Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Cosworth y Aston Martin negocian la creación del motor para la F1

Ambas firmas pretenden aprovechar el nuevo reglamento que entrará en vigor en 2021 y Red Bull permanece involucrado en las negociaciones.

La prestigiosa firma de motores considera que los plazos son ya excesivamente justos como para tener el motor listo antes de 2022.

A pesar de que el reglamento de motores definitivo para 2021 -momento en el que expira el Acuerdo de la Concordia- no estará listo como mínimo hasta finales de año, varias son las marcas que trabajan ya en la definición del proyecto de construcción de un propulsor para ese momento.

Cosworth y Aston Martin son los que más claramente se han posicionado a favor de convertirse en suministradores, pero también han dejado claro que no podrán hacerlo por sí mismos al no contar con la financiación necesaria para afrontar un reto de semejante calibre sin ayuda de socios.

Debido a que ambas marcas han trabajado en numerosos proyectos juntos, es natural que estén ya negociando una posible unión para llevar adelante el sueño de entrar en la Fórmula 1, circunstancia que además llegaría de la mano de Red Bull Racing, tal y como confirma Bruce Wood, responsable del tren de potencia de Cosworth. “Nos gustaría trabajar con ellos. Lo hemos hecho durante muchos años, trabajando muy estrechamente con Red Bull y el equipo para el Valkyrie, así que tiene cierta lógica”, admitió el británico en declaraciones a Autosport.

Aston Martin quiere ser algo más que patrocinador de Red Bull y el nuevo reglamento, que permitirá un motor más simple y económico, es el pasaporte perfecto para suministrar propulsores con ayuda de Cosworth. “Aston ha dejado muy claro que quieren hacer algo más que nombrar el motor de otros. Tampoco aspiran a diseñarlo ellos solos, así que estamos embarcados en algunas negociaciones. Aston y Red Bull tienen una relación muy fuerte, así que definitivamente existe la intención de crear algo juntos”.

El Aston Martin Valkyrie lleva un motor Cosworth V12 atomosférico de 6,5 litros y más de 1.000 cv.

Wood también confirma que Cosworth tiene ideas similares, pues tiene la tecnología y los conocimientos adecuados, pero no el músculo económico necesario. “Cosworth es completamente independiente y necesitamos ser rentables, no es como cuando éramos propiedad de Ford para colocar a Jaguar en la Fórmula 1. Todo tiene que ser rentable y, sin duda, es más sencillo si compartes los gastos con alguien más”.

Sería una gran inversión y probablemente no sería realista tenerlo todo listo en 2021

Pero aunque el reglamento entrará en vigor en 2021, Cosworth considera que ya es demasiado tarde para tener un motor competitivo listo para esa fecha, pues el reglamento aún no está aprobado. “Tendríamos que contratar mucho personal adicional y aumentar la infraestructura, eso en sí mismo es un año de trabajo. En realidad 2021 podría convertirse en 2022. Puede que no sea lo que todos querían, pero es mejor que nada. Nuestra opinión es que sería una gran inversión y probablemente no sería realista tenerlo todo listo en 2021”, reconoció Wood.

En ese caso, los grandes constructores presentes actualmente en la categoría volverían a tomar un año de ventaja, pues ya cuentan con la infraestructura necesaria para tener listo el nuevo propulsor en 2021.

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto