¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba SWM G01 y G01F, no es solo cuestión de precio

    Prueba SWM G01 y G01F, no es solo cuestión de precio
    25
    Oscar Magro
    Oscar Magro12 min. lectura

    Una nueva marca oriental se lanza a la conquista del mercado español. La marca china con raíces italianas SWM Motors presenta el nuevo SWM G01, un SUV por menos de 20.000 euros que también quiere convencer por diseño, equipamiento y garantía.

    SWM Motorcycles es una marca italiana de motocicletas que en 2014 pasó a manos chinas. Con el cobijo de Brilliance Shineray, la joint venture de Brilliance Auto Group y Shineray Group, el fabricante amplió su actividad entrando en la fabricación de automóviles bajo la marca SWM Motors en 2016. Ahora con su primer modelo global inicia su andadura en España de la mano del importador Invicta Motor.

    El SWM G01F es la versión de estética deportiva del G01

    El SWM G01 es el primer modelo que el fabricante lanzará en el mercado español en sus primeros pasos de expansión europea tras su debut hace unos meses en Italia. Es un SUV compacto de 4,61 m de longitud así que es del tamaño de coches tan populares como el Toyota RAV4 o el Ford Kuga. Con respecto a otros SUV de origen chino a la venta en España, por medidas queda situado a medio camino entre el MG EHS y el DFSK 580.

    El Centro de I+D de SWM se ubica en Chongqing (China) pero el Centro de Diseño de SWM se ha mantenido en Milán (Italia). Ese nexo con Europa resulta fundamental para ofrecer un producto acorde con los gustos europeos. Su diseño exterior resulta moderno y atractivo, si bien en ciertos rasgos recuerda a algunos modelos de Audi.

    La parte delantera llama la atención por la gran parrilla frontal con extremos en punta de flecha que recorren la parte inferior de los faros led. Calzado con llantas de aleación de 17 o 18 pulgadas, el SUV italiano (o chino dependiendo de cómo lo queramos ver) muestra una imagen robusta con líneas de tensión acusadas. Interesante el detalle de la moldura sobre la aleta con los colores de la bandera italiana para reivindicar sus orígenes. La parte trasera está protagonizada por unos pilotos led con intermitentes dinámicos y numerosos elementos cromados. El conjunto muestra un aspecto moderno y elegante en general

    Mucha personalidad para el G01F

    La gama del fabricante oriental se completa con el SWM G01F, que es una variante más exclusiva del G01 y se ofrece con los acabados Lujo y Premium. Las novedades de este modelo superior son mas bien cosméticas ofreciendo una imagen más dinámica gracias a unos paragolpes con entradas de aire más grandes, parrilla de nido de abeja, faldones laterales, un discreto spoiler trasero y doble salida de escape. También incluye cambios en llantas de aleación y molduras, carrocería con techo en contraste opcional y un extra (sin sobrecoste) de interior bicolor amarillo y negro.

    Aunque a la hora de hablar de coches chinos frecuentemente son asociados a modelos muy básicos, no es el caso del SUV de SWM. La gama se compone de dos acabados denominados Basic y Elite y la relación precio/equipamiento es soberbia puesto que brinda una dotación de serie generosa.

    Dependiendo de la versión, los SWM G01 y G01F ofrecen sensores de estacionamiento, acceso y arranque sin llaves, asiento del conductor calefactado y ventilado, cargador inalámbrico para smartphones, tapicería de cuero, freno de estacionamiento electrónico o techo solar panorámico practicable. Entre las posibilidades de equipamiento menos comunes están la dashcam integrada para grabar trayectos o los posavasos refrigerados. Como reproche, el control de crucero no está disponible en las versiones con cambio manual.

    El SUV de SWM sorprende por la buena calidad de realización general

    La sensación de calidad de los materiales elevada para un coche de precio accesible, con varias zonas de tacto acolchado y una sólida construcción. Frente al conductor se ubica un volante multifunción de cuero, que transmite un buen tacto. La posición de conducción es muy elevada como se espera en un todocamino aunque la postura se ve condicionada por la ausencia de regulación en profundidad de la dirección. También hay un cuadro de instrumentos digital mediante una pantalla LCD de 7 pulgadas de aspecto sencillo.

    El centro de información y entretenimiento es el sistema multimedia con pantalla táctil de 10 pulgadas ubicado en el centro del salpicadero. La calidad de imagen es buena al igual que la respuesta táctil y tiene conectividad Mirrorlink, aunque el interfaz es algo confuso (y algunas características no están traducidas al español) y el contraste bajo: si la luz del sol incide directamente en el display no se ve bien. Bajo esta pantalla se ubica el módulo de climatización que cuenta con botones táctiles en lugar de físicos.

    Las plazas traseras son amplias y es uno de los aspectos que le confieren más practicidad a este modelo. Goza de mucho espacio para las piernas, una anchura generosa y altura suficiente para pasajeros de hasta 1,85 m de estatura. Disfrutan de una salida de aire propias para esta segunda fila, una toma USB, reposabrazos abatible y anclajes Isofix para dispositivos de retención infantil. En este modelo no hay versiones de siete plazas.

    Plazas traseras de buen tamaño. La atrevida tapicería bicolor es opcional en el G01F

    En cuanto a espacio de carga, el G01 se muestra capaz. El maletero es grande y según SWM Motors su capacidad es de 570 litros aunque a la vista no parece tan generoso. Tiene una notable anchura y profundidad pero no hay demasiada altura hasta la cortinilla cubreequipajes. Dentro hay una toma de 12V y el portón carece de un sistema de apertura eléctrica.

    Un apartado en el que suelen cojear los modelos venidos del Gigante Asiático suele ser la seguridad. Los SWM G01 y G01F no brillan en este aspecto pero se defienden incluyendo algunos elementos de seguridad y asistentes de confort interesantes como el aviso de colisión frontal, el asistente de ángulo muerto, seis airbags, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de arranque en pendientes, la alerta de cambio involuntario de carril o un sistema de cámaras 360º de ayuda al estacionamiento. Un buen esfuerzo por parte de SWM.

    Hasta 7 años de garantía

    El SUV de la marca asiática se fabrica en la factoría china de Fuling. Bajo el capó está disponible únicamente con un motor 1.5T de 131 CV. Se trata de una mecánica de gasolina de origen Mitsubishi pero fabricada en China por Brilliance con cuatro cilindros capaz de desarrollar 215 Nm de par máximo entregados de manera constante entre las 2.000 y las 4.200 rpm.

    El sistema multimedia presenta luces y sombras

    Tiene unas prestaciones lógicas para su potencia y peso, sin alardes. Acelera de 0 a 100 km/h en 10 segundos y está claramente enfocado a la comodidad que siempre es deseable en un vehículo de corte familiar. La dirección está muy desmultiplicada y hay que manotear mucho en algunas maniobras, aunque sin esfuerzo. La suspensión tiene un tarado blando que le resta vivacidad en zonas reviradas por sus amplios movimientos de carrocería. En definitiva, sacrifica la agilidad para recompensar a los ocupantes con un buen confort.

    Dependiendo del acabado escogido está disponible con cambio manual o una transmisión automática de convertidor de par, en ambos casos de seis velocidades y fabricadas por el especialista DSI International. Siempre está asociado a la tracción delantera, sin posibilidad de equipar tracción total. Aun así, quienes se aventuren fuera del asfalto sí podrán contar con un control de descenso.

    El consumo combinado en el ciclo WLTP de homologación es de 8,0 l/100 km en las versiones con cambio manual y de 9,3 l/100 km si lleva caja automática. De manera opcional en nuestro país puede adaptarse a GLP con un depósito de 52 litros de gas. Esta opción bifuel, adaptada por el especialista español Ircongas, tiene un sobrecoste de unos 1.700 euros y disfrutan de las ventajas de la etiqueta medioambiental Eco. Durante nuestra toma de contacto el consumo del SWM G01F con cambio manual y adaptación GLP gastó 9,0 l/100 km, un dato razonable.

    ¿Conseguirá hacerse un hueco en el competido segmento C-SUV?

    Con la enorme competencia de su segmento y muchos rivales largamente asentados en el mercado, los SWM G01 y G01F lo tienen difícil pero se atreve a disputar una pequeña parte del pastel de ventas. El precio será su principal arma y elemento diferencial puesto que la tarifa del SWM G01 arranca en 22.095 euros aunque las ofertas con financiación rebajan el precio final hasta unos imbatibles 19.595 euros.

    En la actualidad hay 11 puntos de venta en España: Alfavi (Bilbao), Auto Acevedo (León), Automóviles Playcar (Almería y Málaga), Burgomóvil (Burgos), Hubei Auto (Madrid), Olarizu (Vitoria y Logroño), Sermobis 20202 (Barcelona y Girona) y Sureste Cart (Albacete). El importador Invicta espera acabar 2022 ampliando la red a 20 puntos de venta y 30 puntos en 2023. Además propone una generosa garantía de 5 años o 100.000 km ampliable opcionalmente a 7 años con el mismo número de kilómetros.

    Prueba SWM G01 y G01F, no es solo cuestión de precio