¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Boullier, satisfecho con el MCL32, pero no con Honda

    David Plaza
    David Plaza

    El inicio de temporada de McLaren-Honda ha sido totalmente inesperado y Eric Boulllier ha hecho balance de lo sucedido.

    El Director Deportivo del equipo de Woking afirma que no existen problemas estructurales en el motor Honda, pero que exigirán garantías de rendimiento a los japoneses.

    McLaren ha llegado al ecuador de la pretemporada siendo el segundo equipo con menos kilometraje acumulado de la parrilla después de dos roturas de motor en las dos primeras jornadas. Y, aunque en las dos siguientes el coche pudo rodar con algo más de normalidad, aún no se han podido cumplir muchos de los objetivos marcados.

    El tercer año de colaboración entre Honda y McLaren no está arrojando los resultados esperados y Boullier no esconde la decepción existente en Woking, ya que los japoneses, por el momento, no han cumplido con lo prometido.

    “Son nuevos problemas. Se pueden solucionar, pero no entraba en nuestra agenda tener estos problemas. Realmente no son serios, no son problemas fundamentales de diseño. Estamos en mucho mejor situación (que en 2015 y 2016), pero francamente, no cubre nuestras expectativas y las de nuestros aficionados”.

    Tras los dos primeros días de test, Boullier se reunió con Yusuke Hasegawa, máximo responsable de Honda Racing F1, para pedir explicaciones y ver el modo de cumplir los objetivos marcadas.

    "Hay conversaciones en curso. El tema está en la agenda. Todos estamos decepcionados por estos primeros test, porque no pudimos correr lo que queríamos. No sé cómo los japoneses nos van a dar las garantías que les pedimos, pero es absolutamente necesario que se avance de manera significativa".

    Fernando Alonso no pudo esconder la profunda decepción del primer día, pero Boullier no cree que el equipo le haya dado falsas expectativas al español.

    “No estamos escondiendo nada, siempre dije que la pista sería nuestro juez. Fernando sabe lo que nos habían dicho, así que sabía qué esperar. ¿Podemos volver a la pista con lo que esperábamos? No lo sé, tenemos que investigar qué ha ido mal”.

    "Después de seis meses en McLaren-Honda todo el mundo dijo que sería un desastre... Pero estamos en el tercer año y él (Alonso) todavía está aquí. Es normal que no esté feliz, porque para ello tendría que luchar para ganar. Ahora no estamos en posición de ofrecerle esa posibilidad y no puedo decir qué haremos mañana. Pero nos toca a nosotros devolver a McLaren-Honda el nivel que se merece por su historia".

    Pero, ¿cuál es el problema real que impide a Honda mantener un nivel competitivo aceptable en la Fórmula 1? Para Boullier el principal problema es que los japoneses han tenido mucho menos tiempo de adaptación a unos motores extremadamente complejos.

    “Mercedes, Ferrari y Renault comenzaron en 2010 -todos ellos lo hicieron con una estructura existente, ya estaban haciendo motores de F1-. En 2013 Honda decidió volver a la Fórmula 1 y comenzó desde cero. Tuvieron que comprarlo todo y encontrar a la gente correcta. Así que, siendo justos, hay motoristas que han tenido siete años y aún tienen problemas, Honda comenzó cuatro años más tarde que los demás. Estos motores son tan complicados que realmente llevan un proceso y tienes que ir paso a paso. Desafortunadamente no se pueden acortar”.

    Y es precisamente esa complejidad la que ha otorgado una importancia decisiva al rendimiento de los motores, por lo que un déficit de potencia o de recuperación de energía lastra al monoplaza de un modo imposible de compensar con el chasis y la aerodinámica.

    “La unidad propulsora está marcando el rendimiento más que nunca antes. En el pasado, cuando tenías una diferencia de 30, 40 o 50 caballos podías compensarlo con un buen chasis. Pero con estas unidades propulsoras no hablamos sólo de potencia: hablamos de calidad de suministro de esa potencia, de calidad de recuperación de energía, de estrategia de suministro -algo que no sabíamos al principio y descubrimos el año pasado-.Y es ahí dónde Mercedes aún está por delante, porque han descubierto cosas antes que nadie. Y por eso es por lo que existe una diferencia de rendimiento mucho mayor que en el pasado”.

    En lo que se refiere al McLaren MCL32, Boullier afirma estar satisfecho con el trabajo realizado y que el chasis y la aerodinámica han cumplido las expectativas, pero no quiere aventurarse a hacer predicciones sobre el valor real del mismo en relación con el resto de equipos.

    “El año pasado fuí machacado por decir que teníamos el cuarto mejor chasis de la parrilla porque en una carrera lo hicimos bien y en la siguiente estuvimos muy atrás (Suzuka), así que la gente empezó a dudar de lo que dije. Así que no voy a crear expectativas como esas. Lo que puedo decir es que estoy satisfecho con el trabajo que hemos hecho, estoy satisfecho con el equipo que tenemos ahora”.

    Boullier sabe que al menos en lo que se refiere a los pilotos, McLaren puede estar tranquilo, pues cuenta con un experimentado bicampeón que mantiene su compromiso intacto y un joven piloto que ha sido minuciosamente preparado para este momento.

    "Es increíble la manera con la que se ha preparado para esta temporada (Fernando Alonso). Me impresionó. Después de muchos años en la Fórmula 1, se puede esperar que diga: 'De acuerdo. Me tomo la vida de forma más relajada'. Pero no. Se centra siempre. Es un ejemplo y una inspiración para muchos pilotos".

    Stoffel Vandoorne es quizá el piloto de McLaren mejor preparado que haya habido. Por supuesto, se benefició del accidente de Fernando el año pasado (le sustituyó en el Gran Premio de Bahrein), permitiéndole subirse al coche. Creo que es el momento adecuado para que compita en la F1”.

    Fuente: Gazzetta dello Sport | F1.com / Fotos: McLaren F1