¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Hamilton y Vettel proponen mejorar el neumático de lluvia extrema de Pirelli

    Jose Carlos de Celis
    Jose Carlos de Celis

    Lewis Hamilton y Sebastian Vettel critican los neumáticos de lluvia extrema de Pirelli, que no evacuan la cantidad de agua suficiente y les hace optar por los intermedios. Ambos pilotos creen que el suministrador italiano de neumáticos debe trabajar más en ese sentido y ofrecer un compuesto que dé mayor seguridad en lluvia.

    El accidente de Jules Bianchi ha abierto todo tipo de debates sobre la seguridad en Fórmula 1. Uno de ellos es el de los neumáticos utilizados con la pista mojada: el francés de Marussia llevaba neumáticos intermedios en el momento de su salida de pista. Tanto Lewis Hamilton como Sebastian Vettel critican que el compuesto de lluvia extrema (con la tira de color azul) no expulse suficiente agua y por ello tengan que recurrir al intermedio para ser más rápidos, incluso cuando el asfalto está muy mojado. En Pirelli creen tener un producto suficientemente preparado para cualquier condición de lluvia y no consideran necesario técnicamente ninguna mejora en sus ruedas.

    “El de lluvia extrema no es un gran neumático, no es ningún secreto. Las salpicaduras son inevitables, pero se necesita más trabajo”, declara el piloto de Mercedes. Y es que según Lewis, Pirelli debería trabajar en esas gomas al mismo nivel que a las de los neumáticos de seco: “Es un área que requiere mayor atención. Los compuestos slicks se han mejorado, se trabaja mucho en ellos, pero no se presta tanta atención a los de pista mojada”. El campeón de 2008 reparte responsabilidades en la búsqueda de mayor seguridad en las carreras: “La FIA y Pirelli deben trabajar en ello”.

    Los pilotos consideran que las prestaciones de los neumáticos de lluvia extrema no son suficientemente buenas, y eso lleva a elegir los intermedios para tener una mayor velocidad y más duración en buen estado: “Queremos un neumático que repela el agua. Y eso nos obliga a poner los intermedios, que son mucho más rápidos, aunque las condiciones no sean lo suficientemente seguras”, defiende Hamilton. En la misma línea opinó Sebastian Vettel: “Si una pista está muy mojada, está claro que necesitamos un neumático que se deshaga de una gran cantidad de agua para no sufrir aquaplaning”.

    El mayor defecto, según Vettel, es la poca duración del neumático extremo en buenas condiciones: “El problema que tenemos es que las gomas de lluvia extrema tienen una duración escasa. El intermedio permite ser más rápidos, lo que provoca que cuando se haya reducido una parte del agua en pista, se intenta poner ese compuesto, corriendo un gran número de riesgos”.