¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AzerbaiyánLa telemetría habla: Hamilton no hizo un brake-test a Vettel

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández

    Los comisarios del Gran Premio de Azerbaiyán exoneraron a Hamilton en base a los datos que ofrecía la telemetría.

    El piloto británico no redujo la velocidad de la forma necesaria para propiciar un brake-test.

    La sanción a Vettel, justificada por una maniobra "potencialmente peligrosa"

    La gran polémica del Gran Premio de Azerbaiyán, el incidente entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel durante el segundo Safety Car, siguió siendo motivo de controversia tras la carrera, con acusaciones cruzadas entre ambos pilotos sobre quién tenía la culpa del primer contacto. Vettel consideraba que Hamilton había reducido repentinamente la velocidad, propiciando el toque, mientras que el británico mantenía que no había hecho nada diferente respecto al periodo anterior de Safety Car.

    La FIA manejó la situación penalizando a Vettel con un Stop & Go de 10 segundos, y dejando sin sanción a Hamilton, algo que también trajo cola a posteriori. No obstante, los datos revelados por la FIA esta tarde han confirmado que su decisión estaba bien argumentada, y que Hamilton tenía razón en su explicación. El equipo de comisarios que revisó y analizó la maniobra durante la carrera llegó a la conclusión de que Hamilton no había frenado o reducido la velocidad de forma significativa, y que este comportamiento se había desarrollado de igual forma en la resalida anterior.

    La telemetría que acompaña a la onboard de Hamilton en ese momento muestra que el piloto de Mercedes aplicó parcialmente el acelerador en la curva antes de pisar el freno para reducir la velocidad a unos 50 kilómetros por hora, con el objetivo de relanzar la prueba sin superar al Safety Car antes de pasar la línea ubicada a tal efecto. Un segundo después, se produjo el contacto con Vettel, casi imperceptible desde la perspectiva del Mercedes.

    Por otro lado, los comisarios consideraron que, en la maniobra posterior, Vettel "se puso al lado del coche 44 y entonces giró hacia él", y determinaron que esta maniobra era "potencialmente peligrosa". De ahí la penalización que acabó costando el podio al piloto alemán, además de la pérdida de tres puntos de su Superlicencia, con lo que acumula ya 9 de sanción. Aunque dos de ellos serán borrados en próximas fechas, el piloto alemán está a un incidente peligroso de alcanzar los 12 puntos de sanción, lo que supondría su exclusión por una prueba.