¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP TurquíaAsí fue el fin de semana de Carlos Sainz en Istanbul Park

    Carlos Sainz rueda por delante de Daniel Ricciardo y Max Verstappen.McLaren Racing

    Carlos Sainz consiguió la quinta posición final por tercera vez esta temporada y encadena ya cuatro carreras consecutivas en los puntos y sin bajar del séptimo puesto. Analizamos detalladamente el fin de semana del piloto español en Istanbul Park.

    Por fin la consistencia tan característica de Carlos Sainz se está dejando ver en este extraño 2020 y, tras haber sufrido diversos inconvenientes a lo largo de los dos primeros tercios del campeonato, el piloto español encadena ya cuatro carreras consecutivas en los puntos y asciende hasta la séptima posición del campeonato de pilotos con 75 puntos, uno más que su compañero Lando Norris.

    Aunque el español tiene casi imposible subir más posiciones, pues Daniel Ricciardo -que es sexto- suma ya 96 puntos, lo cierto es que Sainz puede sentirse satisfecho con el curso de su temporada en estas últimas semanas, en las que ha logrado exprimir al máximo sus opciones en condiciones complicadas.

    «Istanbul Park debería ser divertido, dependemos mucho de cómo se comporte el asfalto»

    Y, posiblemente, las más complicadas se dieron en Istanbul Park, durante un Gran Premio de Turquía que se hizo extremadamente difícil desde el primer minuto de entrenamientos del viernes. Recordamos todo ello.

    Un nuevo circuito, una nueva oportunidad

    El jueves, Carlos Sainz comparecía ante los medios ilusionado ante la perspectiva de rodar en un nuevo circuito, ya que Istanbul Park no formaba parte del calendario de la Fórmula 1 desde la temporada 2011. Por tanto, el madrileño afrontaba el reto con ganas y la esperanza de adaptarse rápidamente a las condiciones.

    «Istanbul Park es bastante impresionante. Es ancho, abierto, rápido, deslizante, interesante y un desafío para pilotos y coches», declaraba Sainz al respecto. «Es uno de mis circuitos favoritos cuando me pongo a ver carreras de antes. Tener la oportunidad de pilotar aquí finalmente es especial».

    La suciedad del asfalto y un problema eléctrico complicaron mucho las cosas a Sainz el viernes.

    «Me sorprenden los cambios de elevación, en televisión no los puedes ver del todo, la forma de las curvas», prosiguió el piloto de McLaren. «Debería ser divertido, dependemos mucho de cómo se comporte el asfalto, parece que será un poco como Portimao, difícil calentar los neumáticos, quizá no mucha degradación, quizá un poco de graining. Creo que puede crear carreras interesantes con estos coches tan difíciles».

    Sorpresa desagradable el viernes

    Lo que Carlos Sainz, al igual que el resto de colegas de parrilla, no esperaba era encontrarse un asfalto tan sucio y deslizante, propiciando que los Fórmula 1 de 2020 rodaran varios segundos por vuelta más lentos que los de 2011, mucho menos competitivos.

    La causa era un reasfaltado muy reciente sobre el que no se había rodado, por lo que el bitumen y el alquitrán resultantes de la operación no habían sido retirados y los Fórmula 1 no eran capaces de hacer funcionar los neumáticos.

    A eso hubo que sumarle un problema eléctrico que hizo que Carlos Sainz no pudiera rodar durante buena parte de la primera sesión, complicando aún más la puesta a punto del McLaren MCL35.

    «Hay un pequeño problema eléctrico en la unidad de potencia de Carlos, lo estamos investigando», nos informaba McLaren al respecto durante la sesión. «Hemos intentado arreglarlo en el garaje, pero el problema ha persistido, causando la parada. Lo investigaremos en profundidad una vez que el coche esté de vuelta».

    El propio Sainz admitió al término de la jornada que no había sido «un viernes ideal», pues sólo pudo completar 12 vueltas en la primera sesión. «Fue frustrante perder tiempo de rodaje en unos Libres 1 obviamente importantes, debido a las condiciones de la pista tan desafiantes que vamos a afrontar este fin de semana en este circuito nuevo y reasfaltado», explicó.

    Ya por la tarde, Sainz completó 40 giros, aunque sin tiempos relevantes. «Tuvimos bastante terreno que recuperar durante los Libres 2. No tuve una vuelta demasiado limpia con el neumático blando, y los tiempos por vuelta mejoraron rápidamente a medida que evolucionaba la pista. El asfalto parece algo extraño por ahora, pero eso únicamente añade emoción para ver quién da con la tecla. ¡Estoy deseando de verdad que llegue mañana!», concluyó Sainz.

    Una clasificación extraña

    El sábado las cosas no mejoraron y a la complejidad del asfalto se le sumó una lluvia persistente que incluso obligó a aplazar la clasificación durante varios minutos. En dichas condiciones, Sainz no pudo sacar ventaja de la situación como en otras ocasiones y finalizó en una decepcionante 13ª posición.

    «Una clasificación muy rara», admitió Carlos Sainz. «Había poco grip en pista y nos hemos pasado toda la clasificación intentando descifrar qué neumático era el correcto. Al final me he dado cuenta, a mitad de sesión, de que nos habíamos equivocado con el intermedio, cuando he puesto el extremo de agua iba bastante mejor. No me ha dado tiempo a mejorar lo suficiente, si hubiera tenido una tercera vuelta seguro que hubiera ido bastante más rápido, pero es lo que hay», explicó Sainz.

    Las condiciones del sábado fueron dantescas y McLaren no consiguió hacer funcionar los neumáticos.

    Y es que, a diferencia del resto de pilotos, los de McLaren salieron a la Q2 con los neumáticos intermedios en una pista en la que los de lluvia eran más eficientes. «Error un poco de estrategia, pero también de no poder calentar el neumático tanto como nos hubiese gustado, creo que nunca en mi vida me he quedado a 6 segundos en agua», agregó. «No hay nada que puedas hacer hoy en día con el set-up. Estamos preparados para mañana, ya vimos desde la rueda dura (de seco, el viernes) que nos costaba mucho calentar los neumáticos este fin de semana, más que casi a ningún otro equipo. Esperábamos que en lluvia fuese complicado por esto, medio que nos esperábamos un poco este resultado tan negativo después de lo visto en los Libres 3. A ver si mañana está seco y al menos podemos remontar un poco», prosiguió.

    Por último, Sainz comentó su parecer acerca de tener que ir a declarar ante comisarios por obstaculizar a Sergio Pérez en una de sus vueltas, asegurando que, en un día como el del sábado, ver o tan siquiera atisbar algo en los retrovisores es tarea imposible. «No lo sé, porque es que no veo... Lo que espero es que los comisarios tengan todo eso en cuenta, que ha sido una clasificación muy fuera de lo normal. Todo el mundo ahí fuera, intentando calentar los neumáticos. No se veía nada, tenía los espejos retrovisores completamente tapados, así que no podía hacer nada... no, es imposible», concluyó Sainz.

    Pero las explicaciones de Sainz no evitaron la sanción y el español debió retroceder tres posiciones para el domingo, partiendo finalmente desde la 15ª posición.

    El domingo es cuando cuenta

    Pero todo se arregló el domingo en una de las carreras más complicadas de los últimos años en la Fórmula 1, en la que la lluvia obligó a los pilotos a comenzar con neumáticos de mojado y en la que, una vez más, Sainz consiguió ganar varias posiciones en la primera vuelta para completar el primer paso por meta en la décima posición.

    A partir de ahí Sainz demostró que había encontrado el modo de hacer funcionar los neumáticos, progresando de manera sólida hasta una quinta plaza final brillante tras ejecutar a la perfección la estrategia de dos paradas, la primera en la vuelta 10 para cambiar a neumáticos intermedios y la segunda en la vuelta 33 para colocar un juego nuevo de ese mismo compuesto.

    «En la salida, hemos recuperado seis puestos por fuera en la curva 1, intentando ver quién cometía el error y cómo pasar»

    «Es cuando cuenta», resaltó el #55 en referencia a un domingo bien ejecutado frente a unos entrenamientos libres y una clasificación en las que los McLaren se hundieron. «Hasta hoy he tenido un fin de semana muy difícil, no podíamos hacer trabajar el neumático, pero hoy ya desde las vueltas a parrilla he encontrado un par de cosas que me permitían tener un poco más de temperatura en el neumático. He cogido mucha confianza, y a partir de ahí toda la carrera hemos ido remontando», agregó.

    «No sabía muy bien qué esperar después de todo el fin de semana que llevábamos...Ya sabéis que yo siempre me siento cómodo en estas condiciones, en cuanto me he reencontrado conmigo mismo he podido hacer la remontada que siempre me gusta hacer en mojado», prosiguió el piloto madrileño. Con 10 posiciones recuperadas, Sainz cruzó la línea de meta como el integrante de la parrilla con más puestos remontados a sus espaldas.

    «Hemos recuperado seis puestos; por fuera en la curva 1, intentando ver quién cometía el error y cómo pasar, y luego a partir de ahí hemos ido pasando uno a uno. Adelantar era muy difícil, porque sólo había una línea, no seca pero un pelín más seca que las demás. Fuera de línea resbalaba muchísimo, así que adelantar no era fácil. He podido adelantar a Stroll, a Albon, a Giovinazzi y a un par más... que me han dado ese quinto puesto que hoy sabe muy bien», explicó. Por último, Sainz analizó cómo vivió las últimas vueltas de un Gran Premio de Turquía bastante alocado.

    «Una pena, porque teníamos la rueda delantera derecha muy al límite todas esas últimas 10 vueltas. Veía a los Ferrari delante, veía que tenía ritmo, pero a la vez no quería que me pasase lo de Silverstone, que la rueda se delamina y se te acaba la carrera. También eran buenos puntos y había que ir midiendo cuánto empujar, pero en las últimas tres vueltas he ido a tope, intentando cogerlos, y casi. Hemos salvado el día, porque después de los Racing Point saliendo entre los tres primeros, los Renault también por delante y nosotros muy atrás... creo que como equipo hemos salvado el día, era un día muy complicado para nosotros, no sabíamos si los neumáticos iban a funcionar y lo hemos conseguido», concluyó.

    Con este quinto puesto en Istanbul Park, Carlos Sainz asciende hasta la séptima posición del campeonato de pilotos y adelanta a Lando Norris por un punto, mientras que McLaren se mantiene en la cuarta posición del campeonato de constructores con 149 puntos, cinco menos que Racing Point y 13 más que Renault.

    Estadísticas de Carlos Sainz en el Gran Premio de Turquía 2020 de Fórmula 1

    Fotos: McLaren Racing