Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaPrueba Volkswagen Beetle Cabrio (I): Historia, gama y listado de precios

11

El Beetle es el sucesor natural del mítico e icónico Escarabajo. No se puede hablar de uno sin hacerlo del otro, por eso en esta parte de la prueba repasaremos su historia. En 1998 Volkswagen decidió repescar el Escarabajo, devolviéndolo a la vida con un aspecto moderno, pero siempre con la misma filosofía que le hizo famoso.

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Esta misma pregunta nos la podemos plantear al hablar del Escarabajo y de Volkswagen. Es muy difícil determinar qué fue primero, si el coche o la marca. Originariamente denominado como Tipo 1, el Escarabajo cuenta con sus primeros bocetos en el año 1925, aunque no sería hasta 13 años más tarde cuando una idea de Adolf Hitler provocó que se crearan los primeros prototipos.

76 años de historia separan el modelo original del que ocupa nuestros días, todo un récord para un coche

A las órdenes del tercer Reich

La idea del canciller era unir a todas las provincias alemanas mediante una avanzada red de carreteras, la que hoy en día conocemos como Autobahn. Sin embargo la mayor parte de la población alemana no tenía la capacidad de acceder a un coche, ya que estos resultaban ser excesivamente exclusivos y caros, así que encargo a Ferdinand Porsche el diseño de un volkswagen (coche del pueblo) que fuera capaz de unir a todos los pueblos de Alemania.

No te pierdas la galería de imágenes de la prueba del Volkswagen Beetle Cabrio. Una colección de más de 30 fotografías con todo detalle.

Para facilitar el trabajo del señor Porsche, el Gobierno alemán proporcionó la mayor parte de las infraestructuras y del personal. Tal fue el calibre de la operación que se fundó una nueva ciudad en torno a la fábrica, Wolfsburgo, hogar a día de hoy del gigante automovilístico y que cuenta con más de 125.000 habitantes. De esto hace nada más y nada menos que 76 años, fecha en la que se da inicio a una de las mayores historias del mundo del automovilismo.

Con toda esta infraestructura a sus espaldas, Ferdinand Porsche mando a Erwin Komenda diseñar el coche. A día de hoy se considera que el señor Komenda tomó “prestadas” muchas ideas de un Tatra T97, un desarrollo checoslovaco surgido en la segunda mitad de la década de 1930. La lista de Hitler incluían una serie de exigentes puntos que debería cumplir el coche: Capacidad para llevar a dos adultos y tres niños a una velocidad máxima de 100 Km/h, su funcionamiento y mantenimiento debería ser lo más básico posible, y no debería costar más de 990 Reichmarks (moneda alemana de 1924 a 1948).

Los primeros Volkswagen Escarabajo diseñados por Komenda no vieron la luz hasta el año 1938

En 1961, un juez acabó obligando a Volkswagen a indemnizar con tres millones de marcos a la marca Tatra por la copia del modelo T97

Con todas estas indicaciones Porsche y Komenda presentaron el primer prototipo en 1938. Los altos mandatarios del tercer Reich quedaron tan sorprendidos con la propuesta que rápidamente aprobaron el proyecto. Sin embargo apenas un año después Alemania invadiría Polonia, dando origen a la Segunda Guerra Mundial. Aunque la producción del Tipo 1 ya había arrancado, todos los recursos de la fábrica fueron destinados al abastecimiento de la maquinaria de guerra, por lo que muy pocas unidades fueron fabricadas entre 1939 y 1945, la mayoría de ellos eran destinados a la élite nazi.

Con la claudicación alemana firmada por el Mariscal de campo Keitel el 8 de mayo de 1945, los ingleses se hacen con el control de la fábrica de Wolfsburgo. Curiosamente estos no estuvieron interesados en el desarrollo del Tipo 1, al considerarlo un coche muy inferior, técnica y estéticamente hablando. Sin embargo el Mayor Ivan Hirst no estaba de acuerdo con esta idea, así que decidió ponerse al frente de la planta, iniciando la fabricación de 20.000 unidades, aunque para ello debió primero retirar las bombas sin explotar que ocupaban gran parte de la línea de montaje. Apenas un año después la planta ya era capaz de fabricar más de 1.000 coches al mes, los primeros 1.785 fueron fabricados a finales de 1945.

El 30 de julio de 2003 salió de la línea de montaje el último Volkswagen Escarabajo original

El resto de la historia es sobradamente conocida. El Tipo 1 ha pasado a la historia con todo el mérito del mundo. Aunque tras un arranque complicado y nada glamuroso, el Escarabajo ha estado produciéndose de manera ininterrumpida hasta el año 2003, cuando el último de ellos salió de la fábrica de Volkswagen en México. En los 58 años de producción el Escarabajo ha acumulado 21.592.464 unidades producidas. 1971, gracias a la cultura hippie, fue el mejor año de producción, con 1.291.612 unidades.

El 23 de junio de 1992, el Escarabajo alcanzó los 21 millones de unidades producidas

Antes del cese de la fabricación del Escarabajo original, Volkswagen presentó su sucesor, el Beetle, en el año 1998. Ni que decir tiene que este no ha llegado a los niveles icónicos del original, sin embargo es un muy digno sucesor, que debe luchar, además de con su propia historia, con un mercado mucho más competitivo del que lo tuvo que hacer el Tipo 1. En 2012 se lanzó al mercado una nueva generación, que es la que nos ocupa en esta ocasión.

Gama Volkswagen Beetle

Con esta historia tan especial no es de extrañar que el Volkswagen Escarabajo (ahora Beetle) sea uno de los coches más afamados de la historia. Pero debemos volver al presente y hablar del modelo que ahora mismo ocupa el lugar del Tipo 1. Hace apenas dos años llegó al mercado la última generación de este superventas, desde ese momento el Beetle ha ido abandonando ese carisma simplista y urbano para dar un aspecto muy serio y moderno.

Hay que diferenciar dos tipos de carrocerías, el normal y el cabrio. La principal diferencia entre ambos es que uno prescinde del techo duro para dar cobijo a una estructura de lona. Tomando la plataforma de un Golf como base, el Beetle la adapta a su manera para conseguir ese aspecto que nos es tan familiar. Existen seis líneas de acabados: Beetlemania, Design, Sport, Connection, Karmann (solo en el cabrio) y R-Line.

No importa que versión escojas, de serie viene con ese estilo inconfundiblemente Escarabajo

Mecánicamente la oferta es muy variada. Existen cinco motores posibles, tres gasolina y una diésel que son capaces de ofrecer seis potencias diferentes. Empezando por el 1.2 TSI de 105 CV y acabando por el más poderoso, el 2.0 TSI de 220 CV. Las transmisiones pueden ser manuales de cinco o seis velocidades y automáticas de doble embrague DSG de seis, solo el 1.4 TSI de 150 CV está disponible con un cambio automático de siete. Recientemente Volkswagen ha actualizado la oferta mecánica del Beetle, con motores más eficientes, sin embargo las potencias no se han incrementado en exceso.

Más de 4.000 euros separan a las versiones normales de los cabrio con techo de lona

En cuanto al equipamiento que ofrece el Beetle, hay que decir que de serie viene con elementos como el control de crucero, el ordenador a bordo, faros antiniebla, llantas de aleación de 16 pulgadas, luz diurna, y radio RCD con reproductor MP3, entre otros muchos elementos, incluido el ESP, que a partir del año que viene será obligatorio para cualquier coche nuevo.

A partir de ese momento, y dependiendo del nivel seleccionado, encontramos diversos elementos en la lista de opcionales, pintura (135-965 €), tapicería, llantas (110-720 €), faros Bi-Xenon (785 €)… un largo listado. Sin embargo también se ofrecen una serie de paquete que aglutinan diversos equipamientos extra para hacerlos más económicos, como el paquete Sport (460 €) que incluye tren de rodaje deportivo, barra estabilizadora delantera e instrumentos adicionales en el salpicadero, o el paquete Excellence (2.520 €) que incluye asientos delanteros deportivos y térmicos, faros Bi-Xenon y revestimientos parciales en cuero. Por último cabe destacar el paquete Tech Plus (1.345 €) que incorpora el control de distancia al aparcamiento y el techo panorámico.

El equipamiento de serie del Beetle es muy correcto, inclusive desde las versiones más bajas de la gama

Listado de precios Volkswagen Beetle

Con todo esto, los cuatro motores, las seis líneas de acabado y el equipamiento de serie, los precios del Volkswagen Beetle parten de los 20.830 euros, llegando a los 37.970 euros de partida del Cabrio R-Line. En resumen, la gama de precios queda de la siguiente manera (incluyendo impuestos, transporte e IVA):

Precios Volkswagen Beetle

Precios Volkswagen Beetle Cabrio

Los modelos cabrios saben aportar ese extra de libertad que siempre proporciona la ausencia de techo

En las siguientes partes de la prueba del Volkswagen Beetle Cabrio 1.6 TDI 105 CV hablaremos de algo tan característico como su diseño, habitabilidad y rendimiento. Acabaremos, como siempre, dando las conclusiones y las valoraciones finales de este pequeño que es capaz de conquistar el corazón a todo aquel que se pose delante de él. Un coche que como habrás comprobado tiene una historia al alcance de muy pocos modelos en el mundo del automovilismo.

Noticias relacionadas

Prueba Volkswagen Beetle Cabrio (I): Historia, gama y listado de precios
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto