¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La leyenda de Fernando Alonso cumple diez años

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    El 25 de septiembre de 2005, Fernando Alonso inscribía con letras de oro su nombre en la historia del automovilismo español al conseguir su primer título mundial de F1. El piloto asturiano repetiría su gesta una temporada después, también junto a Renault.

    25 de septiembre de 2005. Mediodía en Brasil, tarde en España. Millones de personas pegadas a la televisión por un joven de 24 años que estaba a punto de hacer historia. El tercer puesto conseguido en Interlagos fue más que suficiente. Fernando Alonso se proclamaba Campeón del Mundo de F1. Todavía restaban dos carreras en Japón y China para el final de la temporada pero el título estaba resuelto. Un joven piloto asturiano, que había conseguido su primera victoria en F1 dos años antes, conseguía cambiar la historia del automovilismo español. Hoy, se cumplen 10 años de ese día.

    Un grito desgarrador retumbó en el cielo de Sao Paulo. Un grito de rabia, pero también de satisfacción. El sueño de un joven asturiano de ganar el Mundial de F1 se había cumplido. Por el camino, interminables carreras, éxitos y momentos de todo tipo en karts, unidos a su título en el Euro Open Movistar en su debut en monoplazas. Una meteórica carrera que le valió estrenarse en 2001 en el equipo Minardi. Una oportunidad tan dulce como envenenada, en la que demostró sus manos a pesar del bajo rendimiento de su monoplaza. Flavio Briatore había descubierto a una estrella.

    La temporada 2003 fue su primer año como piloto titular de Renault y en su segunda carrera con el R23, consiguió su primer podio en la categoría. En esta temporada consiguió tres podios, puntuar en 11 de las 16 carreras del campeonato y su primera victoria, en el Gran Premio de Hungría. En la siguiente temporada y siempre de la mano del fabricante francés, mejoró sus prestaciones y a pesar de no conseguir ninguna victoria, finalizó en la cuarta posición del campeonato. A sus 23 años, Fernando Alonso había quemado todas las etapas necesarias para ser un aspirante habitual a las victorias.

    Para ser campeón, se necesita una comunión de factores y en 2005 todos fueron a favor del piloto español. El Renault R25 era un monoplaza ganador y Fernando Alonso no desaprovechó la oportunidad. Arrancó la temporada con un podio y tres victorias en Malasia, Bahrein y San Marino. Sin embargo, el triunfo en Imola no fue uno más. Fernando Alonso consiguió retener tras su monoplaza a un siete veces campeón como Michael Schumacher, demostrando que el tímido piloto que se escondía bajo el casco con la bandera de España estaba listo para conseguir el mayor éxito del automovilismo español.

    Sin embargo, el rival real fue McLaren y el finlandés Kimi Räikkönen. El piloto suomi consiguió seis victorias a lo largo de esa temporada y por momentos puso en peligro el título de Fernando Alonso. La presión a la que sometió al asturiano fue enorme, pero Räikkönen no pudo hacer nada para frenar el empuje del español. Fernando Alonso cerró 2005 con siete victorias, quince podios, seis poles y 133 puntos en su casillero particular, lo que también permitió a Renault conseguir el título de constructores.

    Desde ese 25 de septiembre de 2005, el campeón Fernando Alonso ha vivido de todo en la F1. Se proclamó bicampeón un año después a pesar de la eliminación del 'Mass Dumper'. Vivió un año aciago en McLaren y pagó su via-crucis volviendo a Renault, con la polémica victoria en Singapur. En 2010 fichó por Ferrari, pero la comunión más esperada no fructificó y tras varios subcampeonatos ahogados por la era Red Bull, Fernando Alonso abandonó Maranello para recalar en McLaren-Honda. Ahora con 34 años, el ansia por conseguir su tercer título en un proyecto de rendimiento deficiente no debe ocultar su leyenda.

    No obstante, Fernando Alonso va a alcanzar los 250 Grandes Premios disputados, ha conseguido 32 victorias, 97 podios, 22 poles y 21 vueltas rápidas. Y desde ese 25 de septiembre de 2005, 'el Nano' ha conseguido algo más importante, figurar como el primer y hasta el momento único piloto español en ganar un Mundial de F1. Millones de personas aún recuerdan ese grito, aún recuerdan el GP de Brasil 2005.

    Fotos: Renault F1 Team