¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP Emilia RomañaFerrari cambia el motor de Sainz en Imola tras lo ocurrido en Australia

    Ferrari cambia el motor de Sainz en Imola tras lo ocurrido en Australia
    Sainz busca olvidar las malas sensaciones de Australia en casa de Ferrari.
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz3 min. lectura

    Ferrari estrenará una segunda unidad de potencia en uno de sus boxes apenas en la cuarta carrera del año: Carlos Sainz hará borrón y cuenta nueva en Imola con un propulsor completamente nuevo para evitar cualquier daño ocasionado en Australia.

    El comienzo de la temporada 2022 no ha sido en absoluto el esperado por Carlos Sainz: a pesar de haber cosechado sendos podios en las dos primeras carreras del año, con dos terceras posiciones a su nombre, el #55 no ha terminado de encontrarse cómodo a bordo del F1-75.

    Esto ha provocado que su compañero de equipo y actual líder del campeonato, Charles Leclerc, le aventaje en 38 puntos en un espacio tan corto de tiempo con la misma maquinaria.

    De mal en peor

    No obstante, el pasado GP de Australia fue la gota que colmó el vaso en la paciencia del piloto español de Ferrari: una bandera roja ocasionada por Fernando Alonso en la Q3 le impidió cerrar su primera vuelta lanzada a segundos de cruzar la línea de meta.

    Pocos minutos después, Sainz volvió a sufrir un revés que afectó sobremanera a su posición de salida en la parrilla del domingo, cuando los italianos fueron incapaces de arrancar su monoplaza durante unos segundos. Este retraso le obligó a intentar marcar un crono sin sus dos vueltas habituales de calentamiento de los neumáticos, lo que derivó en una 9º posición que complicaba las cosas aún más.

    En carrera, cuando parecía que ya nada más podía ocurrir, la mala fortuna volvió a cebarse con su coche: Ferrari tuvo que cambiar su volante por un fallo mecánico, obligándole a arrancar con uno nuevo que olvidaron configurar y que, a la hora de la verdad, provocó que el sistema de anti-calado entrase en funcionamiento, haciéndole perder aún más posiciones.

    Al entrar en el tercer y último sector del Albert Park, Sainz perdió el control de su monoplaza y acabó sobre la grava, terminando así un fin de semana para olvidar. Precisamente su reciente renovación con la formación de Maranello hasta 2024 le hará afrontar este fin de semana con ánimos renovados, aunque el #55 lo hará con un propulsor nuevo tras lo ocurrido en Melbourne.

    «Hemos cambiado el motor de Carlos por precaución a consecuencia del impacto en Australia, ya que no queremos correr ningún riesgo con el formato al sprint del fin de semana», reveló el equipo poco antes de que diesen comienzo los primeros y concluyentes Libres 1 del cuarto Gran Premio del año.

    Con su futuro ligado a la Scuderia hasta el mismo punto en el tiempo que Leclerc, Sainz tratará de demostrar de nuevo un talento que le ha llevado a donde está a día de hoy, un talento que le ha permitido batirle en su año de debut con Ferrari.