¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    McLaren defiende su apuesta: "Hemos tomado riesgos con un diseño ambicioso"

    Sergi Rosell Montagud
    Sergi Rosell Montagud4 min. lectura

    Éric Boullier ha remarcado que le hubiese gustado tener más actividad en pista esta pretemporada para estar mejor preparados

    El jefe de McLaren, no obstante, no pierde la tranquilidad ante los "pequeños problemas" de fiabilidad que ha presentado el MCL33

    Con la pretemporada dando sus últimos coletazos antes de la primera carrera en Australia, McLarenha experimentado otra nueva dosis de realidad. La fiabilidad del MCL33 ha vuelto a quedar en entredicho después de que Fernando Alonso se quedara tirado en el trazado catalán a consecuencia de un problema en el turbo. Este nuevo imprevisto para los de Woking, cómo no, les ha impedido rodar durante buena parte de la sesión mañanera.

    La falta de rodaje por parte de los ingleses no ha estallado por los aires el discurso que está relatando el equipo inglés durante esta pretemporada, sin embargo, el director de McLaren, Éric Boullier, ha realizado autocrítica dentro del discurso general calmado. "Ayer rodamos sin problemas y hoy estamos en pista. Es cierto que la fiabilidad no nos está permitiendo correr mucho, ni tampoco aprender. De momento, no hay nada que rediseñar. Esperemos solucionar los problemas para Australia", ha manifestado.

    El dirigente ha querido destacar que, a pesar de la pérdida de tiempo, los problemas que están padeciendo son de pequeña envergadura. El mandamás del conjunto naranja también ha dado más explicaciones sobre el porqué de estos negativos contratiempos para su escuadra. El novedoso diseño del coche de la escudería de Woking más la adaptación competitiva al motor Renault, condiciona la puesta a punto.

    "Hemos tenido un problema con el turbo esta mañana, que estaba relacionado con la fuga de aceite que tuvimos el martes, y lo estamos investigando. De momento, son contratiempos menores por no haber trabajado del todo bien. De hecho, con el cambio de motor ya estamos en pista. Queremos ser competitivos y devolver a McLaren donde debe estar, por lo que hemos tomado riesgos con un diseño ambicioso. El monoplaza es distinto de los demás que equipan el motor Renault", ha explicado el francés.

    Boullier ha corroborado las sensaciones de Fernando Alonso, el cual siente que el cómputo global del McLaren es notable. Además, el jefe ha resaltado que a todos los componentes del equipo les hubiese gustado haber tenido más actividad. "Fernando está contento con el equilibrio del monoplaza. Hay que trabajar aún en algunos aspectos para optimizar todas las partes. Alonso le interesa el proyecto y nos apoya, pero le gustaría, como a los ingenieros, poder rodar más para obtener más datos. No estamos dando suficientes vueltas", ha concretado.

    Para McLaren todavía es muy pronto para saber dónde estarán con exactitud. Para ello, Boullier también cree que deben de esperar a Australia, aunque ya ha avanzado que no estarán en la parte delantera. "Intentamos ver dónde estamos pero es difícil saberlo por los neumáticos, las cargas de combustible y los mapas de motor distintos. Creo que arriba estarán Ferrari, Mercedes y Red Bull y nosotros aspiramos estar en la parte media. Creemos que seremos competitivos en Australia aunque no hayamos rodado suficientes kilómetros", ha rematado.

    Fuente: racefans.net / Fotos: McLaren F1