¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Binotto y la adaptación de Sainz a Ferrari: «Estos coches son verdaderos monstruos»

    Binotto y la adaptación de Sainz a Ferrari: «Estos coches son verdaderos monstruos»
    Carlos Sainz rueda en Barcelona con el Ferrari SF21 de 1000 CV de potencia.
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Aunque sólo se han completado tres Grandes Premios, la exigencia en la Fórmula 1 es total y hay quien empieza a perder la paciencia con algunos pilotos. No es el caso de Ferrari con Carlos Sainz y su director da buena muestra de ello.

    Ferrari es el equipo que más exigencia deposita en sus miembros, pues además de ser una formación obligada a ganar cada año, representa a todo un país como mito que es.

    Pero en 2021 las cosas son distintas, pues tras un 2020 nefasto y la inminente llegada del nuevo reglamento, todo el mundo ha asumido que la temporada actual supone un periodo de transición para los de Maranello.

    «Encontrar el límite en todas partes lo hace muy difícil»

    Algo que le ha venido muy bien a Carlos Sainz para afrontar con mayor tranquilidad el cambio de equipo y su adaptación a las peculiaridades de la Scuderia Ferrari. Mattia Binotto, director de la misma, ha sido cuestionado acerca del proceso que está viviendo el piloto español, mostrando su total comprensión ante las dificultades que este ha encontrado hasta el momento.

    La clave es la consistencia

    «En primer lugar, hay que decir que los pilotos sólo tuvieron un día y medio de test para acostumbrarse a un coche nuevo y a un nuevo equipo. Eso es muy poco», aclara Mattia Binotto.

    «En segundo lugar, los coches actuales son muy difíciles de pilotar. Como observadores, no percibimos esto desde el exterior. La tarea no es sólo conducir en círculos. Se trata de la última décima o dos décimas. Y dependen de cómo usar mejor la aerodinámica, la unidad motriz y los neumáticos», describe el ingeniero italiano nacido en Suiza.

    «Estos coches son verdaderos monstruos y cada uno tiene sus propias peculiaridades», enfatiza Binotto. «Hay pequeñas pero sutiles diferencias en la afinación del chasis, la dirección asistida y el equilibrio aerodinámico. Esto puede ser muy diferente de un coche a otro. Encontrar el límite en todas partes lo hace muy difícil».

    Algo que el propio Sainz ya ha comentado anteriormente: lo difícil es encontrar la consistencia necesaria para exprimir el monoplaza al máximo. De momento, el español ha alternado momentos brillantes como las carreras de Bahréin e Imola o la clasificación de Portimao con otros menos destacables. ¿Será el Gran Premio de España un punto de inflexión para él?

    Fuente: Auto Motor und Sport / Fotos: Scuderia Ferrari