¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Aston Martin F1 no teme un nuevo escándalo con el ‘Mercedes verde’

    El Aston Martin AMR21 sigue asemejándose al Mercedes en muchas partes.

    La temporada pasada, Racing Point fue multado con 400.000 dólares y 15 puntos del campeonato de constructores por utilizar ilícitamente piezas e información proveniente de Mercedes. Ahora, Aston Martin no teme sufrir la misma suerte.

    El nuevo Aston Martin AMR21, descendiente directo del Racing Point RP20 de la temporada pasada, sigue portando ADN germano y un notable parecido con los Mercedes de Fórmula 1. Algo que a su predecesor le costó el apodo del ‘Mercedes rosa’ y también una multa de 400.000 dólares y 15 puntos del campeonato de constructores por parte de la FIA.

    Algo que algunos piensan que podría volver a ocurrir esta temporada con el nuevo Aston Martin, aunque Andrew Green, director técnico de la formación británica, niega estar preocupado. «Fue un período difícil el año pasado, pero lo hemos dejado atrás. Las reglas sobre cómo podemos operar son muy claras. Hemos respaldado esas reglas y estamos contentos con el modo en que están escritas».

    «El concepto en el coche es 100% Aston Martin»

    «No nos preocupa en absoluto la forma en que hemos desarrollado el coche durante el invierno, así que no tenemos ningún problema», asegura el ingeniero británico. «Bueno, obviamente, no tenemos idea de lo que Mercedes ha hecho o ha estado haciendo».

    El AMR21, fruto de lo aprendido

    Aunque Aston Martin sigue manteniendo los vínculos técnicos con Mercedes heredados de Racing Point, Green afirma que el AMR21 es creación de su marca a partir de lo aprendido en el pasado.

    «El concepto en el coche es 100% Aston Martin y la dirección inicial, que se estableció hace casi dos años, supone un largo camino», señala Green. «Hemos aprendido increíblemente desde entonces. Fue un reto, pero creo que hemos hecho un buen trabajo, aunque el año pasado también cometimos algunos errores».

    En 2020, Racing Point decidió explorar el camino de rake bajo explorado por Mercedes, pudiendo así maximizar el potencial del tren motriz del fabricante alemán. «Definitivamente hemos aprendido de esos errores y hemos buscado corregirlos para el coche de 2021, lo que nos genera mucho optimismo por el rendimiento de nuestro coche en el futuro».

    «Estamos contentos con la decisión que tomamos hace dos años y todavía estamos creciendo a su alrededor. Creo que queda mucho potencial en el coche, el reto es extraerlo en el tiempo que tenemos disponible, que es bastante limitado», concluye Green, aludiendo a la limitación de desarrollo impuesta este año por la FIA.

    Fotos: Aston Martin F1