¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Aprobado el reglamento de las unidades de potencia para el periodo 2017-2020

GP RusiaAprobado el reglamento de las unidades de potencia para el periodo 2017-2020

Los cuatro fabricantes y la FIA han aprobado la normativa de motores para los próximos cuatro años. Entre otras medidas, se suprimen los tokens, se reducirá el coste de las unidades de potencia y se buscará mejorar el sonido de los V6 Turbo.

Esta tarde, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha anunciado que, por fin, se ha alcanzado un acuerdo con los cuatro suministradores de motores (Ferrari, Mercedes, Renault y Honda) para aprobar el nuevo reglamento que entrará en vigor en 2017 respecto a las unidades de potencia, tras la falta de acuerdo inicial con la que se afrontó este asunto en anteriores reuniones.

Las novedades de este acuerdo ha quedado fijadas en base a "cuatro áreas fundamentales: el coste de fabricación y suministro de los motores, la obligación de suministro, la convergencia de rendimiento y el sonido de las unidades de potencia", para las cuales la FIA se compromete a mantener una estabilidad reglamentaria en este aspecto hasta 2020.

El área más extensa y controvertida del acuerdo ronda en torno a los precios de las unidades de potencia, un asunto del que se han quejado tanto los equipos de fábrica, por el alto coste de su fabricación y desarrollo, como los equipos independientes, por las elevadas sumar a pagar.

Para ello, la FIA introducirá en los dos próximos años reducciones progresivas en el número de elementos de la unidad de potencia que cada equipo y piloto podrán utilizar por temporada. Así, se espera que el coste de las UP's se reduzca en un millón de euros en 2017, y hasta en tres millones de euros en 2018, respecto a la temporada actual.

El procedimiento de homologación de motores llevará consigo un compromiso de los fabricantes con una cláusula de "obligación de suministro", que se activará en el caso de que un equipo no consiga llegar a un acuerdo para disponer de motores. Con ello, se cumple una de las peticiones estrella de Red Bull, quienes se han visto obligados a permanecer con Renault un año más de forma indirecta ante la negativa de Ferrari y Mercedes.

Tal y como se venía rumoreando en los últimos meses, el sistema de tokens, que ha determinado desde 2014 la cantidad de modificaciones que un equipo podía realizar a su unidad de potencia en una temporada, quedará abolido a partir de 2017, permitiendo así un desarrollo liberalizado de los propulsores y fomentar la tendencia a una "convergencia de rendimiento". Para alcanzar este objetivo, además, a lo largo de los dos próximos años se introducirán restricciones en "el peso, dimensiones y materiales de las partes de la unidades de potencia, y en el soplado del turbo".

Por último, se ha tratado también el sempiterno tema de conversación: el ruido que generan los V6 Turbo. A pesar del considerable incremento en sonido que han experimentado en los dos últimos años gracias a modificaciones en los escapes, los fabricantes están llevando a cabo "un programa de investigación prometedor" con el objetivo de incrementar los decibelios, cuya implementación esta prevista en 2018 "como muy tarde" .

Estas medidas han sido aprobadas por todos los estamentos de la Fórmula 1, incluido el Consejo de Automovilismo de la FIA, y figurarán en el reglamento que entrará en vigor la próxima temporada.

Fotos: Renault Sport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto