¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Historia del Gran Premio de Bélgica

    A pesar de que el circuito de Spa-Francorchamps, sede actual del Gran Premio de Bélgica, se construyó en 1921, no sería hasta el año 1950 cuando formaría parte del Campeonato del Mundo de la Fórmula 1, año de su aparición.

    Durante las primeras carreras que se celebraron en Spa hasta el año 50, el trazado recorría los pueblos de Spa-Francorchamps, Burnenville, Malmedy, Masta, Holowell, La Carriere, Stavelot y Blanchimont por sus viejas carreteras secundarias. Este primer circuito tenía una longitud de 15 kilómetros. Una vez que entró a formar parte del Mundial de F1, el circuito se redujo a 14 kilómetros.

    Sin embargo, y como descubriréis a lo largo de este especial de la historia del Gran Premio de Bélgica, no se disputó este GP en el circuito de Spa-Francorchamps anualmente. En los años 1957, 59, 69 y 71 el GP de Bélgica se suprimió. Por otro lado, hubo otros dos circuitos belgas donde se celebró el GP de Bélgica, en Nivelles-Baulers y Zolder.

    El autódromo de Nivelles Bauller se utilizó en los años 1972 y 74, y Emerson Fittipaldi ganó en ambas ocasiones. El circuito de Zolder, también conocido como Terlaemen, fue utilizado en el año 1973, entre 1975 y 1982, y en 1984. Ferrari fue el gran triunfador en este circuito ganando hasta en cuatro ocasiones, y Niki Lauda; con dos victorias.

    Os invitamos a descubrir la fantástica historia de este mítico GP de Bélgica en Spa-Francorchamps en cada una de las tres partes en las que hemos dividido el especial.