¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP Emilia RomañaDebacle española en Imola: Sainz echado de pista y Alonso pierde medio coche

    Debacle española en Imola: Sainz echado de pista y Alonso pierde medio coche
    Fernando Alonso y Carlos Sainz, fuera de carrera en Imola.
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Las esperanzas que la lluvia había alimentado se han desvanecido a las primeras de cambio y los pilotos españoles han dicho adiós al Gran Premio de Emilia-Romaña que se disputa en Imola por causas ajenas a su voluntad.

    Todo parecía ponerse de cara para que los españoles brillaran este domingo en Imola, pues la lluvia había dejado la pista en condiciones delicadas y eso obligaba a todos los pilotos a iniciar la carrera con los neumáticos intermedios. Una situación propicia para ganar posiciones desde la cuarta posición (Carlos Sainz) y la novena (Fernando Alonso).

    Sin embargo, no pudo ir peor para los dos pilotos españoles de la Fórmula 1, que han visto como el Gran Premio de Emilia-Romaña se ha terminado casi sin tiempo para empezar. Y es que tanto Carlos Sainz como Fernando Alonso han visto como los errores de otros pilotos provocaban sus respectivos abandonos sin que pudieran hacer nada para evitarlo.

    Carlos Sainz, a la grava tras ser golpeado

    El primero en sufrir el abandono fue Carlos Sainz. El piloto de Ferrari veía como los McLaren salían mucho mejor, poniéndose Daniel Ricciardo a su altura en la frenada de la primera curva. Pero el piloto australiano, que trazaba por dentro, se subía al piano mojado y perdía ligeramente el control.

    Esto hizo que su rueda delantera derecha golpeara al Ferrari, haciéndolo trompear con tan mala suerte que Carlos Sainz se quedó atascado en la grava y ya no pudo reiniciar la carrera. Para rematar la faena, Mick Schumacher sufría un trompo a la salida de esa misma chicane, golpeando a Fernando Alonso con su rueda trasera izquierda.

    Fernando Alonso pierde medio pontón

    Con el coche de seguridad en pista para permitir la retirada del Ferrari #55, Fernando Alonso viajaba aparentemente sin problemas en la octava posición. Sin embargo, el Alpine #14 estaba herido de muerte.

    Cuando la carrera se relanzó, el español vio como su Alpine no tenía nada de ritmo, ya que el suelo de su coche había quedado destrozado. Además, el pontón derecho saltó por los aires en la recta de meta, dejando sus maltrechas entrañas al descubierto.

    Al final, al ver que no había manera de mantener un ritmo competitivo, el equipo le pidió a Fernando Alonso que entrara en boxes y se retirara.

    Por tanto, Carlos Sainz y Fernando Alonso vuelven a sumar un cero en sus respectivos casilleros, aumentando una mala racha que no hace sino ahondar en su crisis de resultados. Quedan 19 carreras por delante y la esperanza de que para ambos las cosas empiecen a ir bien a partir del Gran Premio de Miami, que se disputa en 15 días.