¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Técnica F1Análisis técnico del Aston Martin AMR21: el más atrevido (con vídeo)

    7

    Pocos han sido los detalles que los monoplazas anteriormente presentado nos han mostrado. Excepto el AMR21 de Aston Martin, que se ha mostrado en una configuración muy cercana a la que se verá en los test.

    Muchos de los análisis técnicos que hemos realizado en estos días de presentaciones tenían pocos detalles que comentar o, directamente, destapaban los intentos de los equipos de confundirnos presentando diferentes versiones de una misma pieza en los renders digitales suministrados a la prensa.

    En cambio, Aston Martin ha optado por presentar un monoplaza mucho más cercano al que veremos en la pretemporada de Bahréin. Elementos tan sensibles como la interpretación de la nueva reglamentación del suelo, que muchos otros han escondido deliberadamente, pueden verse en todo su esplendor en el AMR21.

    Elegancia ‘Bristish Racing Green’

    Todo aficionado a los coches y las carreras conoce de sobra el color verde británico que popularizaron los carreristas durante los dos primeros tercios del siglo pasado. Ahora, Aston Martin recupera tan mítico tono para hacernos olvidar el estridente rosa de Racing Point.

    El Aston Martin gana mucha elegancia con el cambio.

    Sin duda, el nuevo monoplaza da la bienvenida a la marca con estilo y seguramente opte a ser uno de los más bonitos de la parrilla de 2021. Pero, en lo que respecta al aspecto técnico, comenzamos el análisis del nuevo AMR21 señalando que la parte delantera es básicamente la misma que pudimos ver en el RP20 del año pasado.

    La zona delantera sigue el mismo concepto que en 2020.

    Tanto el alerón, como el morro y la capa son los mismos, aunque los soportes del alerón delantero parecen alargar un poco más el túnel bajo el morro. En cualquier caso, de ser así se trata de una ‘simple’ revisión de los volúmenes de cada elemento, pero sin desviarse del concepto que inició Mercedes y que ya se ha popularizado en la parrilla.

    Barge boards y deflector

    La zona intermedia, que en la mayoría de los monoplazas presentados hasta el momento ha permanecido casi igual, cambia bastante en el caso del AMR21, aunque conservando de nuevo un enfoque general similar al visto en Racing Point.

    Los bargeboards, deflectores y pontones han sido rediseñados.

    Comenzando por la parte superior, los grandes aletines del RP20 desaparecen por el momento, aunque habrá que ver si vuelven en los test. Además, el barge board ve modificado el boomerang en su zona más adelantada, así como el desviador quíntuple tipo rejilla que conecta con el deflector lateral.

    La aerodinámica central ha sido muy revisada en relación al monoplaza anterior.

    Este último es ahora más corto en su parte superior, por lo que queda más lejos del deflector horizontal situado sobre el pontón, que también es novedad respecto a 2020. Además, en la base, incorpora un perfil horizontal que sigue la cuerda del suelo en dirección al desviador.

    Pontones y cubierta motor

    La mitad trasera del monoplaza también ha sido revisada, con una cubierta motor más parecida a la que Mercedes comenzó a utilizar en 2020. En la siguiente cadena de imágenes podemos observar cómo ha evolucionado Racing Point en esa zona desde primeros de 2020, radicalizando cada vez más la caída del flujo superior en su encuentro con el canal inferior que circula por la base del pontón.

    Así han evolucionado los pontones y la cubierta motor, que ahora se asemejan más a los de Mercedes.

    Además, el AMR21 incorpora la joroba que vimos en la presentación del Mercedes W12, aunque en este caso es de mayor tamaño que la del monoplaza de la marca alemana. Como en aquel caso, deducimos que dicha protuberancia viene dada por el motor o alguno de sus sistemas auxiliares.

    En esa misma parte superior, el AMR21 se distingue de los Mercedes en que la excavación central de la cubierta motor comienza más cerca del Halo, creando un canal superior más marcado bajo la joroba.

    Suelo 2021

    Como decíamos antes, Aston Martin ha presentado un suelo con especificación de Gran Premio, es decir, con un desarrollo ya avanzado que no se limita a cumplir con el reglamento.

    Es por tanto la primera interpretación seria que vemos de una zona vital para la generación de carga aerodinámica del monoplaza, pues el neumático trasero genera muchas turbulencias y eso afecta negativamente al difusor.

    Aston Martin ha optado por colocar tres desviadores de flujo asociados una pestaña horizontal en la parte delantera del suelo, así como un grupo de seis en el extremo posterior, junto al neumático.

    El suelo del AMR21 se muestra muy evolucionado en comparación con el resto de coches presentados.

    De ese modo, se intenta compensar la prohibición de utilizar ranuras o slots en ambas zonas, para mitigar en la medida de lo posible el negativo efecto que tienen las turbulencias en el sellado de los laterales del difusor. Sin duda la comparación con la normativa de 2020, que podemos observar en el RP20, es llamativa.

    El resto de la parte trasera no cambia en relación al Racing Point y el alerón trasero es el mismo que el utilizado en el RP20 el año pasado.

    A buen seguro veremos alguna modificación en el coche en las primeras carreras, pero es muy posible que el AMR21 sea el monoplaza que menos cambie durante los test. Y es que, si bien su base Mercedes es obvia, al menos Aston Martin se ha atrevido a enseñar mucho más que sus colegas de parrilla. Ahora falta que sea rápido.

    Análisis técnico del Aston Martin AMR21: el más atrevido (con vídeo)