículos de corte premium.

Las plazas traseras del ZS son muy espaciosas

Las plazas traseras son acogedoras teniendo en cuenta el tamaño exterior del coche. Caben sin problemas dos adultos estatura elevada y tres irán más apretados pero aun así mejor de lo que es habitual en coches de tamaño similar. No hay salidas de ventilación en esta zona ni tampoco hay un reposabrazos abatible pero sí que hay un par de tomas USB y unos bolsillos detrás de los respaldos de los asientos delanteros. Es un sitio sin lujos pero aun así bastante confortable.

En cuanto al espacio de carga, MG ha aprovechado muy bien todos los huecos para proponer un maletero con 448 litros de capacidad. Así que es grande y contribuye a que este coche pueda tener un uso más polivalente y familiar. El respaldo de los asientos traseros se puede abatir en una proporción 60/40 y de esta manera obtener hasta 1.378 litros de volumen máximo. Como lleva un doble fondo que se puede poner a dos alturas se puede dejar un suelo prácticamente plano.

De momento todo causa una impresión mucho más favorable de lo esperado a priori, si bien en seguridad convence un poco menos porque el equipamiento referente a asistentes de conducción no es abundante. El ZS no tiene un sistema de frenado de emergencia autónomo o un asistente de mantenimiento de carril, por ejemplo.

El suelo del maletero se puede colocar a dos alturas para distribuir la carga

Sí que lleva de serie en todas las versiones airbags frontales, laterales y de cortina, sensores antivuelco, sensores de presión de los neumáticos, cinturones de seguridad delanteros ajustables en altura, asistente de arranque en cuesta e incluso en la versión Luxury un asistente de ángulo muerto.

Prestaciones y consumos del MG ZS 1.5 VTi-Tech 106 CV

Hora de descubrir qué tal va dinámicamente este MG ZS de gasolina. Decía antes que la gama de propulsores de combustión un 1.0 T-GDI con turbo y un interesante 1.5 VTi-Tech atmosférico que es la motorización que más interesa por ser claramente la más barata de toda la gama. Una aclaración, hace algunos años otros fabricantes utilizaban esa denominación VTi para sus motores, como era el caso de Peugeot o de Citröen, y la de DIG-T la usa el Grupo Hyundai-Kia pero en el ZS no tiene nada que ver. Ambos motores son propios, de origen SAIC, es decir, los fabrica la propia matriz de MG.

El MG ZS 1.5 VTi-Tech es un motor de cuatro cilindros que entrega 106 CV y un par máximo de 141 Nm. Es un propulsor atmosférico, es decir, no lleva ningún tipo de sobrealimentación y eso determina totalmente su carácter. No es nada enérgico, le falta empuje y las prestaciones son discretas.

Según MG acelera de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos y lo cierto es que no lo he cronometrado pero da la impresión de ser más lento. Le cuesta mucho coger velocidad pero no tiene problemas en mantenerla. La velocidad máxima se sitúa en 175 km/h, una punta más que suficiente.

El motor 1.5 VTi-Tech es muy perezoso pero funciona con suavidad

Como sucede en todos los atmosféricos el mayor rendimiento se consigue en la parte alta del cuentarrevoluciones. El par máximo se entrega a 4.500 rpm y la potencia máxima a 6.000 rpm así que si queremos una cierta alegría, por ejemplo para realizar un adelantamiento, habrá que jugar con el cambio y estirar las marchas.

El cambio de marchas que en general hace un buen trabajo. En la versión turbo hay disponible un cambio manual de seis relaciones o una transmisión automática pero esta versión 1.5 VTi-Tech solo puede estar ligada a una caja de cambios manual de cinco marchas. Es agradable de usar le hubiera venido bien tener una sexta velocidad cuando se circula por autovía. Con una marcha más el motor iría más desahogado y por lo tanto se reduciría la sonoridad y el consumo.

El consumo de combustible en general no es bajo. Normalmente los registros se van a situar en torno a los 7 l/100 km aunque se pueden rebajar algunas décimas si se realiza una conducción muy eficiente. Es un motor que no cuenta con ningún tipo de electrificación así que tiene la etiqueta medioambiental C de la DGT.

La instrumentación digital queda reservada al acabado Luxury

Así que en resumen no es muy enérgico, es un poquito gastón pero es un coche cómodo. La rumorosidad del motor es baja y el ruido de rodadura y aerodinámico se va haciendo más notoria a medida que se aumenta la velocidad pero no llega a ser molesta. La dirección tiene tres niveles de ajuste de la asistencia y la suspensión tiene un tarado mas bien blando así que al final es un crossover confortable que anima a hacer una conducción tranquila y relajada.

Hablemos de precios, uno de los grandes motivos que han llevado este modelo al éxito. El precio de venta del MG ZS arranca en los 13.990 euros lo que refleja una relación precio/producto prácticamente imbatible viendo todo lo que ofrece. Evidentemente se refiere a la versión Confort con el motor 1.5 VTi-Tech, el acabado Luxury lleva el precio a los 16.190 euros.

El MG ZS 1.5 es, en conjunto, muy convincente para presupuestos ajustados

En esta tarifa se incluyen la campaña comercial de MG España y también obliga a acogerse a la financiación de la marca. No incluye los gastos de matriculación y de pre entrega, algo habitual en muchos fabricantes porque los trámites de matriculación los puede hacer el propio comprador si quiere ahorrarse ese coste.

La promoción de MG también incluye un año de seguro a todo riesgo, un ahorro a tener en cuenta. Siendo un coche en la que la parte económica tiene un peso importante también interesa saber que los intervalos de mantenimiento se realizan cada 12 meses o 24.000 km y, sobre todo, que otro incentivo atractivo de la marca es la amplia garantía de 7 años o 150.000 km. Es una garantía muy generosa y que da una cierta tranquilidad al posible comprador.

Así que éste es el MG ZS con el precio más accesible. Un vehículo con un éxito muy merecido que demuestra a otros fabricantes que sí es posible ofrecer un modelo muy completo y atractivo a un precio contenido.

Las mejores ofertas para MG ZS de ocasión

MG ZS de segunda mano / MG ZS de Km 0
Prueba MG ZS 1.5 VTi-Tech, el indiscutible chollo entre los SUV (con vídeo)