¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AustraliaAsí ha sido el accidente que ha dejado a Alonso fuera de juego en Melbourne

    Así ha sido el accidente que ha dejado a Alonso fuera de juego en Melbourne
    Fernando Alonso se ha quedado con las ganas de rematar una gran actuación.
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz4 min. lectura

    Justo cuando todo parecía ir mejor que nunca para el piloto español de Alpine, un fallo hidráulico en la curva 11 del renovado circuito de Albert Park le hizo irse directo contra el muro en su primer intento de la Q3.

    Llegaba la tercera carrera de la temporada, de un 2022 en el que Alpine y Fernando Alonso han depositado muchas esperanzas después de un primer año con un proyecto renovado después de dejar atrás el vestigio de 'Renault' para evolucionar en todos los niveles.

    Verse obligado a utilizar la tercera unidad de potencia ya en esta ocasión, la última de las posibles legalmente antes de pasar a penalizar diez posiciones en el momento de equipar la cuarta en algún momento de la temporada, no era un buen presagio en el retorno al Albert Park, pero el A522 demostró ser competitivo en Melbourne en las manos de un Fernando Alonso que, nuevamente, se quedó con ganas de más.

    Madrugón frustrado

    Tras pasar a Q2 con solvencia tanto él como su compañero de equipo, Esteban Ocon, después de que la FIA eliminase antes de la clasificación una de las cuatro zonas de activación del DRS que habían ideado para este Gran Premio, Alonso procedía a comprobar de primera mano hasta dónde podía llegar a bordo de su monoplaza.

    Rondar el Top 5 hasta el momento había aumentado la confianza del #14 hasta que, desafortunadamente y de golpe y porrazo, el asturiano se vio contra el muro a la hora de la verdad.

    «¡Joder! ¡Joder! He perdido el sistema hidráulico, no podía cambiar de marcha», confesó un Alonso frustrado por la radio a su equipo después de irse contra las protecciones en el exterior de la curva 11 sin opción a revertirlo.

    La reanudación de la sesión minutos después no permitió a Ocon pasar siquiera de la octava posición, cerrando una vuelta en la misma décima que Daniel Ricciardo, en 1:19, mientras que el otro español, Carlos Sainz, calificó de «*** desastre» una clasificación en la que finalmente se tuvo que conformar con la 9º plaza.

    «Tras el incidente de la Q3, el equipo investigó el problema esta mañana. Se ha encontrado un pequeño daño en un anillo del aceite, lo que provocó que el coche se apagara en mitad de la curva durante la vuelta de clasificación de Fernando. El equipo ha arreglado la pieza y Fernando arrancará la carrera de hoy desde la décima posición», explicó el equipo antes de la carrera.

    Con un vendaje en las manos porque «se me estiraron mucho los pulgares», Alonso abordará el domingo a la espera de comprobar si Alpine dispone o no de un buen ritmo de carrera, el que iba a colocarse como el tercer mejor equipo del fin de semana debe conformarse, al menos de momento, con cerrar el Top 10 de la parrilla.