¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Primera toma de contacto con el Land Rover Defender 2020 junto a su padre, Mike Cross

    9
    Nuestro copilotaje a bordo del Land Rover Defender 2020, a los mandos de Mike Cross

    Ya hemos podido tener una pequeña dosis de lo que es capaz de hacer el Land Rover Defender. Para ello, nos hemos desplazado hasta la sede de la marca en Gaydon, Inglaterra, donde Mike Cross, el padre de este mito renovado, nos ha mostrado bien todas y cada una de las aptitudes de este coche, que son muchas.

    Debo decir, que personalmente, el Land Rover Defender 2020 es uno de los coches que más ganas tenía de hincarle el diente, o en este caso, poder probarlo y saber más de él. El Defender es un auténtico todoterreno que marcó un antes y un después en la historia del automóvil. Nacido en 1.947 y en venta durante casi 70 años, con algunas ligeras modificaciones para mantenerlo al día, Land Rover decidió cesar su producción y poner fin a un auténtico mito de la historia. En Enero del año 2016 la factoría de la marca inglesa, dio a luz a su último Defender.

    Era una auténtica crónica de una muerte anunciada. En el año 2011 Land Rover nos presentó al concept car DC100, un vehículo que venía a renovar al Defender que ya soportaba sobre sí, más de 6 décadas. Y desde aquí, la historia prácticamente la sabemos todos. Durante la celebración del último Salón del Automóvil de Frankfurt 2019, en el pasado mes de Septiembre, la marca lanzaba oficialmente el reemplazo del clásico Defender.

    El Land Rover Defender tiene un aspecto inmejorable a la vista

    Como era de esperar, hubo muchos detractores que declararon no estar convencidos sobre el nuevo diseño de este mito de la historia. También debemos entender que para muchos de sus amantes, esto supuso una revolución y un carpetazo al que había sido una parte de nuestra historia, salvando las distancias, para algunos esto supuso como rediseñar la Sagrada Familia. Una herejía, y nunca mejor dicho.

    Pero hoy, por primera vez, vamos a tener un primer contacto con el Land Rover Defender y, aunque no vamos a poder conducirlo, desde la marca nos han ofrecido la posibilidad de realizar un copilotaje, por parte de más ni menos que de Mike Cross, el ingeniero jefe de Jaguar Land Rover, una persona que conoce bien los entresijos de este coche y que, mientras nos deleita sobre tierra y asfalto, también nos respondió a algunas preguntas.

    Y nos desplazamos hasta, nada más y nada menos, que la sede central de JaguarLand Rover, situada en Gaydon, Inglaterra. Allí nos esperaba una comitiva de altos cargos de la marca, y el propio Mike Cross.

    Se desenvuelve con gran destreza sobre cualquier terreno

    Imaginaos por un momento, un día puramente inglés: Mucha lluvia, fuerte viento y visibilidad reducida a causa de la climatología. Bajamos de nuestro lugar de reunión hasta el aparcamiento, en el cual se encontraban numerosas unidades del nuevo Defender, unas camufladas y otras con la carrocería vista y la pintura que montará este modelo definitivamente, pero también pudimos ver otros modelos de pruebas dotados de camuflaje aunque, como era de esperar, las fotos estaban completamente prohibidas.

    Montamos en una de las unidades de preserie, con nuestro amigo Mike a los mandos. Mi primera toma de contacto sería desde los asientos traseros ya que el compañero que venía conmigo se situó en el asiento del copiloto, más adelante nos cambiaríamos el sitio. Detrás debo decir que el espacio es más que sobrado, y los materiales más que correctos. Dado que nuestra unidad en cuestión era una de prefabricación, no prestaré excesiva atención a minuciosos detalles o a ensamblajes, ya que esto podría no hacer justicia al modelo en su versión comercial.

    Después de casi 7 décadas en el mercado, el Defender cesó su producción en el año 2.016, y ahora, aquí tenemos a la reinvención del mito

    Iniciamos nuestra ruta de demostración de las capacidades del coche, y por supuesto debo dejar patente las portentosas manos de nuestro piloto. La experiencia es un punto muy a favor en esta ecuación, y ser uno de los padres de la criatura completa el círculo. Nuestra primera experiencia sería sobre asfalto, en el conveniente circuito de pruebas que posee Jaguar Land Rover en su sede central. Un antiguo aeropuerto transformado en una inmejorable pista.

    El terreno para lo que este coche ha sido diseñado, el polvo y el barro son sus mejores amigos

    Podríamos decir que esta pista tiene una forma muy parecida al conocido Circuito de Monza, para que os hagáis una idea de sus formas aproximadas. Las rectas son largas y algunas curvas, cerradas. En dichas rectas esta unidad alcanzaba antes de lo esperado su velocidad máxima: 119 millas por hora (191 km/h). Velocidad que no debéis tomaros como la máxima del modelo final, pero en este preserie sí que estaba limitado a tal cifra. Había recta para rato y el Defender no se ruborizaba en mantener estable esta velocidad.

    Debo decir que el modelo con el que realizamos la prueba montaba bajo su capó el motor más potente dentro de la gama actual del Defender, la variante semihíbrida con su motor de gasolina de 6 cilindros, 3.0 litros de cubicaje y 400 CV. Esta potencia se transmite al asfalto gracias a una caja automática de 8 velocidades y tracción total. Y a decir verdad, este coche anda mucho, más de lo que esperarías de un vehículo con estas dimensiones.

    Continuamos por el trazado de asfalto, pegándose el Defender al suelo en cada una de las cerradas curvas que el bueno de Mike encaraba a más de 100 kilómetros por hora. Algo inimaginable de hacer si nos remontamos al Defender de hace apenas unos años. El sonido del motor también transmite una sensación que no esperarías de este coche, y es que realmente suena muy bien, un sonido bronco que deberíamos tomarnos como toda una declaración de intenciones.

    Por asfalto su comportamiento es muy cómodo y es capaz de agarrarse a cada curva majestuosamente

    Salimos del asfalto para que el señor Cross nos enseñe para qué ha sido diseñado realmente este coche. Donde el Defender pretende callar muchas bocas y demostrar que sigue siendo el que todo el mundo recuerda. Si sobre el asfalto nos demostró que también puede tener una cara deportiva, en el off-road nos enseñó su cara más valiente y aventurera, no ruborizándose ante nada.

    Como dije al principio, las condiciones climáticas no eran las idóneas pero, ¿a quién le importa?, vamos montados dentro de uno de los mayores todoterrenos de la historia del automóvil. El barro era algo continuo sobre el trazado que la marca tiene a su disposición, y aquí Mike volvió a mostrarnos de qué están hechas sus manos. A más de 120 km/h sobre este terreno, cualquiera rendiría pleitesía y levantaría el pedal del acelerador. La gran confianza que deposita este señor en su máquina es infinita, y por supuesto, el Defender le respondió con nobleza.

    En cada curva, el sobreviraje quedaba patente. El barro hacía que fuera fácil torcer la dirección del Defender, pero la tracción total del coche volvían a poner a este gigante sobre el trazado apropiado. Zonas de profundos vadeos, tales que hacían manchar de barro hasta el mismísimo techo, y estamos hablando de un coche próximo a los dos metros de altura.

    La capacidad de tracción de este coche tiene pocos límites

    Todo el vehículo era un montón de fango deambulante. Fue cuando Mike nos hizo mirar hacia detrás para que nos percatásemos de la imposible visibilidad a través de la luna trasera. Para eso Land Rover monta en el Defender el retrovisor interior digital. Una suerte de pantalla que hace las funciones de espejo cuando lo necesitemos. Para cuando no queramos tener esta pantalla encendida o directamente no la precisemos, este accesorio se transformará en un espejo retrovisor al uso.

    El nombre Defender, a muchos nos suena directamente a historia viva del automóvil

    La pista estaba muy complicada, pero también era difícil de por sí. Aquí, tanto Jaguar como Land Rover, ponen a prueba y a punto las suspensiones de sus vehículos llegando incluso al punto de volar. Sí, has leído bien: volar. Al ir muy rápido hay un par de zonas específicas para realizar tal acto, y es que las cuatro ruedas del coche quedaban en el aire levantadas del suelo algunos centímetros. En el aterrizaje, las suspensiones neumáticas del Defender actúan a la perfección y alivian el golpe convenientemente.

    Paramos, y es hora de que mi compañero y yo nos cambiemos la posición en el coche y yo tome el puesto de copiloto. Los materiales siguen siendo de gran calidad en esta parte, incluso mejores me atrevería a decir. En la zona interior del salpicadero, el material escogido para su elaboración fue el magnesio, dando así un tacto sin igual y, por supuesto, de gran rudeza.

    Como os he dicho, el vuelo fue real

    Partimos a hacer el mismo recorrido que hemos hecho antes, y en la zona del circuito de asfalto no me queda más remedio que preguntar al bueno de Mike sobre la posibilidad de la llegada al mercado de una versión deportiva con la firma SVR. No lo niega y deja la puerta abierta a dicha posibilidad ya que “muchos hombres de negocios y grandes ejecutivos ya han mostrado su interés a que la marca nos revele una versión sobrepotenciada y más deportiva del Defender”.

    Realmente, ya sabía la respuesta a esta pregunta, puesto que es un secreto a voces que Land Rover lanzará próximamente dicha variante con aspiraciones deportivas, con el motor V8 4.4 litros de origen BMW, incluso ya os hemos mostrado alguna recreación de cómo se verá este coche. Si con el motor de 6 cilindros este Defender se comporta así, ¿qué nos tendrán deparado para esta variante deportiva?.

    Y claro, si hablamos acerca de una versión deportiva, también debemos hablar de alguna alternativa ecológica, por lo que me aventuré a preguntarle sobre la aparición de una futura e hipotética versión 100% eléctrica, a lo que nuestro amigo Mike nos respondió: “no creo que un Defender completamente eléctrico sea buena idea, al menos por el momento. Muchos clientes utilizan este coche para pasar el día haciendo off-road, y en ese caso ¿dónde cargarían las baterías en el momento de necesitarlo?. Además esto haría al coche más pesado debido a las baterías que harían falta para mover un coche de por sí muy grande, y esto a su vez, perjudicaría gravemente su destreza en todos los terrenos, así como su autonomía

    El Defender se lo pasa mejor que nadie sobre el fango y el barro

    Ya existe la confirmación oficial de que este coche lo veremos en forma de híbrido enchufable, y muy probablemente esa sea la forma más parecida que veremos a un Defender 100% eléctrico, ya que como bien nos contó el señor Cross, “no es buena idea, al menos de momento.”

    Nos detenemos en una zona habilitada en la parte del recorrido off-road, y aprovecho para preguntarle acerca de cuáles cree que son los rasgos más importantes de este coche con respecto a sus competidores, y a lo que Mike Cross no duda en contestarme: “su historia. Este coche es un icono para muchos y más de 60 años en el mercado lo han convertido en un referente de los todoterreno”.

    Mike Cross, ingeniero jefe de Jaguar Land Rover, nos deleita con un brutal paseo a lomos de uno de sus hijos más relevantes

    Mike Cross es un hombre que lleva trabajando para Jaguar Land Rover desde hace más de 40 años, su experiencia en todo lo que incumbe a la marca es innegable. Llegó a esta casa siendo un aprendiz, y mientras trabajaba se licenciaba para poder crecer dentro de la misma. Ahora podemos decir que este ingeniero jefe de Jaguar Land Rover es uno de los mayores veteranos que tiene la marca y del cual deben sentirse bien orgullosos.

    Después de todo, estamos ante el espíritu de un coche con más de 70 años a sus espaldas

    Nos bajamos del gran Defender con ganas de mucho más, pero debemos estar muy agradecidos a la marca por darnos este gran regalo en forma de aperitivo de lo que pronto podremos ver por nuestras calles. Yo, personalmente, me voy más que satisfecho y con muchas ganas de poder probar el Land Rover Defender al completo, pero ya, visto de lo que es capaz, debo decir que no seré capaz de sacarle tan bien las cosquillas a este coche como si lo ha sido nuestro amigo Mike Cross.

    Primera toma de contacto con el Land Rover Defender 2020 junto a su padre, Mike Cross
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto