Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaVolvo V40 D3 R-Design (III): Comportamiento, conclusiones y valoración

11

Probamos a fondo el Volvo V40 con el motor turbodiésel D3 de 150 CV y el cambio Geartronic. El compacto sueco muestra un buen equilibrio entre dinamismo y confort. Las opciones de equipamiento son amplísimas, especialmente en el apartado de seguridad ¿El V40 es un rival a la altura de los compactos premium alemanes?.

Hablar de Volvo es hablar de seguridad. Por eso, el equipamiento de seguridad activa y pasiva que ofrece el Volvo V40 es completísimo. Por ejemplo, todas las versiones llevan de serie el City Safety, un sistema con tecnología láser que puede aplicar los frenos y detener el vehículo si detecta una colisión inminente a velocidades de hasta 50 km/h. Lo probamos durante las Jornadas de Conducción Segura de Volvo y funciona muy bien.

Pero hay más. También está disponible el Pack Intellisafe Pro que incluye una batería de sistemas como el control de velocidad de crucero adaptativo (ACC) con asistencia en embotellamientos (Queue Assist), advertencia de colisión con freno automático y detección de peatones y ciclistas, control de alerta del conductor (DAC), asistente de mantenimiento de carril (LKA), luz larga activa (AHB), información de señales de tráfico (RSI), sistema de información de puntos ciegos (BLIS) y alerta de tráfico cruzado (CTA).

El Volvo V40 es uno de los modelos más seguros del mercado

No te pierdas las fotos con todo detalle de la prueba del Volvo V40

Comportamiento dinámico

En el apartado dinámico destaca la contundente respuesta del motor, un turbodiésel de cinco cilindros con mucha fuerza en todo momento. Sus 150 CV dan mucho de sí y se beneficia de un elevado par máximo de 350 Nm que se entrega a sólo 1.500 vueltas. La gama V40 dispone de un propulsor de gasóleo más potente aún, el D4 de 190 CV, sólo para quien necesite emociones fuertes.

La caja automática Geartronic de seis velocidades es el complemento perfecto para este motor. Permite aprovechar bien la fuerza del propulsor con una gestión óptima del cambio y brindando transiciones suaves, aumentando el confort de marcha.

El cambio automático de convertidor de par Geartronic tiene seis velocidades en el D3 y ocho en los T5 y D4

Los consumos no son nada del otro mundo. En nuestros recorridos habituales el V40 D3 ha gastado 5,7 l/100 km en carretera, lejos de los 4,3 que homologa. La cifra se ha elevado hasta los 7,4 l/100 km en trayectos puramente urbanos, más cercanos a los 6,9 homologados. La autonomía nos permite superar los 1.000 km sin visitar la gasolinera gracias a un depósito de combustible generoso de 60 litros.

A medida que ganamos velocidad notamos que la sonoridad es un poco más alta de lo deseable, en comparación con sus rivales. De todos modos se puede viajar muy cómodamente y, además, muy rápido. El V40 es muy estable y aplomado en vías rápidas y el adecuado tarado de su suspensión retiene bien la carrocería en zonas reviradas.

Volvo ha encontrado un buen equilibrio entre confort y dinamismo

Esta unidad cuenta con una dirección cuya asistencia se puede regular en tres niveles de dureza. Este sistema, denominado Dirección Asistida Precisa, es opcional por 88,03 euros y determinar el nivel de asistencia conveniente es tan fácil como seleccionar la opción deseada en el menú del sistema de infoentretenimiento.

A la hora de estacionar disponemos de un sistema de asistencia de aparcamiento automático opcional (691,63 euros). Este sistema detecta bien los huecos disponibles y maneja el volante automáticamente dejando al conductor intervenir en el acelerador y el freno. Útil, aunque suele dejar el vehículo un poco separado de la acera.

Los sensores de ultrasonidos de la asistencia de aparcamiento buscan un hueco de, al menos, 1,2 veces la longitud del vehículo

Conclusiones

El Volvo V40 es un modelo que puede competir sin complejos contra los afamados rivales alemanes del segmento de los compactos premium. Un soplo de aire fresco en la categoría por su vanguardista diseño, al que acompaña además con una calidad de realización que se ve y se siente en cada detalle.

En lo que respecta a la versión probada, cabe destacar el excelente rendimiento del motor turbodiésel D3 que aprovecha al máximo sus 150 CV. Este propulsor es una elección perfecta por su polivalencia y comportamiento, que además se beneficia de su asociación con el cambio Geartronic para incrementar el confort de marcha.

El Volvo V40 es una excelente alternativa a los compactos premium alemanes

Con todo ello, si por algo sobresale el V40 es por su completísimo y avanzado equipamiento de seguridad que hace justicia a la fama (ganada a pulso) de la marca sueca en este apartado. Eso sí, el precio es acorde a la moderna tecnología y los rivales contra los que compite y basta decir que nuestra unidad, con numeroso equipamiento extra, superaba los 43.000 euros.

Noticias relacionadas

Volvo V40 D3 R-Design (III): Comportamiento, conclusiones y valoración
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto