¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Volkswagen Golf vs Audi A3 vs SEAT León, la Santísima Trinidad (Con vídeo)

    Los compactos del Grupo Volkswagen han dado muchas alegrías a cada marca. Es muy raro que se produzca una renovación de todos los modelos en apenas unos meses. Así que es hora de analizar a la Santísima Trinidad. Volkswagen Golf vs Audi A3 vs SEAT León.

    No muchas veces vemos un alineamiento de planetas como el que ha presentado el Grupo Volkswagen a lo largo de estos últimos meses. En poco más de medio año el conglomerado alemán ha renovado a su santísima trinidad, sus tres compactos. Volkswagen Golf, SEAT León y Audi A3. Es hora de analizarlos y saber qué podemos esperar de cada uno de ellos. Descubrámoslos en este análisis.

    Volkswagen Golf vs Audi A3 vs SEAT León - Diseño

    Arrancamos este análisis triple con el diseño. Está claro que cada uno apuesta por ofrecer algo diferente. Sin lugar a dudas el menos cambiado y el más conservador es el Golf. Los diseñadores de Volkswagen no han querido arriesgar, algo que ya es habitual, y nos ofrecen un Golf Mk8 muy parecido a su predecesor. Ni siquiera la gama de pinturas anima el cotarro. Ocho tonalidades diferentes, la mayoría de ellas diferentes variaciones de blanco, negro y gris, a excepción del amarillo lima metalizado, el color de posicionamiento.

    En este momento Volkswagen oferta dos versiones posibles, Life y Style. El aspecto en ambos es muy similar, las únicas diferencias las encontramos en algunos elementos cromados y en el tamaño de las llantas. De serie llega con llanta de 16 pulgadas mientras que en el acabado Style saltamos a las 17 pulgadas. En un futuro llegarán más paquetes de diseño, incluyendo el esperado R Line que seguramente le de algo más de vidilla al aspecto del Golf. Hasta entonces si queremos un Golf deportivo tendrá que ser el Volkswagen Golf GTI, que sí mejora bastante el aspecto deportivo pero que también obliga a unos motores más potentes.

    El Golf es el que menos cambia de este tridente compacto

    El SEAT León sí que ha cambiado bastante con respecto a la generación anterior. La tercera caja ya introdujo cambios de buen gusto que la cuarta caja ha extendido. Desde el morro a la trasera está muy cambiado, e incluso se podría decir que parece un coche de gama más alta. Su estilo afilado es bastante más atractivo que el del Golf, incluida una parte trasera que presenta unos faros unidos por un diodo de LED que se ilumina por la noche. La gama de llantas y pinturas tampoco es ninguna maravilla. Tamaños que van desde las 16 a las 18 pulgadas y poca oferta cromática donde destaca sobre todo el rojo desire.

    Cuenta con tres niveles de estéticos y de equipamiento: Style, Excellence y FR. A cada paso que damos el León gana un estilo más elegante o más deportivo, llegando al extremo del modelo Cupra. A diferencia del Golf, SEAT ha decidido entregar el mayor número de paquetes posibles desde el lanzamiento, algo que también pasa con la carrocería. El León es el único de la santísima trinidad que cuenta con dos carrocerías posibles, el compacto de cinco puertas y el familiar SEAT León Sportstourer. Tristemente, para esta generación el León se despide de la carrocería de tres puertas.

    El cambio de generación le ha sentado muy bien al León. Un coche más maduro

    Y por último le llega el turno al Audi A3. Al igual que la línea iniciada por SEAT, Audi decide cambiar significativamente el aspecto exterior de su compacto. Y lo hace siguiendo las reglas de su filosofía de diseño. Todo en él grita Audi por los cuatro costados, desde la parrilla singleframe hasta los faros, no se puede negar donde tiene su origen. Al ser un modelo de categoría premium, el A3 ofrece un mayor abanico de posibilidades tanto en pinturas, hasta 20 colores diferentes, como en llantas donde los tamaños van desde las 16 hasta las 20 pulgadas en un amplio abanico de diseños, formas y colores.

    Al igual que el León, Audi ofrece una gama de líneas y paquetes más extensa que el Golf. Base, Advance, Genuine Edition, S Line y Black S Line son las posibilidades existentes. Eso sí el incremento de precio entre ellas es considerable, pero también es cierto que es el modelo que más opciones de personalización permite al poder modificar el estilo de algunas molduras o la adición de ciertos detalles diferenciadores. Por el momento solo está a la venta en una única carrocería, el compacto de cinco puertas, pero en los próximos meses llegarán al mercado más opciones como el Audi A3 Sedán. La que no estará es la carrocería cabrio, que se despide para esta cuarta generación.

    El A3 grita Audi por los cuatro costados. Buen cambio estético para él

    Antes de saltar a los interiores hay que decir que los tres modelos se apoyan sobre la misma plataforma, la conocida MQB del grupo Volkswagen. Eso quiere decir que las medidas de los tres son prácticamente idénticas. El más grande de los tres es el León, tanto en longitud exterior como en batalla, tal y como podéis apreciar en la siguiente tabla.

    Volkswagen Golf vs Audi A3 vs SEAT León - Interior

    Resulta curioso que mientras unos intentan eliminar todos los botones físicos posibles del interior, otros se esfuercen en mantenerlos. Este último caso es el del A3. Si cogemos el interior del A3 pasado y del nuevo las diferencias son más que notables. Aunque gran parte de las botoneras han cambiado su aspecto, muchos botones siguen estando presentes. Audi ha decidido separar el módulo de la climatización del resto de sistemas que van instalados en una pantalla que pasa a estar completamente integrada en el salpicadero abandonando así el efecto flotante de la generación anterior.

    Esta no es la única pantalla del interior del A3, la otra la encontramos haciendo las funciones de cuadro de instrumentos, un gadget que llega de serie. Como era de imaginar el Audi es el que presenta mejores acabados y materiales, la diferencia con respecto a sus hermanos no es muy grande pero sí se arroja una mayor sensación de calidad. Además, gracias a un extenso programa de personalización, es el que ofrece mayor cantidad de posibilidades, pudiendo cambiar el aspecto de algunas molduras y también de los asientos.

    Como era de esperar, el A3 es el que ofrece mayor sensación de calidad

    Por su parte el León da un importante salto hacia delante. Si bien la calidad ofrecida sigue siendo muy parecida, más próxima a la del Golf, donde realmente ha mejorado es en la forma en la que presenta los elementos. En este caso sí, SEAT se ha deshecho de la mayoría de los botones físicos para integrarlos casi todos en una pantalla flotante en la parte superior del salpicadero. Algo que no nos termina de convencer porque para cualquier cambio tendremos que estar toqueteando la pantalla y supone un grave riesgo para la conducción.

    Aunque SEAT no siempre tiene acceso a los mismos elementos que el resto de marcas y modelos del Grupo Volkswagen, el equipamiento del León es el más equilibrado. Apuesta por ofrecer un nivel óptimo de elementos a un precio contenido. Sin las estridencias de sus hermanos en ese aspecto ni en lo que a personalización se refiere. Apenas hay posibilidad de modificar elementos para así ajustarlos a los gustos personales de cada cliente. Cada nivel de equipamiento trae asociado un tipo de tapicería y un aspecto definido del interior, por lo que en este aspecto el español es el más limitado.

    El León se pasa al minismalismo. Poca personalización pero buena presentación de elementos

    Si hablamos del Golf hay que hablar de sensaciones encontradas. Su interior está bien presentado, pero si tenemos en cuenta su precio podríamos esperar algo más. Los materiales son correctos, con buenos acabados y buena sensación de calidad. Como ya es habitual en él hace gala el adjetivo equilibrado. Posiblemente es el que presente un aspecto más tecnológico y minimalista. Como pasa con el León, opta por centralizar todos los sistemas en una pantalla, no muy bien integrada, con un tamaño máximo de 10 pulgadas. Lo peor es sin lugar a dudas la gran cantidad de plástico negro brillante que encontramos repartido por todo ebl salpicadero, un material vistoso pero que no soporta muy bien el paso del tiempo.

    Donde Volkswagen lo ha dado todo es en el aspecto tecnológico. De serie el Golf pretende ser uno de los compactos mejor equipados, incluyendo sistemas que a día de hoy no tienen gran funcionalidad pero que en un futuro serán mucho más relevantes. En lo que a personalización se refiere los paquetes son igual de cerrados que en el caso del León, algo que debemos criticar porque el precio es considerablemente mayor.

    El interior del Golf está más cerca del León que del A3. Se le debe exigir más

    Como ya hemos dicho antes, los tres son muy similares en tamaño exterior y también lo son en el interior. Son compactos de medidas estándar con capacidad para un máximo de cinco pasajeros que irán algo apretados. En cuanto a volúmenes de carga ninguno puede sacar pecho ya que los tres ofertan el mismo volumen mínimo, 380 litros. Pero si queremos más volumen, el único que lo oferta es el León Sportstourer, con un mínimo de 620 litros de capacidad.

    Volkswagen Golf vs Audi A3 vs SEAT León - Mecánicas

    Llega el turno de hablar de lo que se esconde bajo los capós de este tridente compacto, y una vez más hay que hablar de similitudes, muchas similitudes. Los tiempos que corren obligan a las marcas a crear un portfolio mecánico muy amplio y variado con una destacada oferta de versiones eficientes, y este es el caso del León, del Golf y del A3. En cada modelo vemos mecánicas diésel, gasolina, Mild-Hybrid, e híbridos enchufables.

    Arrancando con las mecánicas diésel, llega el turno de decir adiós al downsizing. El archiconocido 1.6 TDI deja paso al 2.0 TDI. Este motor de cuatro cilindros presenta una potencia de salida de 115/116 caballos y un máximo, por el momento de 150 caballos. En un futuro este mismo motor será capaz de elevar el rendimiento hasta los 190 caballos, o 200 caballos para el caso del Volkswagen Golf GTD. Como ya es habitual SEAT y VW utilizan la denominación 2.0 TDI, mientras que Audi la llama 30 y 35 TDI en función del nivel de potencia.

    Saltando a las mecánicas de gasolina, vemos como la oferta está compuesta por bloques de tres y cuatro cilindros. El 1.0 TSI o 30 TFSI es la puerta de acceso con sus 110 caballos. Por encima de esas unidades contamos con el motor 1.5 TSI que es capaz de mostrar dos rangos de potencia 130 y 150 caballos para el León y el Golf y solo 150 caballos para el A3, que denomina a esta versión como 35 TFSI. Por encima de esas mecánicas se incorpora el motor 2.0 TSI que eleva los rangos de potencia a partir de los 190 caballos. Ese mismo motor es el que se emplear en las variantes deportivas y de alto rendimiento como es el caso del Golf GTI o el Cupra León de 245 caballos y el Golf R o Cupra León de 300 caballos.

    Los nuevos Cupra León podrán llegar a los 300 caballos ayudándose de la hibridación

    En cierto modo, todas estas versiones ya estaban disponibles en las generaciones anteriores del León, el Golf y el A3. La novedad llega de la mano de la electrificación. En un primer rango de hibridación encontramos la gama eTSI. Versiones Mild-Hybrid que emplean un esquema eléctrico auxiliar de 48 voltios para certificar la etiqueta ECO y un ahorro de combustible estimado del 10%. Los dos motores de gasolina, tanto el 1.0 TSI como el 1.5 TSI pueden asociarse a esta tecnología, y por lo tanto pasan a denominarse eTSI mostrando los mismos niveles de potencia que ya hemos mencionado. La única excepción es que en todos los casos se incluye un cambio automático DSG.

    Y por último llegamos al rango más extremo de electrificación, los híbridos enchufables. En este caso se destinan únicamente a variantes deportivas y de alto rendimiento como son el GTE y también el Cupra. Emplean un motor 1.4 TSI que queda asociado a un motor eléctrico y a una batería de iones de litio con 13 kWh de capacidad. La potencia de salida máxima de 245 caballos y una autonomía eléctrica de 50 kilómetros, más que suficiente para homologar la etiqueta CERO de la DGT. Al igual que los eTSI, los híbridos enchufables llegan de serie con una caja de cambios automática DSG con seis marchas en lugar de las siete habituales.

    Por el momento la gama mecánica más corta es la del Audi A3 ya que ha sido el último en salir al mercado. Sin embargo, sabemos que en un futuro no muy lejano acabará utilizando si no la misma flota de motores, al menos la gran mayoría de ella, eso sí con su denominación especial.

    Volkswagen Golf vs Audi A3 vs SEAT León - Precios

    Por último, llega el momento de hablar del feo asunto del dinero, y lo hacemos hablando de los precios de partida de cada uno de los modelos. Como era de esperar el más barato del tridente es el SEAT León, con un precio de salida de 20.890 euros para el 1.5 TSI de 130 caballos. Acto seguido es el turno del Golf, que parte de los 28.380 euros con el mismo 1.5 TSI de 130 caballos. Y, por último, el más caro de los tres es el Audi A3, cuyo PVP mínimo es de 27.770 euros, pero con el motor 1.0 TSI de 110 caballos y un equipamiento de acceso más pobre. Quepa como curiosidad que entre medias encontramos al Skoda Octavia, con misma plataforma, motores y mecánicas aunque con un enfoque diferente.

    Como era de esperar el A3 es el más caro de la terna, seguido de cerca por el Golf
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto