Motor.es

En Tel AvivPintan una plaza de minusválido alrededor de un coche bien aparcado y le multan

En Tel Aviv, el coche de una estudiante fue multado y retirado por la grúa después de que un par de operarios municipales pintaran una plaza reservada para minusválidos a su alrededor. El Vicealcalde asegura que se trata de un procedimiento habitual en la ciudad. La joven ha conseguido que le devuelvan el vehículo y retiren la multa.

Pintan una plaza de minusválido alrededor de un coche bien aparcado y le multan

3 min. lectura

Publicado: 10/02/2013 08:00

Estacionar correctamente el coche no evita que se lo pueda llevar la grúa aunque sea mediante una rocambolesca historia como la que sucedió hace pocos días en Tel Aviv. Hila Ben-Baruch, una estudiante israelí, fue a buscar su coche y se encontró con que había desparecido: Se lo había llevado la grúa aparentemente por estar aparcado en una plaza reservada a minusválidos.

La multa ascendía a unos 300 euros pero Ben-Baruch no estaba dispuesta a pagarlos, estaba convencida de que había dejado su coche bien estacionado frente a su apartamento. Llevaba medio año aparcando en esa calle y asegura que conoce bien dónde se puede aparcar y dónde está prohibido.

La estudiante se percató de que las cámaras de seguridad del edificio de enfrente apuntaban al lugar donde había estacionado su vehículo (que ya es casualidad) y consiguió que el personal de seguridad de este edificio le diera permiso para visionar las imágenes grabadas. Todo quedó clero en pocos minutos.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Efectivamente, la dueña del coche había aparcado correctamente. Sin embargo, unos minutos más tarde dos operarios municipales se pusieron a pintar una plaza reservada a minusválidos alrededor del coche. Poco después, una grúa se percató de que el coche ocupaba esa plaza y decidió retirar el vehículo (con un curioso sistema).

Ben-Baruch colgó la grabación en su perfil de Facebook y el asunto corrió como la pólvora hasta el punto de que el Vicealcalde de Tel Aviv se disculpó. Según el Vicealcalde, pintar una plaza de minusválido a pesar de que haya un coche ocupando dicha plaza es algo frecuente en la ciudad (lo cual ya es un punto extraño, pero bueno). El desliz lo cometieron los operarios ya que, cuando esto sucede, deben notificarlo al departamento de tráfico para que conste que ese coche estaba bien aparcado y no lo retire la grúa ni sea multado.

Las explicaciones no parecen haber convencido del todo a la afectada, aunque al menos ya tiene su coche de vuelta y la multa ha sido retirada.

Fuente: The Times of Israel

Compártela en:

Pixel