¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La cuarentena obligatoria para entrar en Gran Bretaña retrasa el desarrollo de varios equipos

    La cuarentena obligatoria para entrar en Gran Bretaña retrasa el desarrollo de varios equipos
    Personal del equipo HaasHaas F1 Team
    David S. de Castro
    David S. de Castro5 min. lectura

    El equipo Haas ha sido el primero en confesar que el arranque de su motor se producirá más tarde de lo previsto porque sus ingenieros de Ferrari tendrán que esperar dos semanas.

    Las exenciones sólo afectan a los deportistas, es decir, únicamente a los pilotos.

    La Fórmula 1 es un deporte eminentemente británico. Prácticamente todas las escuderías tienen su base en el llamado 'valle del motor', lo que implica que a excepción de Ferrari y AlphaTauri, afincados en Italia (Maranello y Faenza respectivamente), el resto tienen que pasar por las legislaciones del Reino Unido.

    Esta realidad nunca ha sido un problema hasta ahora. No tanto por el Brexit, cuya influencia se verá a medio y largo plazo, sino por las restricciones a los viajes que se han impuesto debido a la pandemia. El transporte de materiales está garantizado de manera normal, pero no así el de personal, lo que supone un serio problema para equipos con ingenieros, técnicos y miembros de todas las nacionalidades.

    La normativa del ejecutivo que preside Boris Johnson tuvo muy presente al deporte a la hora de comunicar su reglamento para contener la entrada (y salida) del coronavirus. Como ley general, todos los que lleguen al territorio británico deben pasar una cuarentena de dos semanas aislados sin contacto con nadie para garantizar que no llevan la infección. Para esta regla hay una excepción: los deportistas. Ellos, en principio, pueden entrar al país con una PCR limpia.

    En la Fórmula 1 esto permite a los pilotos llegar a las bases de sus equipos, aunque vengan de países considerados de alto riesgo, como España, Francia o Italia.

    El problema es que los ingenieros y técnicos de los equipos no entran en esa parte y sí deben cumplir la cuarentena. Esto implica una serie de gastos extra inmediatos para los equipos, amén de un serio retraso en el desarrollo de sus monoplazas. En plena pretemporada 2021, los técnicos de equipos con mayor vinculación externa de Gran Bretaña deben llegar o bien con dos semanas de adelanto (lo que conlleva renunciar a sus vacaciones, con los derivados problemas de sus derechos laborales) o bien retrasar su trabajo ese tiempo.

    Ya hay varios equipos afectados. Haas, por ejemplo, teme que no podrá efectuar el encendido de su motor Ferrari a tiempo para tener garantías de que va a estar listo para la pretemporada en Bahréin. Como ha informado 'Auto und Motor Sport', la Scuderia no está dispuesta a enviar antes del tiempo estipulado a los técnicos de motores a Banbury, donde el equipo estadounidense tiene su base europea, lo que supone que se retrasarán las pruebas en 'casa' antes de viajar a los test.

    Esta situación también afecta a los responsables, caso de Gunther Steiner. «Para viajar a Inglaterra tendría que hacer las dos semanas en cuarentena, porque las excepciones son para los deportistas», señalaba el alemán, que confirmó que Mick Schumacher estará esta misma semana en la sede mientras que Nikita Mazepin irá la siguiente.

    Esta realidad ya ha afectado a otras escuderías. Varios ingenieros y miembros de personal de McLaren, Williams o Mercedes por ejemplo adelantaron su regreso desde sus respectivos países para poder cumplir con los plazos previstos de cara al arranque de la pretemporada, especialmente en lo que a técnica se refiere.

    No obstante, ante la dificultad evidente, muchos responsables han pedido un esfuerzo extra para apostar por el teletrabajo en cuestiones que no necesitan presencia en la sede física, como es labores de comunicación, márketing o administración.

    Fuente: Auto und Motor Sport / Fotos: Haas F1